Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 4 DE FEBRERO DE 2015 abc. es internacional INTERNACIONAL 39 al piloto jordano mente no hubo nuevas pruebas de que seguía con vida. En el texto de la entrevista el militar ya tenía claro el plan de sus captores y confesó que me matarán Barack Obama, líder de la coalición contra los yihadistas de Abu Baker al Bagdadi, declaró que se trata de una nueva muestra de la crueldad y barbarie de esta organización y pidió que se redoble la vigilancia y determinación en el combate contra el EI porque a esta organización le interesan únicamente la muerte y la destrucción ALFONSO ROJO EL EI ASESINÓ A DOS REHENES JAPONESES Jordania y Japón, países unidos por el terror MIKEL AYESTARAN JERUSALÉN EL DEBER DE INJERENCIA El mundo civilizado tiene la obligación de intervenir. Militarmente y sin contemplaciones Rabia popular Las palabras de Washington, sin embargo, no sirven de consuelo en las calles de Jordania, donde la captura del piloto ha tenido un gran impacto y ha sido causa de manifestaciones diarias. La rabia se trasladó también a las redes sociales, donde los mensajes de condolencia para la familia del militar se mezclaron con el llamamiento a redoblar los bombardeos y arrasar al enemigo. Jordania juega un papel clave en la operación debido a su situación estratégica como aliado de Occidente y vecino de Irak y Siria, países que albergan el califato El nombre de Muaz al Kasasbeh se suma a los de los cooperantes David Haines, Alan Henning y Peter Kassig, los periodistas James Foley, Steven Sotloff y Kenji Goto y el fundador de una empresa de seguridad privada Haruna Yukawa, anteriores tristes protagonistas de unas grabaciones que fueron siempre el adelanto de sus asesinatos. A diferencia de estadounidenses o británicos, que no pagan rescates por sus civiles, japoneses y jordanos intentaron negociar hasta el último instante con el EI, pero no sirvió de nada. Las pérdidas de Kobani, en Siria, y la provincia de Diyala, en Irak, suponen un retroceso militar que los yihadistas intentar superar con el impacto mediático de estos salvajes asesinatos y con la reciente ofensiva en Kirkuk, la ciudad petrolera del norte de Irak en la que pretenden devolver a los kurdos el golpe sufrido en Kobani. La agonía de Muaz Kasasbeh, Haruna Yukawa y Kenji Goto ha unido en los últimos días a Jordania y Japón, dos naciones que han convivido con el terror del Estado Islámico (EI) La ejecución del piloto de 26 años llega después de las de los dos rehenes japoneses en un proceso en el que los yihadistas han lanzado ultimátum tras ultimátum. El EI difundió el 20 de enero un vídeo en el que daba al Gobierno de Tokio 72 horas de plazo para el pago de 200 millones de dólares (173 millones de euros) a cambio de las vidas de Haruna Yukawa, fundador de una empresa de seguridad privada de 42 años, y el periodista Kenji Goto, de 47 años y padre de dos hijos. Una cantidad similar a la que los japoneses estarían aportando a la coalición internacional contra el califato, según los yihadistas. Japón no pagó y el EI utilizó un mensaje de voz del propio Goto para dar la noticia de la decapitación de Yukawa y plantear las nuevas reglas de juego. En lugar de dinero, los captores pusieron sobre la mesa el nombre de la histórica presa de Al Qaida, Sajida Al Rishawi, e introdujeron en escena al piloto para presionar al Gobierno de Amán, ya que Rishawi está condenada a muerte en Jordania. Los siguientes mensajes de voz fueron también de Goto, hasta su decapitación a última hora del sábado. Cada ultimátum abría una ventana a la esperanza entre los familiares, no así entre los gobiernos japonés y jordano, que nunca confiaron en el intercambio por la ausencia de pruebas de vida. S Los padres de Kenji Goto lloran tras conocer el asesinato de este AFP ólo hay una respuesta: la muerte. No merecen otra cosa y lo inexplicable, lo vergonzoso, lo inaudito, es que esa OTAN que tapizó de bombas Serbia en 1999 por mucho menos o esa ONU que patrocinó el derrocamiento del libio Gadafi en 2011 miren para otro lado. El mundo civilizado, las democracias occidentales, los escasos países del planeta Tierra donde impera la ley y no se deja reventar al menesteroso, tienen la obligación moral de intervenir. Militarmente y sin contemplaciones. Aunque uno crea en la otra vida y esté convencido de que los malvados serán castigados por Dios, parece de cajón que a la espera de que lleguen al infierno es conveniente que los perversos reciban en este un anticipo. Ha llegado la hora en que los dirigentes políticos que se llenan la boca clamando contra Putin, porque anexionó Crimea a Rusia o anda malmetiendo en Ucrania, exijan al unísono el aplastamiento de los facinerosos que ayer metieron en una jaula a un desventurado piloto jordano y lo quemaron vivo. De los que decapitan periodistas, ejecutan a chavales por jugar al fútbol sin permiso, esclavizan sexualmente a niñas cristianas o venden como ganado a mujeres yazidíes. Si hay un escenario internacional donde sea perentorio utilizar sin dilación el inmenso poder bélico de Occidente y ejercer el deber de injerencia es en el territorio de Siria e Irak donde hemos permitido que impongan el terror los fanáticos del Estado islámico. O O AO? TGC OD P, T u DCQLO P l? TDTPT AT? T PK N? T? PO HT CD) DK 9O? KTPT PO KD 9 KO? DC B y kC; OH w t oD; TPT T HT QCGAO; KQKCDO B B DK 9O? KTPT B v 9 KTJO OQKmO nQ ZT STQ S QPTUb J PObU Zb M- WZ T W bW D aQ QT U baZOb ZÊU TaW U QË ZV U UOT J vU WNJ UOQb bP SbQb WbP TVS OZ ZTU P RN P PbQQTWW U WTP bP PObU Zb J Wk NQT Z UO J PZPO U Zbãp TUPNWOb TU Z ZTU Pp nWbIbP WZVZOb bPp