Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 4 DE FEBRERO DE 2015 abc. es economia ECONOMÍA 45 FERNANDO GONZÁLEZ URBANEJA LA PRECARIEDAD RETROCEDE El mayor coste de la crisis son los tres millones de empleos perdidos, el retroceso de los salarios y la precariedad de los contratos Oficina de los servicios públicos de empleo en Valladolid, ayer pedirá conseguir el objetivo de crear un millón de puestos de trabajo entre 2014 y 2015, y recordó que enero es un mes tradicionalmente malo para el mercado de trabajo, y que las cifras conseguidas sitúan al país en una situación precrisis EFE L Gastó 24.569,96 millones en 2014 El Estado se ahorra 5.157,6 millones en prestaciones J. G. N. MADRID Largo y oscuro túnel El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, advirtió de que todavía España está muy lejos de salir del largo y oscuro túnel del desempleo Por su parte, la CEOE incidió en que es crucial ajustar los costes laborales y evitar incrementos que obstaculicen la creación o la pérdida de empleo. CC. OO. explicó que el aumento del paro demuestra la fragilidad de la recuperación y la enorme dependencia de la economía española de las actividades turísticas, estacionales y de temporada. Para UGT, los datos ponen de manifiesto que el empleo creado en diciembre estaba marcado por la naturaleza estacional y por las fiestas navideñas. Videoanálisis sobre el paro registrado en enero de 2015 El Ministerio de Empleo y Seguridad Social desembolsó 1.907,18 millones de euros en prestaciones por desempleo en diciembre pasado, según los datos conocidos ayer, por lo que el gasto total en 2014 ha sido de 24.569,95 millones. Esta cifra supone 5.235,19 millones de euros menos que la pagada en 2013 (29.805,14) y es inferior en 5.157,58 millones a la cantidad prevista por el departamento que dirige Fátima Báñez para 2014 (29.727,53 millones) según recogían los Presupuestos Generales del Estado para el pasado año. Hay que recordar que el mayor gasto en prestaciones contributivas, subsidios, rentas activas de inserción y subsidios eventuales agrarios se registró en 2012, con 31.678 millones de euros, es decir, 7.108 millones menos que el habido en 2014 (22,44 menos) El desembolso en prestaciones en diciembre pasado (1.907,18 millones) con 4,848 millones de parados, es el más bajo desde septiembre de 2008, cuando había 2.625,368 desempleados. Esto se debe fundamentalmente a la fuerte caída de la cobertura bruta de los parados tras casi seis años de crisis. En diciembre la cobertura fue del 57,61 cuando en el mismo mes de 2013 fue del 61,44 y un año antes del 64,05 También hay que tener en cuenta la rebaja del paro. La cuantía media de las prestaciones contributivas en diciembre fue de 815,3 euros, frente a los 829,8 euros del mismo mes de 2013 y los 864,3 de 2012. El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de diciembre del pasado año ha sido de 808,8 euros, lo que supone una disminución sobre el mismo mes del año anterior de 49,6 euros (5,8 según los datos hechos públicos por el Ministerio de Empleo. La mala cosecha de la aceituna dispara el desempleo en la agricultura La agricultura es el sector que más incrementó el paro en enero en comparación con diciembre de 2014. En términos interanuales, subió en 20.210 personas (9,71 La afiliación al sistema especial agrario cayó el mes pasado en 39.803 personas (5,03 hasta 750.834 personas. Las malas cosechas, especialmente la de la recogida de la aceituna, han provocado estos pésimos resultados en dicho sector, unido al creciente empleo irregular según denuncian los sindicatos. Unos 380 autónomos menos cada día durante el pasado mes de enero El colectivo de autónomos registró un descenso de 11.417 afiliados el mes pasado, cifra ligeramente inferior al del mismo mes del año pasado (11.560) No obstante, es el menor descenso en un mes de enero desde el inicio de la crisis. A pesar de ser unos datos malos, con 380 autónomos menos cada día, en los próximos meses volveremos a los registros positivos cerrando 2015 con más de 120.000 nuevos autónomos según Lorenzo Amor, presidente de ATA. Más de 24.500 solicitudes para la ayuda a parados de larga duración Más de 24.500 personas han solicitado beneficiarse del nuevo programa de activación para parados de larga duración, que incluye una ayuda de 426 euros mensuales, desde su entrada en vigor el 15 de enero y el 30 del mismo mes. Está previsto que este programa beneficie a unas 70.000 personas en 2015. El 63 de las solicitudes ya han sido remitidas a las respectivas comunidades autónomas, según la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo. os dos registros de empleo: el de parados y el de cotizantes, correspondientes a enero ratifican la tendencia del último año coherente con el crecimiento del PIB y la mejora de las expectativas. La Seguridad Social ha perdido casi 200.000 cotizantes, uno de los datos menos malos desde que empezó la crisis, pero en términos desestacionalizados crecen en 25.000. Lo mismo ocurre con los datos de paro registrado, 80.000 parados más (que son 42.000 menos corregido el efecto estacional) De manera que son datos de invierno, inclementes, pero que vistos con más perspectiva, en datos interanuales, confirman un crecimiento de 400.000 afiliados en un año y 290.000 parados menos. Pero además de los datos globales que indican tendencia, merece la pena reparar en los datos de contratación registrada con crecimientos de dos dígitos tanto en el número de contratos (que es un dato agregado que suma cosas muy diferentes) como en el de contratos indefinidos a tiempo completo (74.000) por encima de los de tiempo parcial (45.000) y el de temporales a tiempo completo (dos tercios del total) Indicativos estos datos de un retroceso, aunque sea leve, de la precariedad que es otro de los factores críticos del malestar del empleo en España. La precariedad va inevitablemente unida a la flexibilidad como su cara oscura. No se trata de un efecto necesario y permanente; un etapas de crecimiento la flexibilidad incentiva el empleo y en las fases bajas del ciclo contribuye a ajustes más rápidos. Estrechar el espacio a la precariedad sin perder flexibilidad es un indicador de recuperación y de confianza, supone entrar en el proceso virtuoso de búsqueda del potencial máximo de crecimiento y prosperidad. Los datos de enero conocidos ayer confirman en la parte oscura la consolidación de un paro crónico, de larga duración que ha agotado los subsidios contributivos. La tasa de cobertura del seguro de paro sigue retrocediendo, los nuevos empleos no reducen el stock de parados con pocas perspectivas de mejora. Un hecho que requiere medidas correctoras.