Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 INTERNACIONAL Ataque a un centro cultural El asesino asalta un centro cultural en el que se celebraba un debate sobre islam y libertad de expresión. Mata a un cineasta LUNES, 16 DE FEBRERO DE 2015 abc. es internacional ABC REUTERS ABC El yihadista de Copenhague fue abatido tras atacar una sinagoga El asesino, que mató a un cineasta y a un judío, quiso emular a los terroristas que asaltaron la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS puestos a atacar los valores de la libertad, el derecho, la protección de todos los ciudadanos, sea cual sea su religión. Dinamarca y Francia están hoy unidas para combatir y vencer al terrorismo Pasado de delincuente rrebro. Cuando iba a ser detenido disparó contra los agentes de Policía, que lo abatieron de inmediato. El presidente francés, François Hollande, que ayer visitó la embajada de Dinamarca en París, también reforzó la tesis de que el terrorista quiso emular a los asesinos que atacaron la redacción de Charlie Hebdo Lo que ocurrió en Copenhague y lo que ocurrió en París, hace apenas un mes, son casos idénticos. Los mismos blancos fueron elegidos por los terroristas. En Copenhague fue atacado un centro cultural en el que se debatía sobre libertad de expresión. Un cineasta fue asesinado. Fue atacada una sinagoga, donde los fieles judíos venía a rezar. Hay una relación entre ambas acciones criminales... que pone de manifiesto la determinación de los terroristas, disLas investigaciones policiales danesas, por su parte, confirmaron que el asesino era un danés de nacimiento crecido en un gueto musulmán. Su primer retrato robot es prácticamente idéntico al de los autores de las matanzas de París: un joven con un amplio historial de delincuencia común, con un pasado violento en el que habría traficado con armas y relacionado con una peligrosa banda de delincuentes. La Policía danesa pudo cercar y abatir al terrorista porque este estaba fichado desde hacía tiempo. Asimismo, las grabaciones del circuito de televisiones de vigilancia colocadas en numerosas calles de Copenhague ayudaron a seguirle la pista. Fue identificado como un joven de 22 años, de 1,85 metros de estatura y corpulencia atlética, con rasgos árabes Con la misma ingenuidad e inexperiencia crimi- a Policía danesa abatió ayer al terrorista que mató a un cineasta y a un vigilante judío en sendos ataques lanzados contra un centro cultural y una sinagoga de Copenhague. El asesino, de 22 años, nació en Dinamarca, tenía un largo historial de delincuencia común y, según los servicios secretos daneses, con sus atentados quiso emular a los terroristas que atacaron la redacción del semanario satírico francés, Charlie Hebdo Armado con un fusil automático, primero atacó un centro cultural donde se celebraba un debate sobre islam y libertad de expresión. Su objetivo era un caricaturista amenazado de muerte por dibujar a Mahoma como un perro y el embajador de Francia en Copenhague. Ambos salieron ilesos, pero en el tiroteo murió un cineasta danés. Tras deshacerse del coche en el que huyó, el terrorista atacó la principal sinagoga de Copenhague, donde mató al guarda que vigilaba la ceremonia de confirmación que allí se celebraba. Después de una frenética huida, el asesino fue localizado en un bloque de apartamentos junto a la estación de tren de No- L nal de los terroristas franceses, el asesino pidió por teléfono un taxi para trasladarse hasta un bloque de apartamentos situado junto a la estación de tren del barrio multicultural de Norrebro. Tras cometer el atentado contra la sinagoga, hacia las cinco de la mañana del domingo, el criminal volvió a reaparecer junto al apartamento que ya estaba vigilado por la Policía. Al verse descubierto por las fuerzas del orden, el asesino comenzó a disparar. Los agentes lo mataron de inmediato, poniendo fin provisional a una película de terror muy semejante a las matanzas parisinas. Analistas y fuentes policiales europeas confirman con inquietud la existencia de una guerra cultural que está estallando en los guetos musulmanes de las grandes ciudades europeas como prolongación continental de la yihad terrorista. Estado Islámico En Copenhague, los portavoces de las fuerzas de seguridad se expresan de este modo: El asesino se inspiró en la propaganda militante islamista, difundida por los yihadistas del Estado Islámico u otras organizaciones terroristas. Pero no hemos podido confirmar, por ahora, ninguna relación directa con criminales que nos amenazan desde fuera de Dinamarca o fuera de Europa Los guetos musulmanes de Dinamarca Copenhague, en particular se han convertido en un notorio frente de guerra cultural terrorista. Helle Thorning- primera ministra danesa, insiste en la amenaza: Nadie debe atacar impunemente nuestra sociedad danesa, nuestras so- Murió disparando El asesino fue abatido después de que este disparara contra la Policía que se disponía a detenerlo cerca de la estación de tren de Norrebro Asesinatos Tras atentar contra un centro cultural donde se debatía sobre islam y libertad, el terrorista asesinó a un vigilante de la principal sinagoga de Copenhague