Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 INTERNACIONAL LUNES, 23 DE FEBRERO DE 2015 abc. es internacional ABC El presidente de Ucrania, y otros mandatarios, ayer en Kiev, junto al armamento confiscado a los rusos AFP Un atentado prorruso amarga el primer aniversario del Maidán Las milicias rebeldes atacaron ayer posiciones cercanas a la ciudad de Mariúpol ABC KIEV ron coreando eslóganes como Gloria a Ucrania o Ucrania es Europa mientras desde el escenario en el Maidán sonaban el himno nacional y la Oda a la Alegría himno europeo, informa Efe. Contramanifestación en Moscú Alrededor de 35.000 personas, según la policía, recorrieron ayer el centro de Moscú en una contramanifestación para condenar la revolución del Maidán. Los manifestantes, convocados por un centenar de organizaciones sociales, portaron banderas rusas y pancartas que rezaban consignas contra una revolución que muchos en Rusia, incluidas las autoridades con el presidente Vladímir Putin al frente, califican de golpe de Estado. No perdonaremos el asesinato de nuestros hermanos ¿Hoy el Maidán y mañana la guerra? Rusia, en contra del Maidán rezaban algunas de las pancartas. Una de las víctimas del atentado, cubierta con una bandera ucraniana Dos muertos y 15 heridos La manifestación, que puso fin a tres días de actos en recuerdo de la revuelta del Maidán, en la que murieron un centenar de personas, se vio ensombrecida por un atentado registrado en Járkov, que se saldó con al menos dos muertos y una quincena de heridos. Un artefacto explosivo estalló en medio de la multitud durante una marcha en esa ciudad en conmemoración del aniversario, según fuentes de seguridad ucranianas. Kiev anunció el inicio de una operación antiterrorista en la ciudad, mientras que el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) informó de la detención de cuatro individuos. Las autoridades aseguraron que los detenidos pretendían atentar asimismo en un centro comercial y en un club de voluntarios en Járkov, y el presidente Poroshenko anunció también que se había evitado un atentado similar en Odessa. Además, aunque el conflicto en las regiones de Donetsk y Lugansk se había estabilizado el sábado y el alto el fuego en vigor con los separatistas se cumplía después de la cruenta batalla de Debáltsevo, que fue la peor derrota militar de Kiev en diez meses de guerra, la situación pareció agravarse de nuevo ayer. Miles de personas marcharon ayer por el centro de Kiev para celebrar el triunfo de la revolución del Maidán y el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich hace un año, con los ojos puestos en el este del país y el temor a una ofensiva prorrusa contra el puerto de Mariúpol. La llamada Marcha de la Dignidad recorrió los principales escenarios de las protestas para terminar en la Plaza de la Independencia, el Maidán, donde tuvo lugar una plegaria por la paz, también ensombrecida por un atentado registrado en la ciudad de Járkov, en el este del país, pero leal a Kiev. El presidente Petro Poroshenko encabezó la marcha acompañado por miembros de su Gobierno y una decena de líderes europeos, entre ellos el presidente alemán, Joachim Gauck, y el del Consejo Europeo, Donald Tusk. También los líderes de varios países del este de Europa, bálticos y exsoviéticos, que comparten con Ucrania el temor al vecino ruso. En medio de un mar de banderas y pancartas, los manifestantes marcha- informó de combates entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas, que intentarían hacerse con el control de la localidad, de unos 1.400 habitantes. Aunque aseguró que la dimensión del ataque no indica que los separatistas estén preparando el asalto a Mariúpol, medios ucranianos apuntan a esa posibilidad, a pesar de que los líderes rebeldes han anunciado el fin de su ofensiva tras la toma de Debáltsevo. Intercambio de prisioneros Por otra parte, tanto el Ejército ucraniano como los rebeldes informaron del comienzo de la retirada del armamento pesado de la zona del frente, de acuerdo con el alto el fuego pactado con los separatistas. Otro de los puntos de los acuerdos de Minsk que fue cumplido ayer fue el intercambio de prisioneros. El propio Poroshenko confirmó que 139 militares ucranianos habían sido entregados por los rebeldes. El pacto permitió también la liberación de 52 milicianos de los grupos armados separatistas que habían sido capturados por el Ejército, informa Ep. Un mando militar ucraniano denunció que las milicias rebeldes prorrusas lanzaron un ataque con tanques, artillería y morteros contra las posiciones gubernamentales en la localidad de Shirókino, a 23 kilómetros del estratégico puerto de Mariúpol. El comandante adjunto de las fuerzas de Ucrania en la zona, Víktor Shidliuj,