Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 8 DE MARZO DE 2015 abc. es andalucia ANDALUCÍA 47 22 M Elecciones andaluzas Dos meses Desde la primera votación la Cámara tiene dos meses para encontrar una mayoría simple que apoye la investidura Año de récord De repetirse las andaluzas, el año concentraría cinco citas en las urnas dría que convocarse otro proceso electoral. Se da la circunstancia de que la fecha de constitución del futuro Parlamento andaluz es el 16 de abril, fecha muy próxima al inicio de la segunda cita en la urnas del año para elegir alcaldes y parlamentos en las comunidades autónomas no históricas fijada para el 24 de mayo. Cualquier concesión política de los partidos a adversarios podría tener efecto en esas elecciones municipales, algo que puede ser definitivo para que se niegue una alianza a la fuerza más votada. Eso significaría que los andaluces tendrían que volver a votar en torno al domingo 28 de junio en una especie de segunda vuelta de las autonómicas. De darse esta situación, que sería histórica en la historia política de la comunidad, la segunda vuelta de las andaluzas se colarían de forma imprevista en el forzado calendario electoral de 2015, que ya tiene reservada fecha para las elecciones en Cataluña de septiembre y para las Generales, previsiblemente en otoño, aunque podrían convocarse junto a las catalanas e incluso diferirse hasta principios de 2016. Todas estas elecciones llevan aparejadas el mismo proceso legal de campaña salvo que los letrados del Parlamento andaluz interpreten, con el Estatuto en la mano, que no es necesario repetir todo el proceso en la hipotética segunda vuelta. Pero sin duda tendría consecuencias económicas y las propias de la paralización administrativa. ANDALUCÍA INSOSTENIBLE FERNANDO DEL VALLE MARCA ANDALUCÍA H mayorías absolutas damente Susana Díaz. Otra posibilidad, como el acuerdo PP y Podemos es impensable. Con esos resultados, tras el 23- M se puede dar una hipótesis nada descabellada: que los andaluces seamos llamados a las urnas de nuevo en junio por la imposibilidad de forma r gobierno. Otra vez a votar en el año con más concentración de citas en las urnas. La reforma del Estatuto de Autonomía que se aprobó en el año 2007 recoge en su artículo 118 que será presidente de la Junta de Andalucía el candidato que en primera votación obtenga mayoría absoluta. Si no la alcanzara habrá que repetir la votación dos días después y la confianza se entenderá otorgada para el nuevo presidente cuando obtenga esa mayoría simple en las sucesivas votaciones que se produzcan. Si transcurridos dos meses desde la primera votación no hay ningún candidato que haya obtenido mayoría simple- -más votos a favor que en contra- -el Parlamento quedará automáticamente disuelto y el presidente de la Junta en funciones convocará nuevas elecciones. Una situación posible si los escaños de la Cámara andaluza están repartidos entre las fuerzas políticas de tal forma que cada RAÚL DOBLADO grupo vota a su candidato, sin pactos ni acuerdos postelectorales. Si tomamos como referencia los resultados de la última encuesta del CIS difundida esta semana, el PSOE necesitaría que al menos 11 diputados no socialistas se abstengan para permitir la elección de Susana Díaz como presidenta. En el caso de que todas las fuerzas políticas decidan votar en contra de la investidura, ten- Árbitros de baloncesto en el debate de RTVA Los profesionales de Canal Sur ultiman los detalles del debate que protagonizarán mañana lunes Susana Díaz, Juanma Moreno, y Antonio Maíllo, que tendrán repartidas al minuto sus intervenciones. El debate, que durará 97 minutos y que estará moderado por Mabel Mata, se repartirá en bloques temáticos: empleo, economía, financiación autonómica y administración pública; confian- za en la vida pública, transparencia y participación ciudadana, y servicios públicos esenciales en tiempos de crisis. Según la Radio Televisión de Andalucía, el debate se emitirá en directo a las 21.30 horas. En el plató que se está montando, los candidatos estarán de pie, con atriles y con cronómetros gestionados por árbitros de baloncesto y cuenta atrás para que puedan gestionar sus tiempos con arreglo al formato del debate. La posición de los atriles será, según la visión del espectador y de izquierda a derecha, Moreno, Maíllo y Díaz. ACE sólo tres años, cuando daba la impresión de que se tambaleaba el Régimen, cualquier gesto de la juez Alaya se escrutaba con mirada aviesa. Las encuestas, prácticamente todas, mostraban el camino hacia una segura mayoría absoluta de Arenas. Entonces, toda actuación de la juez en torno al fraude de los ERE se relacionaba con la cercanía de aquellas elecciones en las que parecía que, esta vez sí, los andaluces iban a castigar décadas de indolencia y permisividad con la corrupción. Ya saben lo que pasó. Hoy pese a todo, sigue operando contumaz una pequeña compañía de conspiranoicos. Tienen un problema en su percepción de la realidad: resulta difícil ligar golpes policiales y o resoluciones judiciales contra la corrupción con citas electorales. Básicamente porque las primeras superan con creces a las segundas. Y, claro, no te sale el cronograma. El resto ya no repara siquiera en mirar el calendario. Total para qué. Las magnitudes de los mangazos crecen exponencialmente a medida que se conocen. A los ERE ya les van superando los cursos de formación. En cifras objetivas y en expansión territorial. Robar vertebra tanto. Por supuesto, casi que también en calidad. Al chófer de la coca le ha salido un buen competidor con los cursos que se daban en aquel puticlub abandonado de Huelva. No ha salido nadie a asar una vaca con dinero pero hubo inspectores que se llevaron sus buenos salchichones. Manteca siempre. ¿Y? Como dice el maestro Burgos, aquí no nada. Así que para qué va uno a pensar que las actuaciones contra la corrupción pueden perseguir un cambio de gobierno, cuando sabe a ciencia cierta que mueven menos al electorado que un mitin del PA. Dice no obstante el líder del PSOE de Jaén, Francisco Reyes- -estirpe zarrías- -que es malo que se filtren cosas como el número de detenidos por el caso de los cursos. Eso afecta a la marca España llegó a decir. Andalucía, caballero, sí que está marcada. Puede que para siempre. Y a lo que se ve, sin capacidad de revolverse.