Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 16 DE FEBRERO DE 2015 abc. es economia ECONOMÍA 71 EL QUINTO EN DISCORDIA POR JOSÉ RAMÓN ITURRIAGA Guerra de divisas La guerra de divisas no es nada nuevo, es un tema recurrente que da mucho juego. Es alimento habitual de teorías conspiranoicas y carnaza de crónicas grandilocuentes. Detrás de ella no hay otra cosa más que el legítimo afán de los países por ganar competitividad por la vía rápida, depreciando la divisa propia. El último capítulo de esta saga se ha forjado durante los últimos años, al calor del experimento monetario que lideró con muy buen tino Ben Bernanke. Consiguió lo más difícil: que el dólar se depreciase frente al resto de monedas del mundo a pesar de que la economía americana fue la primera en salir del hoyo. En los últimos tiempos, de la mano del magistral Mario Draghi, los europeos han (hemos, ya que, por el momento y con el permiso del señor Iglesias, seguimos siendo Europa) conseguido dar la vuelta a la tortilla y la depreciación del euro es el mejor sínto- Cambio dólar- franco suizo 1,5 1,4 1,0623 1,3 1,2 1,1 1,0 2010 2011 2012 2013 2014 15 ma de que el camino sin retorno que tanto le ha costado emprender al BCE está siendo efectivo. Sin duda los americanos no van a rendir esta plaza tan fácilmente. La nueva presidenta de la Reserva Federal (FED) Janet Yellen, no pierde ocasión para postergar la subida de tipos de interés. Sin embargo, se trata de una batalla perdida desde el momento en que el BCE se liberó de las limitaciones autoimpuestas por el Bundesbank en su interpretación ultra- ortodoxa del mandato de política monetaria y en que cada dato de la economía norteamericana es mejor que el anterior. Por lo tanto, el dólar debería continuar fortaleciéndose a medida que los principales indicadores económicos fuercen a la FED a subir los tipos de interés. El resto de zonas monetarias está saliendo peor parado de esta contienda. Por un lado los países pequeños que han mantenido su divisa débil de forma artificial. El ejemplo más reciente ha sido Suiza que en cuanto han visto que el QE era inevitable se ha batido en retirada y el franco suizo se ha apreciado significativamente. Por otro lado está China. Su papel hasta ahora ha sido de mero espectador lo que ha provocado una merma notable de su competitividad respecto al viejo continente. Es difícil predecir qué hará pero si se decide a intervenir, podría provocar un vuelco enorme en esta contienda. El tiempo dirá. ¿La hora de las socimis? La mayor parte de estos vehículos cotizados de inversión inmobiliaria, con una estructura fiscal favorable, no eran susceptibles de valoración hasta ahora ya que no habían invertido el dinero que habían logrado captar y todo quedaba en una declaración de intenciones recogidas en un folleto de salida a Bolsa. Hoy, las más importantes que empezaron a cotizar hace unos meses ya han hecho gran parte del delivery lo que las convierte en compañías susceptibles de inversión en tanto que son valorables. Y por lo tanto pueden ser (o no) una buena forma de jugar la incipiente recuperación del sector inmobiliario español. Tras más de siete años de corrección, se ha producido un cambio de tendencia y se vislumbran los primeros síntomas de recuperación. Las rentas de los alquileres de los mejores edificios se empiezan a recuperar tras caídas cercanas al 40 desde sus máximos de 2007. Los precios por metro cuadrado comienzan a estabilizarse al calor del repunte de las transacciones, lo que podría ser la señal de que lo peor ya ha pasado. Gran parte de este incremento del interés del inversor extranjero se debe al páramo de rentabilidad en el que se ha convertido el mundo como consecuencia de las políticas de los bancos centrales. Este interés, si acaso, irá a más en los próximos tiempos a medida que la percepción del riesgo en Europa termine de normalizarse. No es esperable una fuerte recuperación ni de los precios ni de las rentas. Sin embargo, en muchos casos se trata de inversiones atractivas porque los ingresos son recurrentes y elevados desde el primer día, lo que se traduce en atractivas rentabilidades por dividendo. Entre las más importantes, Merlín es la que tiene un perfil de rentabilidad riesgo más conservador y la que más avanzado lleva en su plan de inversión. La base de su inversión es un paquete de sucursales del BBVA con una valoración muy atractiva. El resto de las inversiones ha seguido el mismo patrón: primar la rentabilidad por encima precio. Todo apunta a que las socimis son la mejor forma de jugar la recuperación del sector inmobiliario, una recuperación que probablemente vaya a más en próximas fechas debido a la flexibilización de las condiciones de financiación. Cotización de la socimi Merlín 11,18 11,0 10,5 10,0 9,5 9,0 Jul Ago Sep Oct Nov Dic Ene Feb 2014 2015 NEGOCIOS COMO SIEMPRE En el mundo sin inflación en el que nos toca vivir, los tipos de interés se estabilizarán en niveles muy por debajo de los históricos a semana pasada participé en una mesa redonda con inversores españoles de primera línea. Repasamos los principales riesgos que nos podía deparar el futuro y entre las muchas conclusiones que sacamos, lo fundamental es que se puede decir que hemos vuelto al business as usual (negocios como siempre) lo que representa en sí mismo un avance sustancial. Tras más de cuatro años viendo fantasmas por todas partes, parece que la cordura recupera cotas pasadas y que el fin del mundo no está a la vuelta de la próxima esquina. La economía global crecerá más o menos, unos paí- L ses lo harán mejor y otros peor, los sospechosos habituales se enzarzarán en discusiones, o no, y alguna que otra economía emergente saltará por los aires pero, con todo, el mundo seguirá girando. En el medio plazo lo que más me preocupaba era la posible subida de tipos de interés en Estados Unidos y el impacto que ésta pudiera tener en el resto de activos financieros. La bajada de tipos observada durante los últimos años ha afectado de forma notable a todos los activos y, de la misma manera, su subida, cuyo plan de implementación aún desconocemos, puede sentar mal al mercado. En este contexto, una primera subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal podría provocar un cierto terremoto, sobre todo en la renta fija, pues es el activo cuya valoración se ha visto más afectada. Sin embargo, quizá lo más importante de este nuevo entorno de tipos de interés (una vez que estos se normalicen) en el que nos vamos a mover sea el impacto del mismo en las valoraciones de todos los activos. Todo indica que en el mundo sin inflación en el que nos toca vivir, los tipos de interés se estabilizarán en niveles muy por debajo de los históricos. Este es, con elevada probabilidad, el tema sobre el que habrá que hablar mucho más en un futuro cercano y no en si una eventual subida de tipos puede provocar una pequeña tormenta. Los agoreros han tenido más minutos que Gento en aquella delantera de oro que tuvo el madridismo.