Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 PRIMER PLANO DOMINGO, 8 DE MARZO DE 2015 abc. es ABC EL AÑO MÁS ELECTORAL DE LA DEMOCRACIA Andalucía testará el aguante de PP y PSOE frente a Podemos y Ciudadanos La gran incógnita, casi sistemática, es si la fatiga de materiales de PP y PSOE dejará o no desvencijado el sistema en manos de los grupos de Iglesias y Rivera MAYTE ALCARAZ SEVILLA R ajoy aterrizó el viernes tarde en Andalucía. Vestido con el traje de visitar las inundaciones del Ebro y aliviado tras el golpe de autoridad en Madrid, llegó al polideportivo RuizMateos de Jerez para, ante dos mil simpatizantes, ayudar a que su candidato, Juanma Moreno Bonilla, gobierne, contra pronóstico, la Junta de Andalucía. Nunca se ha conseguido; ni el PP más triunfador de 2011 logró arrebatar a la izquierda tamaño bocado político, ni siquiera cuartear un régimen añoso que tiene a las agrociudades y al medio rural cautivo de una memoria familiar que odia a la derecha. Pero él sabe que ha venido a mucho más; viaja y viajará más veces a Andalucía para apoyar al primer ariete del PP, la avanzadilla del sur que intentará torcerle el brazo al año 2015, fúnebre en expectativas y convertido en una yincana electoral (andaluzas, municipales, catalanas y generales) que medirá la resistencia de los dos partidos que han garantizado la estabilidad a España durante más de treinta años. O visto de otra manera: se testará el empuje de otras dos formaciones, Podemos y Ciudadanos, que dicen haberle tomado el débil pulso a nuestro sistema de partidos y presumen de tener la cataplasma para curarlo. Al presidente del Gobierno le quedan 19 días para cumplir 60 años. Cuando el 27 de marzo cambie de decenio sabrá ya, gracias al veredicto de 6,5 millones de andaluces llamados a las urnas cinco días antes, una cosa que hoy tan solo sospecha: que España parece destinada a ser banco con cuatro patas, dos viejas y dos nuevas. Que la crisis y la corrupción han actuado como una escoba para barrer el bipartidismo de nuestro país, homologándolo así con su vecina Francia o su hermana del sur, Italia. Quién sabe si también con la arruinada Grecia, convertida en la gaseosa del experimento populista de Syriza, pariente del Podemos español. Aunque por ahora las que gritan son las encuestas, todavía no los votos. La losa del paro Los populares saben bien de economía y corrupción. El deterioro de la primera llevó a Rajoy en volandas al Gobierno en diciembre de 2011: cuatro años después, la hoja de servicios de España, con reformas impensables hace tan solo un lustro, es paradigma para potencias como Francia o Italia. Aunque con la losa de un paro inasumible, el Gobierno ha podido respirar e intenta ponerlo en valor, sin demasiado éxito por el ruido de los sumarios judiciales que le recuerdan cíclicamente el pillaje de algunos de los suyos. Aquí los partidos que hasta hoy aglutinan en el Congreso la voluntad del 75 de los españoles van de la mano al desolladero. Gürtel, que va a sentar a dos decenas de cargos del partido en el banquillo, y Bárcenas, para populares; y ERE y cursos de formación, para socialistas. Y en el colmo del desatino, hasta comparten zonas oscuras comunes como los casos Bankia y Púnica. Una tormenta perfecta para el divorcio exprés entre representantes y representados. La gran incógnita, casi sistémica, es si la fatiga de materiales de PP y PSOE dejará o no desvencijado el sistema en manos de los grupos de Pablo Iglesias y Albert Rivera. El último CIS de hace tan solo un mes susurró al oído de Rajoy que, aunque su partido siga disfrutando del maillot amari- llo, ha perdido 17 puntos respecto al resultado de cuatro años antes. Y peor es lo que constató del otro esforzado de la ruta, el PSOE, al que Podemos no solo alcanza sino que supera en más de un punto, situándose en la segunda altura del podio. Andalucía será la primera en hablar. Las encuestas, incluida la del CIS de este jueves, bosquejan un escenario endiablado para la gobernabilidad en la Comunidad más poblada de España. En todos los sondeos, el PSOE se queda a kilómetros de la mayoría absoluta en el Parlamento autónomo, que se logra con 55 diputados. La si- Andalucía Las elecciones al Parlamento de Andalucía que elegirán la X Legislatura se celebrarán el 22 de marzo. Aunque el mandato no finalizaba hasta 2016, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, decidió adelantarlas. Están llamados a las urnas 6,5 millones de andaluces. Autonómicas y municipales El 24 de mayo está previsto la celebración de elecciones autonómicas y municipales, que afectarán a 13 comunidades autónomas todas menos las cuatro históricas cerca de 8.000 municipios y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.