Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ESPAÑA DOMINGO, 8 DE MARZO DE 2015 abc. es españa ABC de Rabat, con quien la colaboración es difícilmente mejorable tienen conocimiento rápido y preciso de los movimientos en la barriada. Las operaciones policiales a uno y otro lado de la frontera lo confirman. Pero queda mucho trabajo, porque el peligro de ataque y radicalización es permanente. En realidad, alrededor de las mezquitas lo que hay es ojeadores, gente que detecta a personas vulnerables o proclives a dar el paso y que luego dan sus datos a los captadores para que se acerquen a ellos dicen las fuentes consultadas. Las cifras de esta diáspora enloquecida nunca son definitivas. Los combatientes en Siria e Irak procedentes de Ceuta serían una veintena, pero hay bastantes más que lo han intentado. Los muertos ascenderían, al menos, a 17. Cuando alguno perde la vida la información llega a la familia. El resto se entera porque sus vecinos se acercan a la casa a presentar sus condolencias A la una de la tarde a las puertas de la mezquita Colmenar dos personas de edad avanzada, con autendo que habla de su fé, esperan la hora del rezo cerca del templo. La idea es recoger imágenes de los fieles en un momento de oración. No hay posibilidad. Los cristianos no pueden entrar en una mezquita vociferan. Su agresividad es suficiente para desistir. La Guardia Civil custodia a Samira Yerou a su llegada al aeropuerto de El Prat ISIDRO J. GAVILÁN Detenida en Turquía una yihadista de Barcelona con su hijo de tres años Se le atribuye un papel importante en la captación de mujeres en España P. MUÑOZ CEUTA MADRID Presencia policial Dos de la tarde. La persona de contacto considera que ya es suficiente. Hay que minimizar riesgos y ha sido una mañana intensa con demasiada exposición de gente ajena a un ecosistema tan delicado. Aquí la prudencia es la mejor consejera dice. Lo visto es la imagen más real de la barriada; dura a veces, pero alejada de lo que se ve en algunos programas añade. ¿Existe el Estado en el Príncipe? La respuesta hasta no hace mucho sería que no. A día de hoy, sin embargo, la realidad es otra. Por primera vez no lo dice la Policía, sino los vecinos hay presencia de agentes; algo tan normal como el que un policía se relacione con los colectivos sociales se ha conseguido allí. Se incautan armas blancas y de fuego, se interviene droga... Solo en febrero se ha identificado a casi 300 personas. Lo nunca visto. Por supuesto, la situación se aleja mucho de ser normal. Basta un ejemplo: un patrullaje nocturno obliga equipos formados por media docena de personas. Anochecida. El otro Príncipe, el de los narcotraficantes de medio pelo, el de los jóvenes candidatos a muyahidines, en el que salen a relucir armas y es mejor no pisar por forasteros, vuelve a dominar las calles otra larga noche. Nadie tiene prisa. Mañana tampoco se madruga. El fenómeno más preocupante en lo que al yihadismo se refiere es la irrupción, cada vez con más fuerza, de las mujeres. Ayer volvió a demostrarse con la noticia de la detención en Turquía de una marroquí vecina de Rubí (Barcelona) que iba a viajar a Siria para unirse a la yihad. Y lo iba a hacer, además, con su hijo de tres años. Samira Yerou abandonó su casa en diciembre, llevándose a su hijo, de nacionalidad española. El padre, residente en nuestro país, fue quien denunció la desaparición del menor, que se encuentra en perfecto estado y que está ya con su progenitor. La radicalización de mujeres, cada vez más jóvenes y que en ocasiones viajan con sus hijos a zonas de conflicto basta recordar el caso de la mujer del sanguinario Kokito de Castillejos, que viajó con el pequeño de ambos a Siria para reunirse con su marido es un fenómeno con sus propias características. Las enseñan en las redes sociales fotografías de jóvenes combatientes muy guapos en no pocos casos ni siquiera reales y alguien que se hace pasar por ellos les promete matrimonio, dieciéndoles además que las esperan en Siria... Cuando viajan allí se dan cuenta del engaño, pero es muy difícil la marcha atrás relata una vecina de El Príncipe. Es significativo el caso de una de las chicas que hicieron el viaje y que tuvo suerte al poder retornar. Cuando lo hizo, contó a su familia que se dio cuenta de que aquello era una locura porque lo primero que hicieron con ella fue llevarla a una plaza pública para que viera cómo se ejecutaba a varias personas... En Ceuta el Príncipe no tiene la exclusiva en este tipo de acontecimientos. Poco después de Semana Santa, de la cercana barriada de Los Rosales salió rumbo a Siria una chica de 19 años junto con su hijo de uno para unirse a su compañero, que ya combatía en las filas del Estado Islámico y con el que se comunicaba por whatsapp. Esta modalidad de yihad en familia es especialmente delicada porque sus miembros se aportan el apoyo psicológico necesario en los momentos de duda y la vuelta atrás es mucho más difícil. El caso de esta chica es aún más llamativo porque uno de sus hermanos, de nombre Abdelmalik, también ha viajado a hacer la yihad y ahora hay dudas de si ha muerto o no en los combates. Permeabilidad Para las fuentes consultadas lo que ocurre en estas dos barriadas ceutíes y lo que podría estar sucediendo en otra, llamada el Recinto, en la que se observan algunos indicios de radicalización tiene mucho que ver con la presencia cercana de Tetuán y, sobre todo, Castillejos, cuna de yihadistas. La permeabilidad entre el Príncipe y esta localidad próxima a la frontera es total y hay conexiones familiares entre ellas. Muchos de los reclutadores vienen de allí; de hecho, uno de los perfiles más utilizados por captadores está localizado en esa población señalan las fuentes. El resto del trabajo lo hacen las redes sociales. Papel relevante La mujer fue interceptada en Turquía cuando pretendía llegar a Siria para unirse al Estado Islámico. La investigación, de la Unidad Central Especial número 2 de la Guardia Civil, sugiere que la detenida podría haber estado realizando un importante papel de captación y radicalización a favor de la organización terrorista, siendo especialmente importante el rol que desempeñaba a favor del envío de simpatizantes femeninas residentes en Europa y Marruecos. Irrupción femenina La incorporación de la mujer a la yihad, con o sin su familia, es un fenómeno cada día más preocupante Foco de radicalismo Castillejos, a 10 minutos del Príncipe y al otro lado de la frontera, tiene un papel central en el reclutamiento Videoanálisis sobre la gran mentira de la yihad