Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURA LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2015 abc. es cultura ABC Palmarés Película La isla mínima de Alberto Rodríguez Director Alberto Rodríguez, por La isla mínima Director novel Carlos Marqués- Marcet, por 10.000 kilómetros Guion original La isla mínima Guion adaptado Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo Música original Julio de la Rosa, por La isla mínima Canción original Niño sin miedo por El Niño Actor protagonista Javier Gutiérrez, por La isla mínima Actriz protagonista Bárbara Lennie, por Magical Girl Actor de reparto Karra Elejalde, por 8 apellidos vascos Actriz de reparto Carmen Machi, por 8 apellidos vascos Actor revelación Dani Rovira, por 8 apellidos vascos Actriz revelación Nerea Barros, por La isla mínima Dirección de producción El Niño Dirección de fotografía Alex Catalán, La isla mínima Montaje José M. G Moyano, por La isla mínima Dirección artística Pepe Domínguez por La isla mínima Diseño de vestuario La isla mínima Maquillaje y peluquería Musarañas Sonido El Niño Efectos especiales El Niño Película de animación Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo de J. Fesser Película documental Paco de Lucía: la búsqueda de Francisco Sánchez Varela Película iberoamericana Relatos salvajes de Damián Szifrón Película europea Ida de Pawel Pawlikowski Cortometraje de ficción Café para llevar Cortometraje de animación Juan y la nube Cortometraje documental Walls (si estas paredes hablasen) Goya de honor Antonio Banderas Christian Bale y Natalie Portman, ayer en Berlín EFE Terrence Malick bucea en las entrañas de Hollywood Christian Bale y Natalie Portman presentan su película Knight of cups DAVID MARTOS BERLÍN Por si a usted el nombre no le dice nada, sepa que Terrence Malick es un director de cine que ha rodado siete películas y un cortometraje durante los últimos 45 años. Pero, si es verdad que no le suena el nombre del director de La delgada línea roja y ganador de la Palma de Oro en Cannes por El árbol de la vida sepa también que no está solo en el mundo. Ayer, durante la rueda de prensa de Knight of cups a concurso en la Berlinale un par de periodistas alzaron la mano para formular sendas preguntas al cineasta, dirigiéndose balbuceantes a los productores. Lástima que nunca vaya a las ruedas de prensa ni a los photocall, ni conceda entrevistas. Todo quedó en una anécdota y en las sonoras carcajadas de Christian Bale y Natalie Portman, dignos representantes de la película en el festival. Los más versados en Malick reconocerán en Knight of cups las trazas que ya apuntó en To the wonder abucheada hace un par de años en Venecia. En este caso, sus planos oníricos y desencadenados nos hablan del sufrimiento de Rick, una estrella de Hollywood que busca llenar su vacío existencial. Lo más interesante de Terry es que nunca nos dijo de qué iba la película decía Christian Bale sin pizca de ironía. Lo único que nos dio fue la descripción del personaje, y después nos iba torpedeando durante el rodaje. Como se puede ver, Rick es alguien cuyos sueños y deseos se han cumplido, pero siente un gran vacío en su interior. ¡Y ya está! Yo nunca sabía qué escena iba a rodar cada día, el mantra de Terry es empezar antes de estar listos y ver qué ocurre En la película, plagada de voces en off Los Ángeles se convierte en el escenario de la destrucción del protagonista. No me gusta compararme con los personajes que inter- preto sentenciaba Bale cuando se le preguntaba por su experiencia en Hollywood. Al contrario que mis entrevistadores esta mañana, encuentro que Los Ángeles aparece muy bella en la cinta, es un personaje muy importante. Hay elementos en Los Ángeles que son ridículamente superficiales, incluso decadentes y feos, pero en esa decadencia puedes encontrar belleza y sustancia. Puede haber espiritualidad en muchos lugares en los que no esperas que exista, como en las ciudades El viaje de Rick se refleja en sus relaciones con las mujeres explicaba Natalie Portman, sentada a su lado. Y esas mujeres reflejan a su vez todos los tipos de personas que te puedes encontrar, desde la superficialidad de una fiesta en Hollywood hasta la profundidad del personaje de Cate Blanchett. Intenta encontrar su camino en un mundo que contiene esos dos extremos La actriz explicaba lo que es rodar con Malick: Me ha recordado que las reglas del cine no son necesarias, que los rituales son prescindibles