Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ESPAÑA DOMINGO, 8 DE MARZO DE 2015 abc. es españa ABC ABC, en la barriada más radicalizada de Ceuta El Príncipe descubre la gran Combatientes en Siria salidos de la barriada ceutí piden ayuda para volver y alertan a sus familias y amigos de que todo es un engaño PABLO MUÑOZ CEUTA E n pocos lugares la gran mentira de la yihad golpea con tanta crudeza como en la barriada ceutí del Príncipe, lugar desde el que un buen número de hombres y mujeres, alguna de ellas acompañada de un hijo, han partido para combatir en Siria e Irak en nombre de una religión que no los ampara, destrozando familias y sin más futuro que el de una muerte casi segura en combate o en martirio para ellos, o el de la esclavitud sexual en el caso de ellas... Basta con pisar el terreno para comprobar que el gigantesco embuste de la guerra santa comienza a descubrirse, aunque sea a pasitos pequeños. Según testimonios recogidos por ABC, desde hace algún tiempo se empiezan a recibir algunos mensajes de combatientes arrepentidos que alertan de la espantosa realidad que viven a diario y piden a sus amigos y familiares no solo ayuda para regresar, sino también que no se dejen engañar por los captadores de muyahidines. No hay paraíso; solo guerra, devastación y muerte. También la mayor parte de las familias afectadas sirven como el mejor antídoto para la aventura. A los vecinos que se les acercan después de la decisión irreversible les cuentan su desesperación: ¿Por qué lo han hecho? ¿Qué les faltaba aquí? se preguntan con esa angustia que solo pueden sentir unos padres. No tienen fururo, desarrollan odio hacia un sistema que solo les ofrece marginalidad responden desde la barriada, aunque no conviene perder de vista que también profesionales como taxistas o albañiles han dado el paso. Imagen preconcebida La mala literatura, como la ignorancia, carcomen la imagen de esta zona, donde miles de almas alimentan la frustración en la misma medida que abonan los sentimientos de rechazo hacia los desconocidos, especialmente si se trata de medios de comunicación. En la barriada, claro que sí, hay islamistas radicales, narcotraficantes, inmigrantes ilegales que viven del delito, demasiadas armas en circulación... Pero también muchas personas humildes, acogedoras, que trabajan muy duro para intentar sacar a sus familias de una realidad a veces atroz y siempre muy compleja. El Príncipe buena parte de su juven- Una de las estrechas calles del Zoco del Príncipe, donde se reúnen los elementos más radicales