Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2015 cordoba. abc. es CÓRDOBA 19 Una pareja del bloque afectado por el incendio del bazar chino narra su día a día sin poder vivir en su domicilio No tenemos fecha de retorno a casa P. GARCÍA- BAQUERO CÓRDOBA D ani y Jenny tenían el día libre el pasado 20 de enero. Llevaban un año sólo viviendo en su piso de la calle María de Molina porque por circunstancias no pudieron irse antes. Con mucho esfuerzo, esa mañana decidieron ir a Ikea. A las ocho de la tarde volvieron con sus bolsas y sus cajas ilusionados para poner algunos muebles que aún faltaban en la casa. Dos horas después el humo y el hollín convertían su dulce hogar en la cuarta planta del bloque 12 en la cueva de Alibabá. El humo, mientras el bazar chino de la planta baja ardía, rebotaba por las chimeneas de ventilación y el domicilio de esta joven pareja era una trampa mortal. Dani recuerda con mucha pena cuando, después de ser desalojados volvieron a su casa. Era desolador, todo negro, no se veía nada. No había luz, ni agua, ni gas. Los suministros cortados, los bajantes derretidos por el fuego. No podíamos hacer nada Solo su suegra se armó de valor y unos días después decidió coger un saco de trapos y entrar en la vivienda. Era la lucha contra el hollín. Cortinas, sábanas y toda la ropa estaba cubierta de negro. Como todo estaba así pues no se podía ni coger relatan. Mi suegra poco a poco quitó lo más gordo agradece este joven. Hasta la fecha, ni las aseguradoras del bazar ni la de la comunidad se han puesto de acuerdo en adelantar algún pago. Cada uno con su seguro, al que te obligaba contratar la hipoteca tiene que averiguárselas, pero de momento, sólo reciben las comunicaciones que le hacemos sin prestar ayudas directas lamenta Dani. La generosidad de vecinos incluso del dueño de un piso de alquiler al que han tenido que irse sí que han sido de Solidaridad En la tintorería nos han dado un plazo para pagar y el arrendador del nuevo piso no nos ha pedido fianza lo más solidario. El arrendador no les ha pedido la fianza ni les ha puesto un plazo mínimo para quedarse en la casa, algo de agradecer, asegura Dany porque ni él ni Jenny podrían afrontar el pago además de meses de adelanto porque continúan con el puntual pago de la hipoteca de su piso, ahora cubierto de cenizas y sin fecha de retorno. Esta familia es solo una de las más de un centenar de afectadas de los siete bloques, entre las calles María de Molina y Músico Cristóbal de Morales, por el incendio en el bazar chino en la noche del día 20 de enero. Han pedido este mismo fin de semana en un comunicado conjunto que se actúe con contundencia en la investigación que lleva la Policía Nacional y el juzgado de instrucción tras conocerse que el incendio no fue fortuito, porque lo han provocado según apuntaba el informe policial. A ellos nadie les ha notificado nada, aseguran. Con esta cautela pero sin mirar de reojo a quien pudiera haber provocado el incendio, estas familias se lamentan de veinte días después del siniestro que si pasa a las dos de la mañana hubiera habido víctimas mortales reiteran, aún no se sabe nada Las reuniones con el Ayuntamiento de Córdoba para ver la posible suspensión del pago del IBI, luz, gas o teléfono, se les unen los acuerdos de buena fe que, por ejemplo, Dani y Jenny hacen con el señor de la tintorería, que asegura que no le importa que le pague cuando ya haya respondido el seguro. De momento, tendrán que continuar quitándose el hollín impregnado de todos sus enseres. Es la pescadilla que se muerde la cola. Como no hay bajantes no se puede echar agua, y entonces no se puede limpiar, ni siquiera las escaleras para subir explican. Los primeros pisos han estado con altas temperaturas pero con menos humo y hollín. Ambos precisaron que en la misma situación están el resto de los bloques incendiados, aunque con diferentes características. Hay desde fisuras a levantamiento de solerías, pintura o suciedad provocada por el hollín. Ninguna de estas obras son menores, por lo que de momento hay que ser paciente y seguir de forma conjunta los pasos que se están dando, y si es posible personarnos como acusación particular en el caso que se detenga al autor del fuego concluye Dani. Dos jóvenes, con bolsas en los espacios comunes de los bloques B. L.