Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 CÓRDOBA SÁBADO, 28 DE FEBRERO DE 2015 cordoba. abc. es ABC a participación de Julio Romero de Torres en la Exposición Nacional CÓRDOBA INÉDITA de 1915 estuvo precedida por la expectación al conocerse que la organización le reservaba una sala en exclusiva para sus obras, después de que en las ediciones anteriores fueran ninguneadas. Este hecho constituyó la mejor de las promociones para la difusión de una serie de cuadros que están considerados como de los más importantes en la producción del pintor de la plaza del Potro. Julio Romero había tropezado años antes con los restringidos criterios de todo tipo con los que el jurado de esta muestra había juzgado sus obras. Así, en la edición de 1912 se le negó la posibilidad de premio alguno y su grupo de amigos intelectuales junto a la prensa madrileña organizaron movilizaron a la sociedad española para resarcir este agravio sufrido. Fundieron por su cuenta una medalla en oro con la que obsequiaron al pintor en un multitudinario homenaje y, además, lograron que el Gobierno de España le concediera la encomienda de la orden de Alfonso XII. Pero la expectación despertada en las vísperas de la ExARCHIVO DE ABC. Julio Romero de Torres, a hombros 12 DE posición Nacional de 1915 no sirvió de nada, ya de sus amigos y admiradores, en el homenaje que se JULIO que volvió a ser excluido de todos las modalile rindió en el Ideal Retiro de Madrid dades de premio. Esto volvió a movilizar a las personalidades más destacadas del mundo de la cultura, que reivindicaron la vanguardia tan personal y valiosa que representaba la obra de Julio Romero de Torres. Entre las numerosas obras El acto del Ideal Retiro tuvo un carácter íncomo tú la pintas, como yo la siento En la presentadas en esta edición, las tres más monu- timo y distinto al de este tipo de actos mulmesa presidencial estuvieron el alcalde de mentales se pueden admirar actualmente titudinarios. Así, por ejemplo, no Madrid y el presidente de la Diputación Proen el museo cordobés, como son Poehubo discursos, aunque en el vincial, así como el escritor y político Nama de Córdoba La Gracia y El público se encontraban nutalio Rivas, el escultor Mariano Benlliure, Pecado indispensables a la hora merosas personas que lo el pintor Santiago Rusiñol, su amigo CrisIronía de entender el universo propio podían haber hecho a tóbal de Castro o el pintor Manuel BeneDespués de que del pintor. la perfección. Sodito, entre otros organizadores del acto, le negaran los El homenaje se organizó en lamente el escrijunto a los ya mencionados Oteyza y premios en la el Ideal Retiro, que era un restor y poeta Luis Dicenta. Exposición Nacional taurante ubicado en lo que de Oteyza se liLa nómina del mundo del arte que ahora se conoce como la Casa mitó a leer un ocupaba el resto de las mesa da una de Bellas Artes, sus de Vacas del Retiro y que en el centenar de adhebuena idea de que todas las tendenamigos quisieron siglo XIX era el lugar al que acusiones, a lo que se cias artísticas del momento respalcelebrar el gran dir en este monumental parque sumaron Francisco daban a Julio Romero de Torres. De triunfo madrileño a degustar un lujo tan de Villaespesa y Joaeste modo, asistieron al homenaje Jaescaso como era un vaso de leche requín Dicenta (hijo) con cinto Higueras, Luis Bagaría, Valentín cién ordeñada. La prensa calificó de la lectura de sendos poede Zubiaurre, Cecilio Rodríguez, An amigos sinceros y admiradores entusiasselmo Miguel Nieto o José Capuz, enmas. El soneto del primero de tas a las personas que se dieron cita en este res- ellos terminaba con estos versos tre otros muchos. Además, otros retaurante. El objetivo no era reivindicativo, como que describen muy bien la pintupresentantes del mundo del arte, ocurrió en 1912, sino que el fin de homenaje era ra de Romero de Torres: Es la Ancomo el genial Ramón Gómez de irónicamente explicado por el gran triunfo en la dalucía, todo sentimiento, indola Serna o el torero Vicente Pastor POR JESÚS CABRERA última Exposición de Bellas Artes lente y triste, celosa y fanática, también quisieron sumarse al acto. L Un desagravio a Romero de Torres 1915 CÓRDOBA