Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 INTERNACIONAL LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2015 abc. es internacional ABC Tsipras pide más dinero a Europa para cumplir sus promesas populistas El premier griego pide tiempo hasta el verano para negociar y advierte que la deuda actual no se puede pagar BEGOÑA CASTIELLA CORRESPONSAL EN ATENAS Propuestas ante el Parlamento No habrá prórroga Ahorro de gastos del rescate suntuarios El Gobierno de Tsipras no quiere volver a hablar de rescate que identifica con las promesas de reformas, pero pedirá a los acreedores una prórroga de varios meses, durante los que negociará y eventualmente encontrará una solución al problema de la deuda. Se elimina la mitad del parque móvil estatal, que se pondrá a la venta, se elimina la financiación parcial de los coches de los diputados, se pone a la venta uno de los tres aviones oficiales, y se acaban los puestos de guardaespaldas de altos cargos, aunque los policías conservan el empleo. A tres días de sentarse a negociar con los ministros de la Eurozona, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, defendió ayer ante el nuevo Parlamento un acuerdo puente sobre la deuda externa que dé de margen hasta el verano para negociar, porque el anterior gobierno dejó al siguiente con las manos atadas por su aceptación de los recortes. Alexis Tsipras insistió en que ese acuerdo provisional no tiene nada que ver con una ampliación del acuerdo de rescate pactado por el anterior gobierno con la Troika, porque la actual deuda no se puede pagar En otro momento del discurso, y dado que Alemania es el país que más se opone a las promesas de Syriza, Tsipras advirtió que su gobierno tiene una obligación histórica reclamar a Berlín el dinero que se llevó de Grecia durante la Segunda Guerra Mundial y la indemnización por los crímenes cometidos durante la ocupación nazi. El primer ministro de la izquierda radical afirmó en el Parlamento que su Gobierno quiere respetar sus obligaciones hacia el Tratado de Estabilidad, pero añadió que la austeridad no forma parte de ese tratado El líder populista recordó a este propósito que la deuda griega ha sobrepasado el 180 por ciento del Producto Interior Bruto Grecia, dijo, quiere pagar su deuda, pero si los socios quieren lo mismo deben negociar con nosotros los medios técnicos para hacerlo Medidas frente a la Lucha contra la crisis humanitaria evasión fiscal Para encarar con medidas de urgencia la situación de los más afectados por la crisis ecocómica, el Gobierno anunció la subida del salario mínimo, las ayudas alimentarias, el acceso a la sanidad para todos y la electricidad gratuita para los más indigentes. Se reforzarán las medidas y controles para evitar la evasión fiscal, y habrá una declaración expresa de los ciudadanos sobre patrimonio en Grecia y en el extranjero. Habrá un nuevo impuesto para las denominadas grandes fortunas del país y una declaración de patrimonio Retorno al trabajo de funcionarios El Gobierno suspende el plan de recortes de empleo público, y reincorporará a sus puestos a despedidos en varios sectores (limpiadoras de ministerios, guardias escolares) Volverá a abrirse la televisión pública ERT, cerrada en 2013 por el programa de recortes. La polémica deuda nazi Tsipras advirtió que su Gobierno tiene una obligación histórica y reclamará a Alemania el dinero que se llevó de Grecia durante la Segunda Guerra Mundial, así como una indemnización por los daños y crímenes cometidos en el país durante la ocupación nazi. EFE se pondrá en marcha un programa de ayuda inmediata que incluirá ayuda alimentaria, electricidad gratuita y pleno acceso a la sanidad para los griegos más castigados por la situación económica. Tsipras añadió que regresarán a sus puestos de trabajo aquellos que fueron despedidos violando las leyes entre los que citó a las limpiadoras de los ministerios, los guardias de las escuelas y los funcionarios de las universidades. Preguntas sin respuesta En materia de programa económico interno, el primer ministro confirmó lo prometido por su partido, Syriza. En primer lugar, Tsipras afirmó que su Gobierno va a administrar con más eficacia el servicio público luchando contra la burocracia y eliminando los gastos superfluos En este capítulo, el primer ministro quiso entrar en algunos detalles: se va a eliminar la mitad del parque móvil estatal, que se pondrá a la venta, se elimina la financiación parcial de los coches de los diputados, se pone a la venta uno de los tres aviones oficiales, y se acaban los puestos de guardaespaldas de altos cargos (aunque no los empleos de los policías que los ocupan) Tsipras dio prioridad a las ayudas prometidas a los más castigados por la crisis económica y la política de recortes de los gobiernos anteriores. El sueldo mínimo pasará, gradualmente, de aquí al 2016 hasta los 750 euros mensuales, desde los 580 euros en que está fijado hoy. Frente a la crisis humanitaria En esta línea de recuperación de puestos públicos por decreto, el primer ministro anunció asimismo la reinstalación de la televisión pública ERT, que fue cerrada por el gobierno anterior en junio de 2013 para hacer economías. Alexis Tsipras calificó ayer en el Parlamento esa medida como un crimen contra los griegos y contra la democracia ¿Cómo se financiará el gasto público si deja de fluir dinero del exterior? El primer ministro dedicó parte de su discurso a exponer su visión conocida de la lucha contra el fraude y la evasión fiscal, que hace recaer casi exclusivamente en las clases ricas del país. Habrá, dijo Tsipras, un impuesto so- Soberanía popular En esta retórica, criticada en ocasiones de cuadratura del círculo Alexis Tsipras dejó bien clara ayer cuál será la prioridad en caso de dilema: las ofertas hechas en el programa electoral al pueblo griego, por encima de cualquier exigencia que pueda venir de parte de los socios europeos en las próximas semanas o meses para mantener los compromisos de reformas. El argumento final que se volvió a recordar ayer es el mandato dado por el pueblo para acabar con la austeridad en Grecia. Sin concesiones A tres días de presentarlo ante la UE, Tsipras anuncia un programa que entierra los compromisos de austeridad