Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 CULTURA Los hackers culminan su acoso a Madonna filtrando todo su disco NACHO SERRANO MADRID MIÉRCOLES, 4 DE FEBRERO DE 2015 abc. es cultura ABC Su publicación estaba prevista para el 10 de marzo, pero los hackers filtraron el nuevo disco de Madonna la madrugada de ayer, asestando el golpe definitivo a la hoja de ruta promocional de la artista. Y es que si la Ciccone tildaba de terroristas a los que han estado filtrando demos y fragmentos de canciones de Rebel Heart este nuevo ataque informático (al parecer en su ordenador personal) ha debido ser su particular 11- S, porque el robo incluye la totalidad del tracklist, nada menos que 25 canciones en su edición final, producida por Diplo, Kanye West y la propia cantante, que aún no ha reaccionado públicamente y posiblemente esté preguntándose para qué sirvió la reciente detención de un hombre en Tel Aviv, acusado de las primeras filtraciones. Que sea precisamente esta semana cuando arranca la promoción del disco ha dado alas a los conspiranoicos que ven retorcidos planes de marketing en este tipo de asuntos ¿hablarían los medios de todo el planeta de este disco cuando todavía faltan más de dos meses para que salga? ¿las posibles pérdidas son mayores que el impacto publicitario? pero eso no cuadra con la desesperación de la artista, que asegura sentirse violada A Madonna ya le ocurrió esto con su anterior trabajo MDNA (en aquella ocasión se detuvo a un hombre en Zaragoza, que fue absuelto) pero hay muchos más casos en los que los piratas le ganan la partida a los artistas. Su colega Björk, por ejemplo, ha visto cómo ocurría lo mismo con el contenido de su nuevo trabajo, Vulnicura hace sólo unos días. La autora norteamericana presenta su segundo libro 55 años después del primero ABC Harper Lee encuentra una secuela de Matar a un ruiseñor La autora escribió Go Set a Watchman antes que su célebre novela, pero nunca la publicó JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK Obra maestra Gregory Peck bordó el papel de Atticus, el abogado que se enfrenta al racismo en la América profunda, y se llevó el Oscar al mejor actor. Muerte de un ruiseñor (1962) dirigida por Robert Mulligan, está considerada como una de las cumbres del séptimo arte. Nadie está a salvo Aquí también tuvimos un caso con gran revuelo mediático, el de Para todos los públicos de Extremoduro, pero la gran mayoría de casos corresponden a superestrellas internacionales, como Lady Gaga, Katy Perry, Marilyn Manson, Lana del Rey, Britney Spears, Guns N Roses o Christina Aguilera. Sin embargo el mundo indie tampoco está a salvo: bandas como Beach House, Mogwai, Caribou, Toro y Moi, Goldfrapp o The Ting Tings también sufrieron el abordaje de los piratas para llevarse sus últimos álbumes. Portada personalizada Los fans podrán personalizar la portada del disco con su foto Los amantes de Matar a un ruiseñor han vivido con una frustración: que su autora, Harper Lee, no hubiera escrito más. Desde que en 1960 tocó el cielo literario con su primera novela, Lee apenas escribió algunos artículos y, desde los años sesenta, vive retirada de la vida pública y apenas ha concedido entrevistas. Mejor estar callada que hacer el tonto ha dicho en alguna ocasión. Pero la autora acaba de anunciar que el próximo 14 de julio se publicará Go Set a Watchman una secuela de Matar a un ruiseñor La misma protagonista, Scout Finch, regresa como una mujer adulta al pueblo ficticio de Maycomb, en Alabama, para visitar a su padre, Atticus. A pesar de ser un relato que ocurre después de los hechos descritos en su debut, fue escrito antes, a mediados de la década de los cincuenta. Mi editor, cautivado por los flashbacks a la infancia de Scout, me convenció para que escribiese una novela desde el punto de vista de la joven Scout explicó Lee, de 88 años, en el comunicado. Era la primera vez que escribía, así que le hice caso El resultado fue una historia, narrada en primera persona por Scout, que tiene como protagonista a Atticus Finch, un abogado que defiende a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. El nuevo libro se convirtió en un éxito inmediato, ganó el premio Pulitzer, se estudia desde entonces en todos los colegios de EE. UU. y es un pilar de la literatura contemporánea del país. Fue adaptado al cine, con Gregory Peck en el papel de Atticus Finch, en una película que consiguió tres Oscar: mejor actor, mejor dirección artística y mejor guión. La novela anterior, sin embargo, cayó en el olvido, incluso para la propia Lee. No sabía que había sobrevivido, así que me sentí sorprendida y encantada cuando mi querida amiga y abo- gada Tonja Carter la descubrió dijo Lee. Eso ocurrió el pasado otoño. Carter la encontró unida a una versión mecanografiada de Matar a un ruiseñor Después de pensarlo y dudarlo mucho, se lo enseñé a un puñado de personas en las que confío y me agradó que consideraran que era suficientemente bueno como para publicarlo. Me siento honrada y sorprendida de que se publique después de todos estos años añadió. Tanto o más que sus lectores lo celebrará la editora de Lee, HarperCollins. Según sus datos, Matar a un ruiseñor vende hoy alrededor de un millón de ejemplares al año, y se ha traducido a cuarenta idiomas. De Go Set a Watchman se imprimirán dos millones de copias para la primera edición.