Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN POSTALES LUNES, 9 DE FEBRERO DE 2015 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Lenta agonía del PSOE Derrota y fiesta JOSÉ MARÍA CARRASCAL ¿PUEDEN O NO PUEDEN? Hoy no es fácil engañar a la gente. La información se ha multiplicado de tal forma que las falacias acaban siempre por conocerse Las consecuencias de perder la centralidad La situación que atraviesa el PSOE es crítica, por mucho que su secretario general, Pedro Sánchez, intente frenar el lento pero inexorable declinar de una formación histórica. Desde el varapalo electoral de noviembre de 2011, el socialismo intenta buscar un sitio bajo el sol de la izquierda, pero la irrupción de Podemos le ha hecho perder las coordenadas de la centralidad. El daño que le infligió Zapatero al socialismo se ha convertido en un losa que amenaza con aplastar a un partido errático y que se mueve espasmódicamente, incapaz de recuperar el sitio perdido. Que lo encuentre, por su bien y el de la estabilidad nacional Ronaldo y el arte del cante jondo Nada de malo hay en celebrar una fiesta de cumpleaños, salvo que el ágape organizado por Cristiano Ronaldo, demasiado estrepitoso, se produjo horas después de que el Real Madrid fuera vapuleado por el Atlético. Razón suficiente para poner sordina al jolgorio y ser más comedido en las emociones. Hay fechas y momentos en los que por razones obvias hay que evitar dar el cante. V IVEN de desperdicios. Tomaron de Obama el nombre, We can De los Pujol, los regateos fiscales. De Lenin, cómo alcanzar el poder desde la casi nada. Aliñado todo ello con el cabreo de los españoles, al descubrir que sus políticos les habían engañado haciéndoles creer que podían hacerse ricos como ellos, y no lo eran. Su mensaje subliminal no es la ilusión, sino el resentimiento, el odio, que cala mucho más profundo que la esperanza. Sus líderes charlatanes en la feria de la televisión predican con la palabra, no con el ejemplo. Alguien que puede pagar 200.000 euros como si fuera una multa de tráfico no forma parte precisamente del empobrecido pueblo español que pretende dirigir. No sé si Monedero ha cometido delito fiscal, pero uno ético, desde luego, y no puede dar lecciones de moralidad a nadie. Encima, presumiendo de haber regulado su deuda con Hacienda de la forma más onerosa para él ¿Nos toma por tontos? Si tan buen contribuyente es, ¿por qué no pagó sus impuestos hasta que se descubrió que había estado ocultando ingresos, por cierto sin justificar? Y, al respaldarle, su partido se hace cómplice. Partido ni siquiera nuevo, sino una refundación del viejo comunismo, aunque no en la dirección europeísta que Togliatti y Carrillo le dieron tras el hundimiento de la Unión Soviética, sino en la contraria, de vuelta al leninismo más frío y cruel: limpieza de los camaradas desviacionistas que molestaban a la dirección, seguida de la fagocitación de las demás formaciones de extrema izquierda. Para dinamitar luego la socialdemocracia, tras acusarla de traidora al pueblo. Y, ya con el pleno poder en sus manos, acabar con los burgueses, en los que incluyen desde liberales a conservadores, para implantar la dictadura del proletariado que es en realidad la suya. Exactamente los pasos que está dando Podemos a caballo de la crisis. Pero los tiempos son otros. Hoy no es fácil engañar a la gente. La información se ha multiplicado de tal forma que todo es público, de forma que las falacias acaban siempre por conocerse. Se me dirá que Syriza, el hermano griego gemelo de Podemos, ha logrado el poder dando esos pasos. Pero a las primeras de cambio comprueba que, aunque puede hacer de Grecia lo que Lenin hizo de Rusia hace un siglo, debe contar con el mundo. Aparte de que Grecia no es España. Nuestra indignación puede igualar a la griega, pero nuestra situación es distinta: tenemos una industria, una administración, unos servicios públicos que Grecia no tiene. Además, hemos resistido una gravísima crisis con la