Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 28 DE FEBRERO DE 2015 abc. es sociedad SOCIEDAD 91 Un tres en uno contra el infarto España lanza la polipíldora, un fármaco con sello español para reducir el riesgo cardiovascular N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID a reclutar pacientes el próximo mes de octubre. Medicamento esencial Tomar una sola pastilla diaria en lugar de tres no es solo una cuestión de comodidad, también es más económico. Solo el 40 por ciento de las personas que han sufrido un infarto siguen tomando la medicación que necesitan un año después de haberlo sufrido. Al dejar el tratamiento se sitúan en primera línea para padecer un nuevo ataque al corazón. En países como el nuestro, donde se financian los fármacos, la culpa del abandono está en los olvidos, pero en otros el coste de las medicinas también lleva a los enfermos a abandonar. La posibilidad de sufrir un nuevo ataque a los cinco años del primer infarto es del 30 y, según Fuster, si se utilizara la polipíldora podrían evitarse dos tercios de esas recaídas. Varios ensayos clínicos han demostrado que el porcentaje de pacientes que toma un sola pastilla no abandona el tratamiento. Pero para cuantificar esa disminución de problemas cardiovasculares y sus consecuencias en la mortalidad, aún quedan nuevos estudios. La Unión Europea ha concedido seis millones de euros para hacer un nuevo estudio que comenzará Este nuevo estudio ofrecerá nuevos datos, aunque los beneficios del fármaco ya se han demostrado, lo que ha llevado a solicitar a la Organización Mundial de la Salud la inclusión de la polipíldora en el listado de medicamentos esenciales. La polipíldora española es la primera en Europa, pero no la única. Otras compañías están desarrollando una aproximación parecida que en lugar de tres fármacos suman uno más: un diurético. Este nuevo cóctel podría ser también útil en personas sin enfermedad previa. Hace 15 años el cardiólogo Valentín Fuster pensó que si millones de personas en todo el mundo tomaban a diario fármacos para combatir la hipertensión, el colesterol y la obstrucción de las arterias, sería una buena idea combinar todos estos tratamientos en una sola pastilla. Esa idea, en apariencia simple, ha necesitado años de desarrollo para materializarla. Ayer el viejo proyecto de Fuster se convirtió en una realidad y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) que dirige, presentó la primera polipíldora aprobada en Europa para prevenir el infarto. Se trata de un fármaco, tres en uno que reúne en una única pastilla los tres medicamentos esenciales para proteger un corazón infartado: aspirina, estatina para el colesterol y un antihipertensivo para controlar la tensión arterial. Desde su origen hasta su puesta en las farmacias, todo el desarrollo ha sido español. Y el resultado es el mejor ejemplo de colaboración entre un centro de investigación público y una empresa privada, como es la farmacéutica Ferrer. La polipíldora, bautizada como Trinomia ya está en las farmacias españolas y lo estará en noventa países más, quince de ellos europeos. Proteger el corazón ¿Qué es? La polipíldora es una pastilla reúne una aspirina para evitar la formación de trombos, una estatina para el colesterol y un antihipertensivo para mantener la tensión a raya. ¿Para quién está indicada? Para personas que ya han sufrido un infarto. El objetivo es prevenir un segundo accidente cardiovascular. No está pensada como un seguro de vida para personas sanas que quieren proteger su corazón. ¿Qué consigue? Mejorar el cumplimiento terapéutico. Es más fácil que un enfermo se tome una pastilla al día que tres.