Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 23 DE FEBRERO DE 2015 abc. es sociedad SOCIEDAD 65 José Luis Trejo Pérez DTOR. NEUROGÉNESIS DEL INDIVIDUO ADULTO EN EL INSTITUTO CAJAL (CSIC) La lactancia materna blinda a los recién nacidos contra el arsénico Un estudio demuestra que dar el pecho reduce la exposición a esta sustancia tóxica ABC MADRID Las nuevas neuronas tienen propiedades que confieren al sistema una capacidad de adaptación extra El valor añadido de la neurogénesis adulta es que las nuevas neuronas tienen propiedades electrofisiológicas especiales, distintas de las de las neuronas maduras, lo que confiere al sistema una capacidad de adaptación, o plasticidad, extra que responde a la actividad y a la experiencia señala el científico. Respuesta al entorno Otro aspecto que se discute aún es el significado adaptativo de los incrementos y disminuciones del número de nuevas neuronas, en el contexto de mayor o menor flexibilidad conductual, y cómo estas neuronas sirven al propósito de modular la respuesta individual a un entorno rápidamente cambiante y retador, como es el del medio natural añade Trejo. Igual que la confirmación de la neurogénesis se vio dificultada por las condiciones de laboratorio y, aunque estas han mejorado mucho desde entonces, en la actualidad se plantea que pueden ser aún demasiado artificiales para abordar con precisión la neurogénesis adulta. José Luis Trejo explica que se trata de un aspecto muy novedoso en una revisión de este tipo, la comparación entre la situación experimental en el laboratorio con lo poco que se sabe de la situación en condiciones naturales. Se defiende la idea de que los protocolos conductuales experimentales que usamos en los laboratorios han estado bien, pero ahora se necesita implementar nuevos protocolos más etológicos o naturalísticos con objeto de aprender el papel real de la neurogénesis adulta en la experiencia individual en la naturaleza. Estos protocolos deberían recrear las condiciones naturales de vida, incluyendo por ejemplo, la dominancia jerárquica La leche materna reduce considerablemente la exposición de los recién nacidos al arsénico, una sustancia tóxica que puede ser muy perjudicial para la salud en los primeros meses de vida. Su ingesta está asociada con un mayor riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por un grupo de investigadores del Dartmouth College en Hanover, New Hampshire (EE. UU. Este equipo de trabajo ha encontrado que los bebés alimentados con leche de fórmula presentan niveles de arsénico más altos que los bebés alimentados con leche materna, y que la propia leche materna contiene concentraciones muy bajas de arsénico. Los investigadores, cuyo trabajo se publica en la edición digital de Environmental Health Perspectives midieron el arsénico en el agua corriente en casa, la orina de 72 infantes de seis semanas de edad y la leche materna de nueve mujeres en New Hampshire. El arsénico en la orina fue 7,5 veces inferior en los bebés amamantados que los que se alimentaron con leche de fórmula. Las mayores concentraciones de arsénico del agua del grifo superaron con creces las concentraciones de arsénico en las fórmulas en polvo, pero en el caso de la mayoría de los participantes del estudio, tanto el polvo como el agua contribuyeron a la exposición. Los resultados de este estudio ponen de manifiesto que la lactancia materna puede reducir la exposición al arsénico, incluso a los niveles relativamente bajos de arsénico normalmente experimentados en Estados Unidos explica la autora principal del estudio, la profesora Kathryn Co- Una madre amamanta a su bebé EFE Los ambientes estériles no favorecen el desarrollo inmunitario del bebé La lactancia materna y otros factores influyen en el desarrollo del sistema inmunológico de un bebé y su susceptibilidad a las alergias y el asma mediante las bacterias que están en su intestino. Estas son las conclusiones de un estudio del Hospital Henry Ford, en Detroit (EE. UU. La investigación nos está diciendo que la exposición a una carga mayor y más diversa de bacterias ambientales y patrones específicos de bacterias intestinales parecen impulsar la protección del sistema inmune contra las alergias y el asma afirma la autora principal del trabajo, Christine Cole Johnson, directora del Departamento de Ciencias de la Salud Pública en Henry Ford. Por ejemplo, la exposición a perros o gatos durante el primer año de vida de un bebé reduce el riesgo de alergias. ttingham. Este es un importante beneficio de la lactancia materna para la salud pública subraya. El arsénico se encuentra naturalmente en la roca madre y es un contaminante global común en el agua de pozo que causa cáncer y otras enfermedades, además de que la exposición infantil se asocia con un aumento de la mortalidad fetal, disminución del peso al nacer y de la función cognitiva. Prevemos que la exposición al arsénico en toda la población aumentará en la segunda parte del primer año de vida a medida que aumente la prevalencia de alimentación con leche de fórmula añade Courtney Carignan, coautora del estudio.