Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 INTERNACIONAL DOMINGO, 8 DE MARZO DE 2015 abc. es internacional ABC Cuéntanos de Venezuela Aura Martínez ZARAGOZA Estamos en un país donde los abuelos se quedan sin nietos Cientos de lectores han utilizado el portal de ABC. es para hablar con total libertad sobre su vida en Venezuela ISABEL MIRANDA MADRID Venezuela se ha convertido en el país del gracias a Dios no nos mataron Cuando Aura viajó con su hija la última vez a Venezuela, la joven le preguntó que porqué no vivían allí, con tantas cosas bellas que había y con toda la familia y amigos que les querían tanto El desengaño llegó el último día, explica Aura, cuando una banda armada les quitó todo. Venezuela se ha convertido en el pais del gracias a Dios que no nos mataron, que no nos llevaron presos, etc Isabel se está despidiendo del país que conoció: la Venezuela en la que uno podía quedarse hablando en la puerta de casa con los vecinos, estar hasta tarde festejando e incluso la Venezuela de cocinar arepas. Porque no consiguen harina ni leche como tampoco un futuro, justicia o verdad, dice. Este es un país de despedidas en el que los padres prefieren a sus hijos lejos y en el que los abuelos se quedan sin nietos escribió en ABC. es. Este es solo uno de los más de 400 testimonios recogidos en la iniciativa Cuéntanos de Venezuela puesta en marcha por este medio hace dos se- manas y en la que se animaba a los venezolanos a dar a conocer al mundo todos los problemas de su país. Para ello, se abrió un portal web en el que pudieran escribir. El objetivo era contribuir mediante la información al progreso y conocimiento de Venezuela. Los lectores han respondido contando con total libertad y en primera persona cómo se vive en el país latinoamericano, lo bueno y lo malo, lo que ven y lo que sienten, lo que añoran y lo que odian. La buena acogida de esta iniciativa avala que sus cuidadanos quieren contar su historia: han escrito desde Caracas, Guarenas, Valencia, Maracaibo o Ciudad Guayana, pero también desde Miami (EE. UU. Amantea (Ita- lia) Medellín (Colombia) así como de muchos puntos de la geografía española: Madrid, Barcelona, Zaragoza, Guipúzcoa, Santiago de Compostela... Han escrito mujeres y hombres de todas las edades, han relatado historias, recuerdos y paisajes, pero también injusticias y grandes frustaciones. Los testimonios ofrecidos no dejan lugar a dudas: Venezuela añora otra Venezuela. Una en la que no haya miedo, ni odio, ni escasez y se respeten los derechos fundamentales: muchos de los participantes contactados posteriormente han preferido no mandar su foto, no revelar sus apellidos, no dar demasiados detalles. Aquí te vas un mes a la cárcel simplemente por quejarte de las colas explican. Por eso, las muestras de gratitud hacia este periódico por poner a su disposición esta ventana han sido inmensas. Ahora solo queda que ellos hablen. Esta es una pequeña selección de sus testimonios, aunque el resto sigue disponible en ABC. es. Isabel CARACAS Mis padres vivieron en un país donde todo era esperanza, pero ya no queda nada Mis padres vivieron en un país donde todo era esperanza, pero de las oportunidades que tuvimos ya no queda nada dice Isabel cargada de emoción tras ser contactada. Este es un país de despedidas en el que los padres prefieren a sus hijos lejos y en el que los abuelos se quedan sin nietos. Nos robaron impunemente el país Según cuenta, en 16 años ha cambiado tanto Venezuela que ahora le resulta un lugar extraño. Alindys DESDE UN PUEBLO VENEZOLANO Mi marido, enfermo del corazón, tardó un año en conseguir su medicina Es insostenible vivir aquí dice Alindys. Esta madre de una niña con autismo y epilepsia está desesperada. Recientemente regularon dos psicotrópicos que su hija necesita y desde entonces su vida se ha vuelto un círculo vicioso: se quedan sin la medicina, su hija convulsiona, a los dos días consiguen los medicamentos. Mi marido, enfermo del corazón, tardó un año en conseguir su medicina, un kilo de carne de segunda cuesta 500 bolívares más de 70 euros Me siento impotente y frustrada como madre y como ciudadana relata. Miembros de la Policía Nacional en un enfrentamiento con manifestantes antigubernamentales en Caracas AFP