Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2015 abc. es deportes ABCdelDEPORTE 55 Choque de ultras y policía Al menos veintidós muertos en un estadio egipcio AGENCIAS EL CAIRO Luis Suárez, por fin, celebra con Messi su gol en San Mamés EFE El Barcelona se sube a la Liga 2 5 Los azulgrana golean en un intenso partido en San Mamés y están a un punto del Madrid ATHLETIC BARCELONA ENRIQUE YUNTA El Barcelona, desahuciado no hace tanto y deprimido por una crisis incontrolable, se acomoda en la zona preferente del tren, a tan solo un punto del Real Madrid después de un triunfo de prestigio en San Mamés. Hay Liga, hay más Liga que nunca, y los estadistas ya recuerdan que los azulgrana dependen de sí mismos para alcanzar el título, disparados desde el momento en el que Messi estuvo en los cinco goles se cansó de medianías. Si él juega, juega el Barça, que encima celebra que por fin marca Luis Suárez. De repente, todo va bien. Una vez se tocó fondo en Anoeta, dolorosa en las formas esa derrota para estrenar este voluble 2015, el equipo catalán vive una efervescencia permanente gracias a la excitación de Messi, que lleva siete tantos en cinco partidos y se planta con 23. En San Mamés, una noche de las de siempre en Bilbao con su frío, sus chapelas y sus aullidos en la grada, el Barcelona dibujó un ejercicio del todo convincente, enérgico en la zona de peligro y directo hacia el gol. Marcó dos antes del descanso, pero pudieron ser más. Sin embargo, en un conjunto en donde las estrellas son y serán siempre los delanteros, merece una mención Claudio Bravo, que apareció cuando se le exigió para evitar sustos y giros inesperados y también le puede dar las gra- Iraizoz De Marcos Etxeita Laporte Balenziaga (51) San José Rico Susaeta (69) Unai López Muniain (77) Aduriz Aurtenetxe (51) Beñat (69) Gurpegui (77) Bravo Alves (69) Piqué Mathieu Jordi Alba Xavi (74) Busquets Rakitic Neymar Messi Luis Suárez (79) Adriano (69) Rafinha (74) Pedro (79) so que le echó a Messi. Gracias a él, gracias al argentino, su silla ya no está tan caliente y cuenta cinco victorias seguidas en el torneo doméstico más la clasificación para las semifinales de la Copa. De área a área Para desactivar al Athletic, el Barcelona apostó por la verticalidad, entregado a lo que se les ocurra a los tres de arriba en este nuevo método que olvida el gusto por el toque infinito. Trazó el camino con un tanto afortunado de Messi, un libre directo que golpeó en la barrera y descentró a Iraizoz, y luego festejó a lo grande, aleluya, el renacer de Luis Suárez. El uruguayo, que poco antes había desperdiciado una ocasión clarísima, sumó su sexto gol en esta etapa azulgrana, remate desde la frontal para recordar el principal motivo por el que se pagaron más de 80 millones por él. Todo lo demás su trabajo, sus pases, su esfuerzo está muy bien, pero le ficharon para llegar a la red. En la reanudación enloqueció la velada, apasionante intercambio de golpes en las dos áreas. El Athletic se imaginó la hazaña con el tanto de Mikel Rico, pero se esfumó la alegría al minuto cuando De Marcos, en su propia portería, introducía el balón después de un remate de Messi. Sentenciaría Neymar con el cuarto dos minutos después y, por mucho que el premio de Aduriz llegase en la siguiente jugada, San Mamés ya descartaba cualquier gesta y más con la roja directa de Etxeita. En el epílogo, ya con el Athletic entregado, Messi se recreó para inventarse la jugada del quinto, que llevó la firma de Pedro y la asistencia de un sensacional Busquets. Es otro Barça. Al menos 22 personas murieron ayer en una batalla campal entre aficionados ultras y fuerzas de seguridad antes de que se disputara un partido de fútbol entre los equipos Zamalek y ENPPI en El Cairo, según confirmó la Fiscalía egipcia. Otras treinta personas resultaron heridas en los disturbios, que se desencadenaron cuando la policía impidió el acceso de parte de la afición al estadio de la Defensa Aérea, en el este de la capital. El Ministerio egipcio de Interior explicó que simpatizantes de ambos equipos intentaron irrumpir por la fuerza en el estadio sin haber comprado las entradas. El aforo estaba limitado a unas 10.000 personas. La policía tuvo que intervenir para evitar que dañaran la propiedad pública Fuentes de seguridad apuntaron a Efe que los aficionados quemaron un vehículo oficial y los agentes respondieron. Emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los hinchas, entre ellos miembros de los denominados Caballeros Blancos, como se conoce a los ultras del Zamalek. Finalmente el partido se jugó y acabó en empate (1- 1) En otras ocasiones, se han registrado disturbios antes y durante partidos de fútbol, pero los de ayer son los más mortíferos desde que el 1 de febrero de 2012 setenta y cuatro personas perecieron y 254 resultaron heridas en enfrentamientos en el estadio de Port Said entre los seguidores del club local y del Al Ahly, el más popular de Egipto. GOLES 0- 1, m. 15: Messi. 0- 2, m. 25: Luis Suárez. 1- 2, m. 60: Rico. 1- 3, m. 62: De Marcos. 1- 4, m. 64: Neymar. 2- 4, m. 66: Aduriz. 2- 5, m. 85: Pedro. EL ÁRBITRO Mateu Lahoz (Comité Valenciano) Roja a Etxeita (m. 75) Amonestó a Balenziaga, Alves y Gurpegui. Final Copa de África El valor de Messi El argentino, que ayer participó en los cinco goles, vuelve a ser el de antes y refuerza a Luis Enrique cias al palo por escupir un cabezazo de Aduriz con 0- 2. Hasta la suerte, que ahora es de la buena, ha cambiado en el Barça. Sin Iniesta y Mascherano en el inicio, a Luis Enrique le salió bien el experimento, reforzado el técnico por los resultados para dar valor a una norma inquebrantable en el fútbol. Cuando se gana, y más cuando se gana así de bien, se olvida todo lo demás y ya no se cuestiona la simpatía del asturiano ni se comenta aquel alocado pul- Costa de Marfil vence a Ghana en una interminable tanda de penaltis ABC BATA Ciento veinte minutos y veintidós penaltis hicieron falta anoche para conocer el campeón de la Copa de África. Después de concluir sin goles tanto los 90 minutos de partido como los 30 de prórroga, Costa de Marfil y Ghana se la jugaron a cara o cruz desde los once metros. Dos fallos por equipo en los diez primeros penaltis y acierto pleno en los diez siguientes. Así que tuvieron que lanzar los dos porteros. Falló el ghanés del Mirandés Razak Brimah y marcó el marfileño Barry, nuevo héroe nacional. Costa de Marfil se queda con el entorchado africano.