Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 GENTESTILO DOMINGO, 11 DE ENERO DE 2015 abc. es estilo ABC Sede de la firma Old Navy (izquierda) será la nueva apertura del grupo Inditex en Nueva York (derecha, recreación de la misma) INDITEX Zara conquista territorio americano con la apertura de tiendas emblemáticas Tras adquirir un edificio en el Soho neoyorquino, la firma abrirá doce nuevos establecimientos en Estados Unidos JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK roadway es la columna vertebral del comercio neoyorquino. Cae en cascada, contraria al orden reticular de la mayor parte de la ciudad, desde el límite noreste del Bronx, donde la ciudad de Nueva York hace frontera con Yonkers. A su paso deja grandes almacenes, tiendas de todo a cien, infinidad de delis, casas de lujo europeas y bazares de imitaciones, cuevas de souvenirs y multinacionales de la moda. La última en invitarse a este festín de percheros, probadores y cajeros ha sido Inditex. Esta semana ha anunciado la compra de un local comercial en el número 503- 511 de Broadway, en pleno Soho. El local, de 4.400 metros cuadrados, acogerá una tienda de la principal marca de la compañía, Zara, que espera inaugurarse a finales de este año. Se trata de un edificio imponente, de cuando esta parte de la ciudad bullía en talleres e industria, con las columnas de la fachada de hierro forjado, con techos altos y detalles neoclásicos en la decoración. Lo diseñó el arquitecto John B. Snook en 1878, y es uno de los más representativos del periodo. La localización del edificio, entre B las calles Spring y Broome, es en sí misma una encrucijada comercial de la ciudad. Hacia el este, el Soho profundo, con las casas de lujo, millonarias rusas pasándolo mal con los tacones en las calles empedradas y apenas lugares para tomarse una cerveza. Hacia el oeste, niños y niñas bien buscando el último lugar de moda para comer en NoLiTa, tiendas de diseñadores independientes y despistados. Sobre Broadway, toda la competencia que Zara pueda desear: Bloomingdale s estará en frente y, a cuatro pasos, H M, Uniqlo, Banana Republic, Topshop... Con ellos, millones de turistas y de neoyorquinos que buscan diseño y precios modestos. Y, solo tres manzanas hacia el Sur, en Canal Street, se abre la puerta de Chinatown, el paraíso de la imitación y la bagatela. Como hace solo en las grandes oca- siones, Inditex ha adquirido el local donde colocará su próximo Zara. Ha desembolsado 280 millones de dólares unos 236 millones de euros pero, en un comunicado, aseguró que la estrategia de apertura de tiendas del grupo sigue centrada en alquilar propiedades Aunque llevaba ya varios años en Nueva York, su gran desembarco en la Gran Manzana, en 2011, también fue a través de una compra. Se quedó con el número 666 de la Quinta Avenida, a un paso del MoMA y de la catedral de San Patricio, que alojaba a uno de los establecimientos favoritos de los turistas: la tienda de la NBA. De norte a sur Para finales de este año, Zara tendrá ocho tiendas en Manhattan y otras siete en el resto del área metropolitana de Nueva York. Su expansión incluirá una nueva tienda al lado del World Trade Center en el número 222 de Broadway y la ampliación de su local en Bryant Park, en la calle 42, cuya superficie se disparará un 50 más, hasta los 4.000 metros cuadrados. En todo EE. UU, la marca abrirá una docena de nuevas tiendas en grandes ciudades como Las Vegas, Los Ángeles, San Diego, Boston, Sacramento, Houston, Dallas, Chicago o Seattle. Nuestro modelo de crecimiento en el mercado de EE. UU. consiste en combinar la apertura de tiendas emblemáticas con el crecimiento de las ventas online, gracias al fuerte apoyo de nuestros compradores estadounidenses aseguró el consejero delegado de Inditex, Pablo Isla. Esta adquisición dijo en referencia al local del Soho encaja a la perfección en esta estrategia ÚLTIMA OPERACIÓN INMOBILIARIA DE AMANCIO ORTEGA Un nuevo propietario en la plaza St. James de Londres ABC NUEVA YORK LONDRES La compra del edificio de John B. Snook en el Soho de Nueva York, y que hasta ahora albergaba la firma norteamericana Old Navy (ropa para toda la familia a buen precio) coincide con una nueva operación inmobiliaria de gran calado por parte de Amancio Ortega, fundador y máximo accionista de Inditex. Ortega, que en los últimos años ha demostrado su interés por el ladrillo a través de su inversora Pontegadea, se hizo esta semana con la sede de la multinacional minera Rio Tinto en Londres, según la publicación especializada Property Week Se trata de un edificio de 11.000 metros cuadrados situado en los nú-