Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2015 abc. es andalucia ANDALUCÍA 31 El efecto Mas o Chirac El adelanto oportunista de elecciones lo pagan caro quienes las instrumentalizan por intereses personales Pacto PP- PSOE Felipe González está detrás de la gran coalición Ellos sabrán. Y fue cuando pedimos un pleno sobre la corrupción en general, con el impacto de la Gurtel en los Ayuntamientos andaluces y el fraude en la formación cuando se cierra la legislatura y la gran coalición del PP y el PSOE nos echa de la Cámara de Cuentas. -Usted cree esa hipótesis de la gran coalición. ¿Quiénes son los personajes clave en esta intriga? -Desde mi punto de vista hay una persona muy relevante en la política andaluza como es Felipe González que ha estado desde primer día horadando la presencia de IU en el Gobierno en representación del gran empresariado. Y de otra parte, la carrera y hoja de ruta de Susana Díaz que representa el sector más de derechas dentro del PSOE y que pretende instrumentalizar ahora Andalucía para luego irse a Madrid. Yo creo que va a sufrir el efecto Mas o Chirac, el adelanto oportunista de elecciones siempre lo pagan quienes intentan instrumentalizarlas para sus intereses. ¿Usted se fía de Susana Díaz? -Desde el punto de vista político Susana Díaz no es de fiar. Una persona que cía, posa en un parque de Sevilla ROCÍO RUZ no cumple con lo acordado tiene ausencia de credibilidad para nosotros. ¿Y si después del 22 M hay que pactar con Susana Díaz? -Las decisiones estratégicas se consultan con toda la militancia y con las personas simpatizantes, un debate de 14.000 personas. En estos momentos me temo que no estarían muy a favor. ¿Harán un acuerdo ante notario con cláusulas de rescisión? -El problema es si el PSOE tendrá que plantearse si va a poder pactar con nosotros o con otras formaciones. Pueden darse combinaciones de todo tipo. ¿Con la salida de miembros de la CUT, IU pierde más lastre que alcaldías? -Creo que eso es una reflexión que tiene que hacer la CUT. Hay gente valiosa que puede seguir perfectamente en IU. Y luego hay otros que han optado por irse a la centralidad del tablero, lo cual sorprende en gente de una trayectoria que supuestamente ha sido de izquierdas, pero no voy a entrar en la evolución ideológica de la gente. ¿Cómo va a mejorar la imagen de IU para ampliar horizontes? -Creo que Alberto Garzón representa muy bien la nueva IU. Aquí en Andalucía hicimos una renovación recientemente y eso nos diferencia de otros territorios. -Pues después de escuchar a Garzón en su debut en el Congreso, juraría que era de Podemos... ¿Usted cree? -Lo pensé al instante... -Garzón tiene una solidez ideológica y una definición de principios que no se percibe en un proyecto tan absolutamente ambiguo como es Podemos, que no sabemos que es lo que proponen para el futuro político. Con IU se puede o no estar de acuerdo, pero nadie nos podrá achacar que somos ambiguos. NO NI NÁ POR JUAN JOSÉ BORRERO VÍSPERAS ELECTORALES Nos empeñamos en adelantar a febrero los debates políticos de marzo sin darnos cuenta de que estamos en carnaval Consejo de Gobierno de la Junta, que ahora despunta por su hiperactividad para dar salida a los compromisos ¿ocurrencias? diarios de la presidenta. Ahora es tan evidente que su prioridad son los ciudadanos- -especialmente los que recibe en San Telmo a los que promete millones a decenas- -como que antes tenía otras prioridades más centradas en centrar su partido. ¿Servirá el ardor ciudadano que confiesa diariamente Susana Díaz como equipaje para la mudanza a Madrid? Lo niega, como niega pactar con Podemos mientras las evidencias la desmienten por boca del secretario andaluz de Organización del partido que Díaz quiere reorganizar. Juan Cornejo ha dejado para la posteridad (léase para el 23 de marzo) una frase a tener en cuenta: será un irresponsable el político que no esté dispuesto a hablar con quien sea para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos Ya sabe usted, ciudadano, que en el fondo será el culpable de lo que ocurra. Ellos no querían. Cornejo se ha pasado. Esa es una frase demasiado realista para una precampaña. No nos deja disfrutar de este tiempo rosa de promesas. La culpa la tenemos los periodistas, nos empeñamos en adelantar a febrero los debates políticos de marzo sin darnos cuenta de que estamos en carnaval. Disfraces y sorpresas. Las serpentinas sirven de cinta para inauguraciones imposibles como la de ese hospital de Granada que la Junta prometió abrir en 2011 y que ahora, por arte de elecciones, puede asegurar el papeleo para algún día de algún año electoral tener camas. Así es el tiempo gozoso de las vísperas. ¿Por qué duran tan poco las campañas y tardan tanto las elecciones? Hay que disfrutar de este tiempo efímero de los irresponsables. E STE año vamos a quedarnos a gusto en lo que a votar se refiere. Tres elecciones y las catalanas como complementarias. Hay críticos con esta sobreabundancia electoral. Pero, a la vista de los acontecimientos, no serán menos los que promuevan una campaña a favor de una mayor periodicidad del encuentro con las urnas alegando el beneficio de su efecto balsámico sobre los problemas que percibimos. Las prematuras andaluzas, por ejemplo, han sido fierabrás para la desidia que arrastraba el