Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 28 DE FEBRERO DE 2015 cordoba. abc. es CÓRDOBA 49 POR RAFAEL AGUILAR Año nacimiento Córdoba, 1983 Trayectoria Helena aprendió las primeras letras en el céntrico colegio de los Ferroviarios y de ahí pasó al Instituto Góngora. Obtuvo el título de Ingeniera Informática en Granada y el doctorado en Sevilla. Su currículum ocupa veinticinco páginas e incluye multitud de participaciones en congresos internacionales. En septiembre de 2014 se incorporó al staff del Instituto de Biomedicina. DNI Helena Molina INGENIERA INFORMÁTICA Uno de los responsables del puesto de La Magdalena, ayer a mediodía VALERIO MERINO Una idea para el futuro Fomentar el I+ D, que puede ser una herramienta para el retorno de personas que están bien formadas Casi cuarenta puestos de caracoles abren este fin de semana sus puertas para servir un millar de raciones diarias de estos gasterópodos con comino y hierbabuena Caracoles en cada esquina P. GARCÍA- BAQUERO CÓRDOBA conocimiento de una misma situación, lo que favorece el hallazgo de una solución resalta la ingeniera, que recalca el valor de la interdisciplinariedad. Que una misma enfermedad la analicen un médico, un biólogo, y un matemático ayuda a que el tratamiento sea más potente y, además, a que la investigación se pueda trasladar a la práctica clínica. Y a mi juicio esto es importante para el Hospital Reina Sofía, que es puntero en muchos aspectos y tiene el reto de explotar ese conocimiento y trasladarlo a la práctica y a la empresa suscribe. ¿Dónde queda Córdoba en ese mundo casi de ciencia ficción, por más que sea real, de robots que operan guiados por la mano del hombre? Aunque he pasado muchos años fuera, he regresado con frecuencia a Córdoba y he ido notando un cambio bastante grande, y para bien. Me parece que está muy bonita, que es muy cómoda, que tiene muchas posibilidades sostiene Helena. Y precisa: Aunque vivas en capitales más grandes en la que haya más cosas que hacer al final primas la comodidad, la belleza. Da gusto ir andando casi a todos sitios, por ejemplo. Quizás la oferta cultural y de ocio sea mejorable pero al final valoras el día a día D el viejo carrito con la olla de caracoles que deambulaba de casa en casa por el Zumbacón a los 38 quioscos instalados en los principales barrios de la ciudad han pasado cien años. Este viernes ha arrancando una campaña esperada por muchos con los puestos repartidos barrio a barrio. Una cita obligada para los amantes de estos gasterópodos, de los que se servirán en torno a 380 toneladas desde este fin de semana hasta pasada la Feria de Mayo. El propietario de Caracol Express, Carlos Muñoz, cuenta con tres de estos populares puestos, en la avenida Granada, Chinales y junto a la Estación del AVE. Este experto empresario del caracol prevé una campaña buena porque las últimas lluvias del campo han engordado al caracol, y por tanto, éstos van a tener muy buena calidad y el tiempo va acompañar a los que deseen sentarse a tomar un vaso o un plato Durante los próximos tres meses aproximadamente, los quioscos servirán al día unas quinientas raciones de chicos. De gordos con salsas, otras quinientas. El precio no es excusa para disfrutar de unos caracoles. Los quiosqueros mantienen desde hace ocho años las tarifas, que van desde 1,10 euros para los pequeños a los 2,50 euros para los de salsa. En caso de la familia Muñoz mantienen la receta por quinta generación consecutiva, desde que sus tatarabuelos los hacían en la vieja olla de latón. Tenemos la misma receta desde que nuestra familia vendía los caracoles en un carrito por la zona del Zumbacón explica. Era tradicional que cuando llegaba el mes de mayo, iban a blanquear y se hacía una caracolada para el día de San Antonio y ya se vendían los carritos con las ollas humeantes llenas por las casa aseguran. Bar El Pireo En el caso de esta familia Muñoz, los primeros quioscos se abrieron en la avenida de El Cairo y en el bar El Pireo hace ya más de medio siglo. De la receta centenaria sólo revela que lo que más llevan los caracoles son comino y hierbabuena Cada día son más los turistas que se acercan a conocer los puestos de caracoles, como una vista más. Autocares llenos vienen a probar nues- tros platos pero a la mayoría tenemos que enseñarle cómo se comen: los menos impacientes se apresuran y se lo meten en la boca con cáscara admite Carlos Muñoz. La organización de los tradicionales quioscos de caracoles y el concurso del Ayuntamiento de Córdoba han hecho que cada vez se preocupen más por la estética de sus puestos y por mejorar la receta. En el caso de la decoración el puesto de caracoles de Chinales se llevó el primer premio, mientras el galardón al mejor sabor lo consiguió el puesto de la avenida de Granada. Cada uno tiene su toque. Además, la innovación ya ha llegado también a la cocina de algunos de estos puestos, donde además de los tradicionales caracoles ofrecen desde los caracoles con salchichas o a la carbonara con nata y beicon y queso parmesano. El último plato ideado por Muñoz, homenaje a los Patios, lleva rabo de toro y flores comestibles. El pasado año se llegaron casi a vender cerca de 200.000 toneladas de caracoles en los 35 puestos habilitados y que contaron con el apoyo del Este año son 38 establecimientos los adheridos y se esperan superar las 380 toneladas de caracoles.