Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE ENERO DE 2015 abc. es economia ECONOMÍA 79 Agricultura El sector reduce costes porque el crudo se usa para fabricar fertilizantes y pesticidas, para transportar agua de pozos y ríos a zonas de cultivo y como combustible de la maquinaria. Infraestructuras Constructoras españolas habían encontrado en las infraestructuras de países productores una salida a la crisis inmobiliaria española. Esos países pueden ahora reducir su inversión. Química La industria química, por ejemplo la farmacéutica, reduce sus costes de producción pues parte de sus productos usan para su fabricación derivados del petróleo. Ingenierías Las ingenierías energéticas necesitan fuertes inversiones para las actividades de exploración que, con un precio del petróleo bajo, podrían dejar de ser rentables. Fondos de inversión Los fondos ligados al crudo o a países productores ven mermada su rentabilidad. Por ejemplo, los vinculados a la renta variable emergente iberoamericana perdieron un 15 en diciembre. En el plano financiero, la fuerte inestabilidad ha llevado a terreno negativo a buena parte de las categorías de los fondos de inversión. Además de los relacionados con materias primas, los fondos de renta variable emergente de Iberoamérica han perdido en torno a un 15 en diciembre, mientras que la de Europa del este ha cedido un 10 Cuantificar con exactitud el impacto del nuevo nivel de precios no es sencillo, pues existen multitud de efectos indirectos ligados a la evolución del coste energético. En su último boletín económico, el Banco Central Europeo (BCE) ya adelantaba una reducción de los costes de producción de algunos bienes y servicios ante la caída de los precios. El caso más representativo es el del sector del transporte, pero también afecta a la elaboración de productos industriales como algunos artículos farmacéuticos o los materiales que se utilizan para el mantenimiento de la vivienda apunta Matías Lamas, analista de Afi. El coste de producción El coste de producción, sin embargo, es solo uno de los factores que condicionan el precio final del producto y su influencia puede ser limitado. Por ejemplo, la incertidumbre de los mercados financieros puede llegar a paralizar las decisiones de compra de los ciudadanos, al igual que las expectativas de nuevas bajadas de precios. Este es precisamente uno de los escenarios más temidos. El dato preliminar de inflación de España en diciembre ha mostrado el peor registro desde 2009, un- 1,1 y, según el INE, el principal motivo es la cesión de los componentes energéticos. Así, aunque España ha gastado 1.098 millones menos en comprar en el extranjero petróleo y gas entre enero y octubre de 2014, según datos del Ministerio de Economía, el fantasma de la deflación ha comenzado a oscurecer las perspectivas. La caída de los precios también ha llegado a la zona euro, que cerró 2014 con una tasa de inflación negativa del 0,2 La pelota está ahora sobre el te- La caída del precio del crudo, protagonista de 2014 ABC jado del BCE y su reunión del día 22. La institución ya anunció que reforzará su compromiso con la estabilidad de precios para desactivar una espiral deflacionista, y por eso se especula el anuncio de un programa de compra de deuda soberana. Más aún cuanto el abaratamiento del crudo arrastra al IPC. Si el crudo sigue a estos niveles, llevaría al IPC general europeo al- 0,5 a primeros de año. Si así fuera, habría una presión evidente para nuevas y potentes medidas señalan desde Andbank. Las grandes cifras, por el momento, son más positivas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima un impacto positivo de entre 0,3 y 0,7 puntos en el crecimiento global este mismo año por la caída de del crudo. Pero hay que tener en cuenta que los estudios se elaboran bajo la hipótesis de que el precio del petróleo se mantiene en estos niveles durante al menos dos años. Esto quizá sea mucho suponer apunta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup en España. Otra cuestión es si la liberación de renta disponible fruto del abaratamiento de la materia prima generará un mayor consumo. En EE. UU. donde su barril de referencia, el Texas, lleva más tiempo a la baja, no ha sido así. Las familias han optado por ahorrar este excedente, no por gastarlo apunta Martínez. Determinar si los efectos son positivos o negativos no parece tarea sencilla a corto plazo, pues el impacto de sus consecuencias es muy amplio. De Rusia a Canadá: castigo a los países productores Si a alguien beneficia la caída del precio del petróleo es a los países dependientes de esta materia prima y que la importan de otros países. Algunos como España, Francia, Italia y Alemania hacen que Europa sea una de las regiones que más petróleo consume. Solo nuestro país puede ahorrar al año unos 10.000 millones de euros en importación de productos petrolíferos con el crudo estable en los 50 dólares el barril, e impulsaría el PIB, según el Gobierno, entre un 0,5 y un 1 Los grandes perjudicados son los grandes productores, desde Rusia, Nigeria y Venezuela hasta Noruega y Canadá. Pero también entre estos hay diferencias. Por ejemplo, Arabia Saudí se puede permitir un crudo más barato porque sus técnicas de producción son extremadamente baratas; Brasil, en cambio, necesita un petróleo caro para rentabilizar su actividad petrolífera, mucho más cara.