Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 28 DE FEBRERO DE 2015 abc. es estilo GENTESTILO 119 Bárbara Goenaga y Borja Sémper, el amor que une al PP con el cine español El líder de los populares en Guipúzcoa y la actriz donostiara salen desde hace cuatro meses ITZIAR REYERO BILBAO tor vasco, Juan Luis Goenaga, y también tiene un hijo, Arán, de 4 años. El padre del niño es el actor catalán Óscar Jaenada, con quien mantuvo una relación sentimental hace unos años. Además de sus papeles en series de éxito, Bárbara Goenaga protagonizó la película de Nacho Vigalondo Cronocrímenes y ha sido cara reconocible en la gran pantalla vasca por su participación en Goenkale Ella Tiene un hijo de 4 años fruto de su relación con el actor Óscar Jaenada. Es defensora del uso del euskera Él Estuvo casado con la hija de un importante empresario vasco. Se divorciaron hace dos años Que el ministro Wert no separe lo que sí ha podido el amor: unir el mundo del cine español con el PP. Borja Sémper, líder del partido en Guipúzcoa, ha echado sus redes de reconocido seductor sobre la actriz donostiarra Bárbara Goenaga Cuéntame Amar es para siempre confirmando que política y cine no tienen por qué ser extraños compañeros de cama. Y aunque ambos tienen perfiles muy expuestos al ojo público, han logrado hasta ahora mantener oculta su relación, que según fuentes cercanas a la pareja se inició hace cuatro meses en San Sebastián, ciudad donde residen. Todavía por separado. De hecho, se han dejado ver juntos en rarísimas ocasiones, siempre en su círculo de amigos comunes más íntimo, aunque la relación sentimental ya está muy consolidada. El salto de su noviazgo a la hoguera pública, aunque era esperado, les incomoda, según apuntan en el entorno de la pareja vasca de moda. Los dos son muy discretos y nunca han dado motivos para que nadie hable de sus vidas personales. Ella pertenece a un mundo ajeno a la política y él está fuera de los círculos profesionales de Bárbara asegura un amigo común de la pareja, que lleva una vida alejada de la farándula Ambos tienen un crío pequeño, cada uno fruto de anteriores relaciones. Él, irunés de 39 años, es uno de los políticos del PP con más proyección mediática, circunstancia que no duda en explotar defendiendo para sí un perfil desenfadado activo en las redes sociales y alejado de la casta Una naturalidad que lejos de lo que pueda pensarse no está forzada por el clima político adverso. A Sémper la simpatía le viene de cuna, ya que forma parte de una saga familiar de músicos muy conocidos en Irún por animar en los festejos. Tiene un hijo de 8 años, Pablo, fruto de su matrimonio con María Azcárate, varios años mayor que él e hija de un importante empresario de cursos de formación en la élite donostiarra. Se divorciaron hace dos años. Buen amigo de las cámaras y de verbo fácil fue declarado en diciembre el mejor orador del Parlamento vasco, según los periodistas vascos Sémper se dice amante de la arquitectura, el cine y el arte. Aficiones que ahora comparte con su nueva novia. Ella, donostiarra de 31 años, es hija de un conocido pin- la serie más longeva de la televisión en España, que justo ahora anuncia su final después de tres décadas rodando. La joven actriz acaba de participar en una campaña pública vasca a favor del uso del euskera, idioma que domina y en el que está adiestrando al político popular, que se escribe con ella en esta lengua en las redes sociales. Son varios los mensajes encriptados que se han dejado el uno al otro en sus cuentas de Twitter e Instagram en los últimos meses... Tienes que pasarte, señor Sémper le invitó ella a la exposición de la obra de su padre en una galería de arte en Madrid. Pero lo cierto es que hasta ahora Sémper y Goenaga han evitado asistir juntos a saraos. El pasado diciembre estuvieron en la fiesta del festival de videojuegos Fun Serious, en Bilbao. Acudieron y se fueron por separado, aunque charlaron juntos, como si nada, con el resto de invitados. Un aire desenfadado Sémper, muy elocuente cuando se trata de hablar de política, se muestra parco al atajar sus asuntos personales. Me dedico a la política. Creo que se puede hacer de una manera desenfadada, pero mi vida sentimental no entra en ese concepto. Mis relaciones de pareja no interesan a nadie asegura en conversación con este diario. Una cosa es salir en Vanity Fair hablando de política, pero no de mi vida privada resuelve al preguntarle por la próxima aparición posando en la portada de esa revista. El destape de la relación sentimental de Sémper con la guapa actriz donostiarra coincide con la publicación de su primer poemario de amor, en el que, según asegura el político, no habla de nadie en concreto, tampoco de Bárbara. Exploto mi vena creativa, nada más. No identifico ninguna relación, ni presente ni pasada, no hablo de mis cuestiones de pareja señala, político. Su noviazgo, bromean en el partido, puede servir para ayudar a engrasar la muy tensa relación que mantiene el PP con el sector cinematográfico. El líder guipuzcoano al menos defiende públicamente la bajada del IVA cultural. Muy de acuerdo le contestó Sémper a una reivindicación que la actriz publicó en su Twitter hace un mes. Lo que parece más difícil es que él la conquiste a ella tirando de su ideario político se define como liberal y defiende lo español en una tierra guipuzcoana hostil Si antes me aburría la política, ahora no te cuento dijo en una entrevista con Mujer Hoy hace justo dos años. Pero al menos la bella Goenaga sí ha conseguido un efecto positivo sobre Sémper, apaciguando sus ánimos en la intensa batalla que mantiene con la presidenta regional, Arantza Quiroga. Pero esos ya son otros líos internos... Antiguas parejas Sobre estas líneas, Bárbara Goenaga con Óscar Jaenada. Arriba, Borja Sémper junto a María Azcárate, su exmujer, con la que tiene un niño de 8 años FOTOS: GTRES ABC