Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE ENERO DE 2015 abc. es españa ESPAÑA 61 Entrevista con Ana Botella Centro sin tráfico, un camino sin retorno ¿Sigue pensando que se tiene que cerrar el centro de Madrid al tráfico? Es un camino sin retorno: todos los centros de las ciudades importantes van a cerrar los centros. Llevará un tiempo. Con lo que ha crecido el número de coches desde hace 25 años, si no se hubieran tomado medidas para disminuir el tráfico, no habría aguantado la ciudad. Y luego está el problema de la contaminación. Eso también es un camino sin retorno: la gente cada vez va a ser más exigente con los parámetros medioambientales. Y eso va unido a ir disminuyendo el tráfico de coches en el centro de las ciudades. Nadie entendería ahora abrir el Paseo de Coches del Retiro al tráfico. Si nos comparamos con otras ciudades, nuestros niveles de contaminación son buenos. Si nos comparamos con lo que ocurría hace unos años, son mucho mejores. Es usted muy crítica con la UE por el tema de la contaminación. La UE establece unos muy exigentes índices de contaminantes en las ciudades, pero no es igual de exigente con la industria del automóvil. Se incentivó el diesel, lo que era bueno para disminuir el CO pero es malo para el NO el que ahora más nos preocupa. Este año habrá 340 millones más en los bolsillos de los vecinos Botella defiende su gestión, el recorte del gasto en 500 millones y la bajada de impuestos S. MEDIALDEA MADRID Se encontró un Ayuntamiento muy diferente del que deja. ¿Dónde se verá la huella de Ana Botella? Cuando me hice cargo del Ayuntamiento estábamos en el momento más profundo de la crisis económica; teníamos una deuda de casi 9.000 millones de euros, estábamos pagando a 250 días a los proveedores, teníamos dificultades para hacer frente al pago de esa deuda, y había un déficit en el funcionamiento de la ciudad que era casi estructural: los ingresos corrientes no cubrían los gastos corrientes. Me propuse sanear las cuentas. He aplicado los principios del PP, que son válidos para cualquier administración y en cualquier momento. Y en el primer presupuesto que confeccionamos, ya tuvimos superávit. Y eso responde no a un principio contable, sino a un principio político: no se puede gastar más de lo que se ingresa. ¿Y ahora cómo están? Estamos pagando a una media de cinco días; Madrid funciona con 500 millones de euros menos que hace tres años, pero no han disminuido los servicios: hemos destinado alrededor de 1.250 millones de euros a teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de día, personas sin hogar... hemos invertido más de 145 millones en mejora de vehículos y equipos de seguridad, en reforzar las plantillas de Policía Municipal, Bomberos o Samur. Hemos registrado más de 87 millones de usos deportivos en los 70 centros deportivos municipales, y hemos desarrollado un urbanismo anticrisis que está contribuyendo a la reactivación económica, con proyectos como la Plaza de Canalejas o Plaza de España. ¿Y los ciudadanos lo notan? Teníamos un objetivo: reducir este año los impuestos, y ya lo hemos aprobado. Este año habrá en los bolsillos de los madrileños 340 millones de euros más como consecuencia de un 10 de rebaja de impuestos, después de una década ininterrumpida de subirlos. Desde que pusieron en marcha los contratos integrales, hay quejas de que la cuidad está menos limpia. Se están poniendo en marcha en muchísimas ciudades del mundo, porque hay que ser más eficiente. Tiene sentido que la misma persona que se ocupa de limpiar una calle concreta, limpie también los jardines de esa calle. Evidentemente cuando cambias la manera de gestionar y contratar, tienes unos procesos de ajuste. Pero de esos 500 millones de euros que ha disminuido el coste de funcionamiento de la ciudad, los contratos integrales suponen unos 120 millones de euros. La ciudad de Madrid hoy sigue siendo una de las más limpias del mundo. Y se sigue recogiendo la basura todos los días; probablemente no hay ninguna capital europea donde se recoja la basura todos los días del año.