Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE ENERO DE 2015 abc. es andalucia ANDALUCÍA 53 cesor, Carlos Díaz Medina, salió de la presidencia del Pleno envuelto en una crisis interna que su partido, el PSOE, aún paga a escala local. El 23- F de 1981 Teófila Martínez regresaba a España tras una aventura empresarial en Venezuela junto a su marido Santiago Cobo. Le extrañó ver vacías las calles de Madrid. Es una de sus anécdotas preferidas que la señala como una mujer capaz de estar en el lugar adecuado en momentos especiales. Con esa actitud incansable pero apenas bagaje político (edil en El Puerto y diputada nacional novata) aprovechó el hueco y obtuvo en 1995, una mayoría absoluta inesperada que no ha dejado de renovar. Ni la derrota como aspirante a presidir la Junta de Andalucía ni su eterno descarte como ministra lastraron su doméstica condición de dama de hierro. Imbatible desde 1995. Ni los datos del paro ni los efectos de la corrupción le arredran. Se muestra dispuesta a terminar su obra: la remodelación absoluta de Cádiz. Su obsesión ahora es inaugurar el segundo puente. El primero data de 1969 y 46 años después, en 2015, quiere presidir la entrada en funcionamiento del nuevo, del otro... El más alto de Europa. Esa obra es la más impactante y visible pero el Gobierno local se fijó como objetivo en esta nueva década hacer de Cádiz una plataforma logística internacional. Teófila Martínez está convencida de que convertir la Bahía, la provincia, en un re- medo de Rotterdam, permitirá superar la cangrena del paro tercermundista, crónico, que asola toda la zona. Para lograrlo, además de transformar estéticamente la ciudad para atracción de crucerístas, necesita de la complicidad de Jerez y Algeciras, de toda la Bahía. Ese es su reto. Y superar sus diferencias históricas con la Junta (acaba de firmar un pacto para reutilizar solares y edificios abandonados) para impulsar la fusión del puerto y la ciudad, para asistir a la inauguración de la nueva terminal de contenedores. Al tiempo, debe de unir fuerzas para modernizar la vetusta Zona Franca, para que la industria naval salga del coma y la aeronáutica mantenga su velocidad de crucero. Si a esas potencias se suma el segundo puente, la alta velocidad ferroviaria (que reducirá el trayecto con Madrid a tres horas y quince minutos dentro de tres meses) la alcaldesa eterna habrá conseguido su propósito. En contra, tiene la sensación de decadencia de una ciudad de la que se marchan los jóvenes mejor preparados, y que apenas es capaz de retener a sus mayores. El nivel de endeudamiento es alto y algunas de sus inversiones (estadio Carranza) empiezan a ser cuestionadas. Queda por culminar la lucha contra la infravivienda y se le achaca un excesivo afán por la propaganda. Pero, está dispuesta a renovar mandato. Serían 24 años en el cargo. Y nadie se jugaría mucho dinero en Cádiz por decir que no querrá continuar hasta los 28. y demostrar que la dama de hierro era inoxidable. O no. go en las municipales con la encuestas en contra. El regidor más veterano de Andalucía, empatado con la alcaldesa de Cádiz, afronta el asalto del que sería su sexto mandato con el reto de la renovación de su grupo, la sombra del desgaste de dos décadas y unas arcas municipales en las que no ya hay donde arañar. En 2014, el cuarto préstamo de 65 millones de euros solicitado por el equipo de gobierno que dirige, ha elevado la deuda con los bancos a 260 millones de euros. La que el Ayuntamiento mantiene con proveedores no se ha conseguido frenar tampoco y a falta de cierre del ejercicio, se sitúa en torno a los 60 millones. Rodríguez abrió mandato anunciando una gestión basada en la austeridad, la gestión del patrimonio municipal y el desarrollo económico y social de Huelva. En el último año, ha anunciado la venta de alguna de sus propiedades, como el Palacio de Deportes, y el Ayuntamiento ha privatizado la gestión del cementerio por medio siglo para asegurarse 700.000 euros anuales. Comenzó 2014 con una polémica subida del agua y, en la antesala del año electoral, anunciaba la bajada del IBI, de la tasa de basura y la congelación de impuestos. Algunos de sus proyectos estrella, como la urbanización de Isla Chica, un plan para el que convocó y adjudicó un concurso de ideas de la mano del Colegio de Arquitectos de Huelva- -contemplaba un centro multifuncional, una zona residencial de 150 viviendas, 1.200 plazas de aparcamientos y espacios públicos- -ha permanecido en algún cajón, a pesar de que Rodríguez lo rescató en la campaña de 2011. Ahora, en la recta final del mandato, lo ha sustituido por un plan integral que nada tiene que ver con la propuesta originaria y que contempla un aparcamiento, una zona verde y un centro de salud. El Ensanche Sur, otra de sus banderas electorales en las últimas citas con las urnas para acercar la ciudad a la ría continúa siendo un solar. Sevilla Un reto personal Huelva Pros y contras de la veteranía Con un equipo dividido y anotada ya la primera baja voluntaria- -antes de que se negocie el cartel electoral- -de uno de los concejales de peso que lo han venido acompañando desde que en 1995 llegara a la Alcaldía en uno de los principales feudos socialistas, el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (Badajoz 1944) quiere jugársela y lanzará un nuevo órda- Juan Ignacio Zoido (Montellano 1957) aspira a revalidar el triunfo histórico que en 2011 le otorgó la mayor representación política en el Ayuntamiento hispalense, veinte concejales. A favor tiene haber reducido en un 35 %l a deuda de más de 700 millones que dejó el anterior gobierno municipal de Monteseirín y Torrijos, la mayoría, según Zoido, deuda oculta Hoy Sevilla está fuera del plan