Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 CÓRDOBA LUNES, 16 DE FEBRERO DE 2015 cordoba. abc. es ABC TRIBUNA ABIERTA Nueva Ciudad Deportiva Por GRUPO EPIQUEYA L a construcción y funcionamiento de equipamientos para el desarrollo del deporte profesional normalmente son financiados y subvencionados por el Estado, las comunidades autónomas y o el Ayuntamiento. En Córdoba la muestra más representativa es el Estadio del Arcángel. La racionalidad de esta decisión pública se basa en la valoración de los empleos a crear, la revitalización de espacios urbanos muertos y la creación de un flujo de rentas de trabajo. Ahora en Córdoba se discute y decide sobre dedicar el suelo, junto al canal de riego, en El Brillante a la nueva Ciudad Deportiva para el Córdoba Club de Fútbol, una vez que el equipo ha ascendido a la primera división del fútbol profesional. Cuando se reubicó el Estadio del Arcángel se argumentó que el nuevo emplazamiento sería una máquina de crecimiento económico y de desarrollo urbano para el ocio pero la historia nos ha indicado otro resultado, salvo el de recuperar ese espacio para la ciudad. En Córdoba aún no se ha valorado el impacto neto y bruto de la reubicación del campo y de la reurbanización de viejo de un centro comercial junto a los efectos sobre la calidad de vida en esa zona de la capital y qué actividades ha generado su efecto multiplicador. Ahora se presenta la ocasión para que la Córdoba del Conocimiento analice las racionalidades económicas y sociales de la cesión del suelo, junto al canal, para una nueva ciudad deportiva. Algunas de esas racionalidades se reflejan en el pliego de condiciones, objetivos, horizonte temporal y restricciones al proyecto. Pero esa cesta de racionalidades debería sufrir un análisis económico, financiero y de efectos sociales en el sector del deporte y en la zona donde se va a desarrollar. Cuando analizamos el pliego de condiciones por el que se invitaba a la iniciativa privada a construir un Centro de Convenciones y Congresos en el Parque de Miraflores- -y lo hicimos desde una perspectiva económico- financiera sobre la base del clausulado de aquel pliego- -se concluyó que la oferta del Ayuntamiento era para la iniciativa privada infumable La crítica fue intensa y después de casi media generación el espacio sigue siendo yermo y salvaje Se malgastó mucho erario público y Maqueta del campo de juego de la Ciudad Deportiva del Córdoba CF ARCHIVO el Parque de Miraflores no dispone en absoluto, ni lo tendrá, de similar proyecto. Respecto de la nueva Ciudad Deportiva hemos leído posicionamientos favorables a la misma y contrarios pero ninguno desde un análisis profundo de costes y beneficios económicos y sociales del proyecto, sus valores sombra y las externalidades positivas y negativas del mismo a fin de disponer de más conocimiento antes de oponerse o apoyarlo. Cualquier desarrollo urbanístico y de edificación en una ciudad se hace al público fascinante. Nadie se ha acordado del desarrollo de ese espacio desde la renuncia a hacerlo por un determinado promotor- constructor, hasta que se ha propuesto convertirlo en Ciudad Deportiva en periodo preelectoral. El interés nace desde muchas perspectivas que no sólo son espaciales pues sobre la propuesta entran en juego intereses no sólo deportivos, sino económicos, deportivos y de calidad de vida de esa zona urbana. Lo que sí es obvio es que casi nunca los posicionamientos se basan en conocimientos objetivos de la realidad sino en afectos y desafectos que enturbian y obnubilan la racionalidad. La animosidad en Córdoba contra cualquier innovación territorial está siempre programada. Recientemente la hemos estado verificando en relación a la conversión del Pabellón en el Parque Joyero en posible Centro de Convenciones, dedicado fundamentalmente a actividades empresariales. Se generaron dos bandos, uno a favor del Palacio de Congresos en Miraflores y otro a favor del Centro de Convenciones, sustituto del amortizado San Carlos, ubicado en el Parque Joyero, que ha intentado intermitentemente albergar algunas exposiciones en el solar anexo al Palacio de la Merced de la Diputación Provincial. Poco conocimiento, además del técnico, se ha aportado en relación con la organización de la futura explotación del referido Centro de Convenciones, sus gastos de estructura y la facturación mínima necesaria para cubrir los gastos estructurales. Aún menos se han analizado los efectos positivos que causará en la zona de poniente desde el punto de vista social y su valor dinamizador para que en el futuro se levante un apeadero en el Parque Joyero y para que la salida del puente Ibn Firnás finalice en la carretera N- 431 que enlaza Córdoba con Villarrubia. Curiosamente se observa en Córdoba que los profesores investigadores de las dos universidades no han dedicado tiempo a estos proyectos, aunque puede que algún doctorando esté dedicando esfuerzos a evaluar y simular el impacto de la nueva Ciudad Deportiva o el nuevo Centro de Convenciones en Córdoba y en sus distritos Norte y Poniente. EPIQUEYA ES UN COLECTIVO DE OPINIÓN CORDOBÉS