Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 PRIMER PLANO Día de Andalucía SÁBADO, 28 DE FEBRERO DE 2015 abc. es ABC El análisis MANUEL CONTRERAS El escenario demoscópico andaluz sitúa a la presidenta de la Junta entre una compleja grosse koalition a la alemana o la radicalidad del Syriza griego La decisión de Susana a encuesta de intención de voto para las elecciones andaluzas que publica hoy ABC sitúa a la presidenta andaluza, Susana Díaz, entre Angela Merckel y Alexis Tsipras. Es decir, en una encrucijada radical en la que deberá optar entre dos fórmulas antagónicas. La imposibilidad de lograr la mayoría absoluta, que hoy por hoy sigue sin estar al alcance del PSOE andaluz, obliga a Díaz a negociar un acuerdo- -no necesariamente pacto de Gobierno- -entre las dos únicas fuerzas que presumiblemente tendrán un grupo parlamentario suficiente para permitirle ser investida como presidenta, que son el PP de Juanma Moreno y Podemos de Teresa Rodríguez. El haz y el envés de la política andaluza. La primera opción supondría emular la grosse koalition que Merckel logró sacar adelante en noviembre de 2005, mediante la cual dos enemigos antagónicos desde que se conformara la república en 1949, los socialistas del SPD y los demócratas cristianos de la CDU, suscribían un acuerdo para evitar la repetición de las elecciones que dos meses antes habían dejado un Bundestag fraccionado y sin un liderazgo claro. La fórmula se ha L repetido desde entonces y, más allá del ría su perfil hacia la izquierda, alejándesgaste del Ejecutivo de Merckel, lo dose de la imagen centrada que tan cierto es que ha sido fructífera para buen rédito le ha dado en su fulguranuna Alemania que ejerce un liderazgo te irrupción en la política española. indiscutido en la UE. Hasta el próximo 22 de marzo la preLa segunda opción que tendría Díaz sidenta andaluza se va a seguir refu- -siempre según el escenario que des- giando en una frase poco compromecribe el sondeo realizado por IMC para tida cada vez que le pregunten por poABC- -sería apoyarse en la izquierda sibles acuerdos postelectorales. Ni radical de Podemos, que se perfila con el PP ni con Podemos, yo sólo paccomo tercera fuerza polítaré con los andaluces tica- -con el permiso del suele afirmar. Pero si las Riesgo rol emergente de Ciudaurnas deparan los resultadanos- -y única con capa- El bloqueo de la dos que apuntan las encidad decisiva además del gobernabilidad cuestas, a partir del día 23 grupo popular de Juanma en el Parlamento estará obligada a definir el podría llegar a camino que desea tomar: Moreno. El acuerdo con Teresa Rodríguez supon- provocar nuevas un entendimiento de Estado con el PP, ideológicadría un acercamiento a la elecciones mente arriesgado pero que otra tendencia que se obproyectaría confianza, o serva en Europa, el populismo extremista de Syriza, que defien- un acuerdo alternativo con Podemos, de la insurgencia ante los dictados de quizás más asimilable por la militanlas autoridades comunitarias y un cia pero que generaría inevitablemenmantenimiento del gasto estatal sin te gran desazón en instituciones y merconsiderar las deudas contraídas. Con cados financieros. La encrucijada que se anuncia en esta alternativa Susana Díaz escoralas encuestas no sólo definirá la verdadera talla política de Susana Díaz, sino también la madurez parlamentaria de Andalucía tras 35 años de autonomía. La gobernabilidad no es un reto exclusivo de la dirigente socialista, sino que atañe igualmente al resto de las fuerzas políticas. El fracaso en las negociaciones bloquearía la Cámara andaluza y la situación devendría probablemente en un nuevo adelanto electoral de consecuencias desastrosas. Será hora, por tanto, de que los políticos andaluces demuestren por una vez su capacidad.