Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURA LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2015 abc. es cultura ABC El equipo de La isla mínima posa ante los fotógrafos con los diez Goya obtenidos REUTERS Alberto Rodríguez Espero que el público no pierda la fe recobrada en el cine español El director y los actores premiados de La isla mínima hacen balance de los diez galardones cosechados el sábado en la entrega de los Goya JORGE S. CASILLAS MADRID Es muy probable que el equipo de La isla mínima no se crea todavía lo que ocurrió el sábado en los premios Goya. Decía Antonio Banderas cuando terminó la gala que el oficio de actor no se desarrolla en las alfombras rojas, sino en las habitaciones de los hoteles, estando muy solo Quizá, por esta razón, las personas que hicieron posible la mejor película del año 2014 tratan de volver a la normalidad. Ocurre con este tipo de galardones lo mismo que con la Lotería de Navidad, que quien no juega quiere que el premio esté repartido y que no falte salud para el año que viene. Hugo Silva fue uno de los que no expresó su preferencia por ninguna película, pero la cinta de Alberto Rodríguez (Sevilla, 1971) parecía destinada a arrasar desde la misma alfombra rosa. Da un poco de vértigo todo esto decía el director antes de entrar al auditorio. No se imaginaba lo que estaba a punto de ocurrir. Su recital comenzó con el Goya al mejor vestuario y siguió con el llanto frenético de Nerea Barros al ser elegi- da mejor actriz revelación. Fue un no parar, diez estatuas de 17 posibles, aunque el director sevillano hizo gala de una alegría comedida, elegante. Sería injusto decir que 2015 es el año de La isla mínima A mí me sigue fascinando Magical girl El Niño me parece una película trepidante, que reúne lo mejor de lo que podría ser un thriller. Y luego está Loreak y Relatos salvajes que probablemente vaya a ganar el Oscar este año. Solo somos los que han tenido más suerte de cara a los premios explicó a ABC. La clave del éxito ¿Dónde estuvo la clave del éxito? La única forma de hacer cine es intentar construir una película tan buena que a ti te encantaría ver en una sala. Eso y tener una historia que contar es fundamental Cuando pase el tiempo, la gente recordará su cinta como la más galardonada el año que el público español se reconcilió con su propio cine. El director sevillano quiere que 2014 no sea una anécdota, y que los buenos números de recaudación y asistencia se conviertan en costumbre. Sobre todo que a partir de ahora veamos las cosas de otra manera. Espero que el público no pierda la fe que ha recuperado este año en el cine español, porque seguro que les vamos a compensar Otro de los grandes elegidos de la ceremonia fue Javier Gutiérrez (Asturias, 1971) Celebró su Goya al mejor actor principal con la emoción sincera de un debutante. En esta categoría se midió entre otros con su compañero de reparto y buen amigo Raúl Arévalo, que fue el primero en felicitarle. Me ha dicho que me quiere y me ha dado las gracias absolutamente por todo. Por lo vivido, por lo que hemos compartido, por los buenos momentos y también los malos, que hemos pasado alguno que otro confesó. El asturiano estaba en una nube. Tendré que empezar a creérmelo dijo mirando su estatuilla aunque no voy