Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 ESPAÑA DOMINGO, 11 DE ENERO DE 2015 abc. es españa ABC Conversaciones con causa MARISA GALLERO JORGE VERSTRYNGE SECRETARIO GENERAL DE ALIANZA POPULAR Pedro Sánchez debe estar más preocupado que IU Reconoce que siente debilidad por Pablo Iglesias y por Podemos, a quien asesora una vez a la semana La perra Raisa se deja acariciar por Jorge Verstrynge ERNESTO AGUDO Verstrynge nos recibe en su casa rodeado de libros subrayados y de muebles que encontró en la calle por la que ronda afable Raisa, una bóxer blanca. Es un hombre tranquilo, culto, que si lo provocas, salta ágil y cortante. En Alianza Popular le bautizaron como el killer el asesino y tuvo el mérito de su crecimiento espectacular, de 9 a 106 diputados, siendo la mano derecha del patrón de Manuel Fraga, cuando era la principal fuerza de la oposición al Gobierno de Felipe González. El mejor discípulo de Fraga en Derecho Constitucional tuvo como alumno en Ciencias Políticas a Pablo Iglesias. Y ¡por fin! ha dejado a un lado la esquizofrenia política y está orgulloso de ser el ancianito de Podemos. Para entender y conocer a Verstrynge, basta con mirar a una mujer, Mercedes, su compañera y su conciencia social. ¿Tuvo escarceos con la extrema derecha? En política no era nazi. Llegué a ser fascista. Tiene una explicación, nací en Tánger en 1948, cuando comenzaron los procesos de descolonización. El imperio francés, que duraría mil años, empezó a derrumbarse. Hubo millones de europeos que basculamos hacia el fascismo a bombazo limpio. Luego me pasé al nacional bolchevismo, y me llamaban El Bolchevique ¿Influencia de su padre? Mi padre fue agente doble durante la II Guerra Mundial. El Gobierno belga le encargó secuestrar a un general de la SS, León Degrelle. Así que montó un comando que se trasladó a Gibraltar, y lo localizaron en Dos Hermanas. La noche antes del secuestro, recibió un telegrama: Paren la operación inmediatamente Años después, en una reunión sorpresa cerca de la sede de AP, al abrir la puerta, allí estaba Degrelle. Me dijo: Pase usted, la esperanza de la derecha Y me explicó los motivos por los que mi padre no le secuestró... ¿Cómo consiguió un puesto de tanta responsabilidad tan joven? Cuando me nombraron secretario general fue porque nadie quería serlo. Pasaba por un pasillo y Carlos Argos dijo: ¡Este! Fraga contestó: Cuidado, que no estoy muy seguro de que este señor piense como nosotros Mucha gente se preguntó qué hacía un tío como yo ahí. Después de la hecatombe de las elecciones del 79, todos salieron corriendo, menos unos cuantos. Fue una auténtica desolación. Uno se puede ir cuando gana, no cuando pierde. Fraga me dijo: Hágase usted cargo de la casa. Cuando vuelva, la quiero tener preparada Y me convertí en su mano derecha, pero porque era lo que le quedaba. ¿Y el crecimiento espectacular de Alianza Popular al pasar en cuatro años de nueve a 106 diputados? Trabajando como un negro. Apliqué el principio de la guerra total 365 días sin observar una pausa. Toda la estructura actual del PP es un 80 por ciento la que yo creé. Puse en marcha Nuevas Ge-