consiguiente cura de caballo y empezamos a crecer. Sólo un peligro: que la indignación se torne paroxismo y el odio venza a la cordura. Espero que no caigamos en tan vieja trampa, pero ya saben que todo es posible en España. Cristiano Ronaldo ABC CARTAS AL DIRECTOR En Grecia empieza a Syrizar Como estaba cantado, el partido de izquierda radical Syriza ha ganado las elecciones acercándose bastante a la mayoría absoluta, al obtener 149 escaños para el parlamento. Hay que aclarar que en esos 149 escaños van incluidos 50 que la legislación griega regala graciosamente al que más votos obtenga. Los distintos analistas políticos están poniendo de manifiesto sus opiniones sobre las causas de este resultado, que resultan ser bastante divergentes, aunque todos coinciden en el caos que había en el país desde hace bastante tiempo. Eso ya es historia, que, como agua pasada, no mueve molino; la realidad comienza ahora. Una realidad que muy pocos se atreven a aventurar por lo incierta que- -a primera vista- -parece. Yo, como cada cual, tengo mi punto de vista sobre la posible repercusión del resultado griego extrapolándolo a España. El triunfo de Syriza en Grecia nos puede afectar negativamente en el aspecto económico, entre otras cosas por la posible pérdida, parcial o total, del dinero que les hemos prestado. Pero pienso que en el plano político no se va a producir ningún mimetismo. Porque el gobierno griego- -a mi juicio- -no puede actuar nada más que Libertad de expresión y fanatismo Por la libertad de expresión se dicen, editan y se publican textos y caricaturas que cuando se trata de ciertas materias, más concretamente de religión, se hacen sin tener en cuenta, o sí, y a veces da lo mismo, que pueden herir y ofender los sentimientos de una considerable cantidad de gente, los que profesan una determinada fe, creen en un Dios centro de esa fe, o la burla de sus símbolos más sagrados; u otros sentimientos igualmente dignos de respeto que tampoco tiene en cuenta la libertad de expresión. Nuestra Constitución, en su Art. 20, reconoce y protege ese derecho de libre expresión, pero también dice que esas libertades tienen su límite en el respeto a los mismos derechos reconocidos en este título, y con relativa frecuencia se traspasa esa frontera. En España lo estamos viendo con frecuencia cuando de atacar a la Iglesia y a la religión católica se trata. Valientes que saben que lo máximo que les puede sobrevenir es una protesta o demanda judicial. Recientes son las profanaciones de la Catedral de la Almudena en Madrid y otros templos, o las exposiciones de textos y literatura ofensivos que atacan directamente al sentir popular y la fe de la inmensa mayoría de españoles, como la del Museo Reina Sofía de Madrid: La única Iglesia que ilumina es la que arde y la publicidad de la misma con una iglesia en llamas en una caja de cerillas. Pero el fanatismo no entiende de juzgados ni de arreglos pacíficos, se sienten heridos y se toman la justicia por su mano, son los horribles crímenes ocurridos en Francia, tan fanáticos como para matar al grito de Alá es grande Si nunca se puede matar, mucho menos en nombre de Dios que todo es amor, Tanto amó Dios al mundo que se hizo hombre De ninguna manera es lícito matar, la vida es sagrada y sólo pertenece a Dios, y es también un derecho constitucional, como la misma libertad de expresión. Pero el fanatismo no distingue de libertades, sí de las que les proporcionan las democracias que aprovechan para llevar a cabo sus más bajos instintos, matar. Hay que abrir otros caminos y establecer diálogos con otros líderes religiosos como dice el Papa, y encontrar con todo el esfuerzo que sea necesario el entendimiento entre las distintas religiones y creencias. I. MORENO JULIÁ CÓRDOBA de dos formas. O haciendo lo que han prometido durante su campaña electoral, que les llevaría irremediablemente a la hecatombe; o plegándose a lo que disponga la UE. En este caso quedarían muy mal ante el mundo entero por incumplido-