Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 28 DE FEBRERO DE 2015 abc. es PRIMER PLANO 33 Cántame cómo pasó Reportaje 28- F ban a la carretera con la verde y blanca y pidiendo la autonomía del 151 para los andaluces. Ese era el sueño. Que ya hasta cantaba Camarón en la Leyenda del Tiempo: El sueño va sobre el tiempo flotando como un velero nadie puede abrir semillas en el corazón del sueño Se recorrió Andalucía, se peleó con la parte más jacobina de su partido, convenció a Alfonso Guerra de que o se ganaba la batalla del 151 o el socialismo andaluz se quedaba en la cuneta, con la rueda pinchada. El caso fue que, ya como presidente de la Junta preautonómica, lideró la campaña convirtiéndose en un referente absolutamente popular, con un trato agilísimo en la corta distancia y una capacidad espectacular para promover iniciativas muy mediáticas en pro de la idea. ¿Hay que recordar su huelga de hambre? En una de aquellas rutas interminables por Andalucía, Rafael Escuredo rememora una anécdota que protagonizó en Vélez Rubio. Estábamos en plena campaña del 28 F. Y en Vélez Rubio me ocurrió algo muy simpático. El alcalde del pueblo se excusó que la banda municipal no estuviera presente para recibirnos y tocar el himno de Andalucía. Me dijo que estaban en Francia. Yo le dije: pedazo de banda, alcalde! Muy serio el alcalde me contestó: no, no, presidente. No es eso. Es que están todos en la vendimia Tras la ratificación por el senado del Estatuto de Autonomía, los senadores aplauden al presidente de la Junta, Rafael Escuredo, y a su antecesor, Plácido Fernández Viagas Los cárteles invitando a la participación inundaron las calles de Andalucía Se cumplía el espíritu de la letra de Camarón: El sueño va sobre el tiempo flotando como un velero... En realidad, la mayor parte de Andalucía, flotaba en aquel sueño como un velero o como una nave espacial en mitad de su paseo por las estrellas. Pese a los continuos impedimentos que ponían Madrid y la UCD andaluza que no secundaba al ministro Manuel Clavero y los suyos. No fue nada de cómoda la situación de muchos centristas andaluces, presionados desde Madrid por su partido y puestos en evidencia en Andalucía por sus adversarios políticos. Solo la firme determinación de Manuel Clavero (que dimitió como ministro) y los que le siguieron se mantuvieron con la cabeza alta y en pie apoyando el 151 como camino natural de Andalucía para alcanzar su autonomía plena. En Granada, la UCD, llegó a proponer una bandera de Andalucía con un sol sobre un triángulo a modo de la bandera cubana que destacaba sobre un fondo de bandas verdes y blancas. Esa debería ser la bandera de la Andalucía oriental, desgajada del resto tras la insana campaña desplegada contra el centralismo sevillano. Una muleta empleada posteriormente por la política andaluza con muy buenos resultados. Pese a su absoluta falta de rigor. Un sí hasta el cielo Durante los meses previos al referéndum el climax por el sí era casi generalizado. Y subía hasta el cielo conforme pasaban los días. Vean estos datos: no se encontraban en los comercios telas para las banderas, agotadas por la viral demanda; las paredes gritaban autonomía plena con grafittis blancos y verdes en casi todos los barrios; los partidos pactaron ir unidos por el camino del 151 y Los Corrales, pueblo de extracción jornalera, fue el primero que se pronunciaba en toda la comunidad a favor de la celebración del referéndum. Paco Casero era por entonces un