Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 4 DE FEBRERO DE 2015 abc. es sociedad SOCIEDAD 49 El Reino Unido, primer país en autorizar bebés concebidos con ADN de tres padres La polémica técnica permitirá el nacimiento de niños sin graves enfermedades. Los primeros podrían nacer en otoño LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES De un padre y dos madres La técnica manipula el embrión para evitar que el niño nazca con una enfermedad mitocondrial, un problema hereditario que transmite la madre. Defectos en el ADN mitocondrial pueden causar alrededor de un centenar de enfermedades, algunas de las cuales provocan invalidez o incluso la muerte Óvulo na frase inquietante sostiene que todo lo que se puede hacer en un laboratorio, por controvertido que sea, al final acaba a haciéndose. Ayer se dio un nuevo paso en esa senda. El Parlamento Británico aprobó con- 382 votos a favor y 128 en contra- la reforma legal que permite concebir bebés por fecundación in vitro empleando el material genético de tres personas diferentes, lo que ya se conoce como los bebés de tres padres Las madres que presentan deficiencias en las mitocondrias de sus óvulos, y por tanto están condenadas a transmitir a sus hijos graves enfermedades, como la distrofia muscular, ceguera y otras discapacidades, podrán repararlos con la ayuda del ADN del óvulo de una donante. El resultado es que el bebé tendrá material genético de su padre y de dos madres. El futuro niño no será autorizado a conocer la identidad de la donante. La decisión es histórica. Reino Unido pasa a ser el primer país del mundo que permite algo así. Pero llega tras un controvertido debate moral y científico y con la oposición firme de las Iglesias Católica y Anglicana. Los detractores de la práctica advierten que se abre la vía para crear bebés a la carta algo que parecía una utopía totalitaria cuando Aldous Huxley fabulaba con ella en sus novelas. Algunos científicos pronostican incluso que los niños gestados con la nueva técnica podrán sufrir cáncer y envejecimiento prematuro. Pero los partidarios replican que el avance autorizado ayer evitará a muchas familias el golpe de traer al mundo niños con malformaciones. En las últimas semanas, por ejemplo, los medios británicos han repetido la dramática historia de Sharon Bernardi, U Las mitocondrias Matriz Membrana externa Crestas Membrana interna Núcleo Ooplasma Ooplasma Ooplasma 1 Fecundación in vitro El óvulo de la madre se fecunda con el espermatozoide del padre en el laboratorio Padre Pad Espermatozoides Óvulo materno Embrión Madre Mad Pronúcleo del espermatozoide Pronúcleo del óvulo 2 Extracción del Pronúcleo Horas después se extrae el núcleo del embrión, que contiene ADN del padre y la madre, y se implanta el óvulo de una mujer donante, cuyo ADN nuclear ha sido extraído. La donante solo aporta ADN mitocondrial Núcleo extraído Mitocondrias sanas Cromosomas femeninos Cromosomas femeninos una mujer que ha pasado por la tragedia de perder a siete hijos debido a unos fallos en su ADN mitocondrial que ahora se podrán corregir. La secretaria de Salud británica, la conservadora Jane Ellison, defendió la reforma durante el debate como una luz al final del túnel para las familias La técnica ha sido desarrollada en un laboratorio de Newcastle, que ha trabajado durante quince años en el proyecto. La ley completará sus trámites el próximo octubre, tras pasar por la Cámara de los Lores. Los primeros niños nacerían el próximo otoño. Se calcula que nacerían con el nuevo método unos 125 bebés al año. Explicado a grandes rasgos, lo que se ha autorizado es extraer el núcleo del óvulo de la madre con problemas e implantarlo en el óvulo de una donante sana, cuyo núcleo se habría extraído previamente. Una vez que gracias a la donante se ha creado ese óvulo modificado y sano, será fertilizado con el esperma del padre e implantado en el útero de la madre original. El bebé de tres padres tendrá en realidad menos de un 0,1 del ADN de la donante. El Reino Unido ha estado siempre en la vanguardia de las modificaciones en laboratorio del origen de la vida. En 1978 nació en Cambridge la primera persona fecundada in vitro y en 1996 fue alumbrada en Edimburgo la ya extinta oveja Dolly el primer mamífero adulto clonado. Voto en conciencia 3 Nuevo embrión El resultado es un embrión con mitocondrias sanas, sin riesgo de sufrir enfermedades mitocondriales Seg Segundo óvulo con men ADN, menos pr procedente de una muj sin riesgo mujer Madre Mad donante Fu Fuente: Elaboración propia ABC Los diputados votaron en conciencia, sus partidos les dieron libertad de voto. El Gobierno conservador apoyaba la reforma, que contó en las horas previas al debate con el respaldo explícito del primer ministro: Creo que la técnica ha sido suficientemente testada y alguien que tiene un hijo con una discapacidad severa, como me ocurrió a mí, sabe por lo que están pasando los padres David Cameron perdió en 2009 a su hijo Iván, uno de sus tres vástagos, Traspasar las líneas rojas ANÁLISIS CÉSAR NOMBELA U na vez más la bioética nos tiene que interpelar, cuando se plantea algo que va a la raíz de lo que representa la naturaleza humana, la que fundamenta los derechos de todos y constituye referencias para nuestros comportamientos. Si el ser humano es un fin, si no puede ser instrumentalizado exclusivamente como medio, no cabe traspasar la línea roja de construirlo en función de un diseño genético previo. Con un ser humano sólo cabe experimentar cuando lo único que puede derivarse es el bien para el propio sujeto de experimentación, y éste es capaz de consentir. Nuestros códigos señalan que, ni el bien del progreso científico, ni el bien de la sociedad justifican la experimentación radical. La decisión de crear niños con dos progenitores y pico supone emprender un camino incierto. Tras iniciarlo, se podrán corregir errores en la práctica futura del procedimiento, pero nadie librará al ser, nacido de esa forma, de cualquier afectación que pueda derivarse. El así nacido, aunque pueda cambiar algún día sus opiniones en el curso de su vida, nunca podrá revertir la decisión genética que otros tomaron para él. Cierto es que el genoma mitocondrial constituye menos de un 0,1 del ADN total, pero cuando se trata de nuevas combinaciones genéticas, la cuestión no es de cantidad, sino de calidad. La función mitocondrial sabemos que afecta a todas las células de nuestro organismo. No se puede garantizar que la descendencia resultante carezca de afectaciones propias de un procedimiento de resultados inciertos. CÉSAR NOMBELA ES MIEMBRO DEL COMITÉ DE BIOE TTIC DE ESPAÑA