Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 TOROS DOMINGO, 8 DE MARZO DE 2015 abc. es toros ABC Un cartel no apto para Sevilla Talavante corta cuatro cuatro orejas y sale a hombros; El Juli y Perera logran un trofeo FERIA DE OLIVENZA PLAZA DE TOROS DE OLIVENZA. Sábado, 7 de marzo de 2015. Segunda de feria. Lleno de no hay billetes Cinco toros de Garcigrande y uno de Domingo Hernández (lidiado en quinto lugar) muy dóciles y justos de presentación y fuerza, salvo el 5 complicado. EL JULI, de verde botella y oro. Estocada trasera (oreja) En el cuarto, estocada muy contraria (petición y saludos) MIGUEL ÁNGEL PERERA, de nazareno y oro. Estocada (palmas) En el quinto, estocada trasera. Aviso (oreja) ALEJANDRO TALAVANTE, de gris perla y oro. Estocada (dos orejas) En el sexto, estocada (dos orejas) Salió a hombros. Alejandro Talavante toreó con gusto y variedad con el capote ANDRÉS AMORÓS OLIVENZA (BADAJOZ) FIT C on la Plaza llena y gran ambiente, los números son triunfales. Los tres diestros cortan trofeos: Alejandro Talavante, cuatro; El Juli y Miguel Ángel Perera, uno cada uno. Los toros de Garcigrande muestran por qué los eligen las figuras: docilísimos, se dejan hacer casi todo... Pero la presentación es pobre; la casta, justa; la emoción, nula. Cumple esta Feria 25 años de sueños de plata (es el título del libro de Mauricio Rodríguez del Rincón) Se unen una preciosa ciudad, con arte manuelino (estamos en la raya de Portugal) y una acertada gestión. La población se multiplica, este fin de semana: un ejemplo claro de lo que apor- ta la Tauromaquia al turismo, en tantas ciudades. Saludo a aficionados de muchas procedencias: también de Sevilla, porque ninguno de estos tres diestros actuarán en la Feria de Abril. ¿Por qué? Explíquelo el que pueda... Vecino de estas tierras es El Juli: aquí, muy querido. El primero sale distraído, sin celo, pero resulta suavísimo, en la muleta. El diestro lo mete en el canasto, con reposo, desde el comienzo pero la res enseguida se apaga. Con este toro, Julián ha estado a gorrazos estocada con salto y el primer trofeo, en medio de un entusiasmo perfectamente descriptible. El cuarto es un Taponcito sale suelto, flojo, cayéndose. Un torero dominador, como El Juli, ¿qué tiene aquí que dominar? El toro es un borrego absoluto. El diestro pone las ganas de embestir que la res no tiene. A toro parado, la espada queda contraria. Perera defiende aquí su supremacía, dentro de los diestros extremeños. En Albacete acaba de dar una demostración de rotundidad apabullante. El segundo no tiene nada de Torbellino (su nombre) renquea, justo de fuerza y casta. Los muletazos largos y mandones se acaban cuando el toro pierde fuelle. Ni el arrimón impide que la gente se impaciente. El quinto, de Domingo Hernández, con 50 kilos más, se llama Lijador y es el único áspero. Sin una duda, Perera aguanta impávido, liga, manda (aquí sí que hay que mandar) Es el momento más meritorio (no el más lucido) de la tarde. Prolonga demasiado la faena, como suele. Mata con decisión: aviso y oreja. De México acaba de llegar Talavan- te. En el tercero, Orgulloso ¿de qué? pregunta uno) muestra variedad en el capote. Durante toda la faena, el toro, docilísimo, está a punto de cantar la gallina de la mansedumbre rajada pero se deja Alejandro alterna fantasías mexicanas con buenas series de naturales. (Comenta una vecina: El toro está pasado de faena Y otro apostilla: Desde el comienzo Mata bien: dos orejas. Otras dos logra en el último, que va y viene, repite incansable, le deja dar todos los muletazos de rodillas y de pie que quiere. (Ha habido dos grandes pares de Trujillo) Faena larga y desigual, otra buena estocada. Concluye en triunfo este cartel, no apto para Sevilla. ¿No disfrutaría el público del coso maestrante con el poderío del Juli, la impavidez de Perera y la personalidad de Talavante? ¡Seguro que sí! Claro que, allí, el nivel de las reses y de la exigencia del aficionado es muy distinto. Pero, con todos los respetos para Olivenza, la gloria que se gana en el coso del Baratillo es otra cosa: conduce directamente al cielo de la historia y también aumenta el caché de un diestro. A pesar de eso, ¿no les ha valido la pena, a estos tres toreros? Ellos sabrán lo que se hacen... También lo saben cuando eligen estos toros. Aunque se corten tantas orejas, presenciamos un espectáculo light de escasísima emoción. ¿Qué vamos a recordar mañana? Muy poca cosa. Nos acercamos a México en la empresa y en algo del repertorio: ¿también en la falta de casta de los toros? Mal camino es ése, por muy agradable que resulte la Feria de Olivenza. Rivera Ordóñez reaparece hoy Francisco Rivera Ordóñez, Paquirri en los carteles, vuelve a los ruedos esta tarde en la Feria de Olivenza. Lo hará acompañado por Enrique Ponce y Morante de la Puebla, en una tierra extremeña que ha recibido este fin de semana más de ochenta mil visitantes. Paquirri, que se retiró en 2012, celebra este año su vigésimo aniversario de alternativa. Para su regreso ha elegido toros de la ganadería de Victoriano del Río.