Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 11 DE ENERO DE 2015 cordoba. abc. es Presión Lo peor son tus hijos. Los niños son crueles y tienen que convivir con un padre que va a pitar el MadridBarça. Imagínese Aspiraciones El Córdoba huele a Primera División. Seguro. Tiene que luchar mucho todavía y el presidente es el primer súpermotivado Temperamento En Europa se nota la diferencia. El fútbol latino es más pillo. Y nosotros estamos para no dejarnos engañar Juego limpio En Andalucía es donde menos problemas hay con la violencia. Los niños tienen que aprender a olvidarse de ganar o perder CÓRDOBA 45 Contramiradas El señor que más corre en el campo Olvídese de las carreras endiabladas de Bale o de la aceleración cósmica de Jordi Alba. Quien más corre en un terreno de juego no es el futbolista. Es el árbitro. Entre 11 y 13 kilómetro por partido frente a los 9 o 10 de cualquier jugador. Por eso, la formación física de un juez de campo es particularmente exigente. Entre dos y tres horas de ejercicio específico al día. Porque no lo olviden: el arbitraje es un deporte. Aunque muchos se empeñen en distorsionar su trabajo y colocar sobre su cabeza la diana de todos los males. Después de muchos partidos, me he tirado en la cama del hotel para ver las jugadas repetidas y cuando he visto algún error mío me he dicho: ¿pero qué he visto yo en el campo? Somos muy autocríticos y muchas jugadas se producen con mucha rapidez Los errores humanos bajo el ojo de millones de personas se amplifican. Pero los árbitros son gente curtida. Con muchas horas de vuelo. Y son capaces de digerir con naturalidad las tormentas de cada domingo. Aquí, en este tipo tranquilo, está la prueba. FOTOS: VALERIO MERINO -Por cierto, 360 euros de multa. ¿Para reírse o para indignarse? -No voy a entrar en la decisión de los jueces. Se tiene que trabajar más en la educación de los niños, que pueden ser nuestros hijos. ¿La violencia es el pan nuestro de cada día? -No. Por suerte, Andalucía es donde menos problemas hay pero no podemos bajar los brazos. La base son los niños, que tienen que aprender a disfrutar y a olvidarse de ganar o de perder. Hay otros valores más importantes. ¿Qué tiene que tener un buen árbitro? -Ante todo, espíritu de superación, sacrificio y mucho entrenamiento. Y lo más importante: saber competir con compañeros para poder llegar arriba. ¿Y en qué espejo se ha mirado usted? -Lo tengo claro: en López Nieto. Me enseñó muchísimo. Coincidí en Primera División dos años con él y fue mi espejo y mi ídolo. ¿Ha dejado muchos secretos en el terreno de juego? -Pocos. Hoy día en la televisión ya se ve todo. Y lo que pasa en el campo se queda en el campo. -Un pacto de caballeros no escrito. -Tampoco hay muchas anécdotas que contar. Eso sí: yo he tenido la suerte de pitarle a Messi, a Ronaldo, a Ronaldiño, a Zidane, a Puyol o a Casillas. ¿Qué patinazo le quitó el sueño? -No estoy más de dos días pensando en los errores. Es verdad que he tenido pocos gracias a Dios y eso me ha servido para estar treinta años ahí. ¿El fútbol es el arte del piscinazo? -El fútbol latino tiene mucho arte. Y nosotros los árbitros estamos para no dejarnos engañar. -Fue Pedro Campos quien dijo: El fútbol es la droga universal ¿Exagera? -Yo mismo me enganché y no era capaz de dejarlo. Me ha costado mucho trabajo. Después de cuatro años fuera del arbitraje sigo enganchado y no dejo pasar una semana sin estar ligado a este mundo. A los chicos hay que infundirles valores distintos. -Confiéselo. ¿A quién le ha pedido un autógrafo: a Cristiano o a Messi? -No tienes tiempo. Terminas y te metes en el vestuario para hacer el acta. ¿El árbitro es la cabeza de turco del mal perdedor? -Después del balón, el árbitro es el peor tratado del fútbol. Te pegan patadas y te critican. ¿A usted le han pegado muchas? -Alguna de vez en cuando. ¿Y duelen? -Por tus hijos sí. Los niños son crueles y tienen que convivir con un padre árbitro que va a pitar un Madrid- -Bar- celona. Imagínese. Es complicado ir al colegio el lunes. ¿Qué adjetivo le dolió más? -Si le digo la verdad, cuando me dicen que no he sido justo. -Dígame que la historia de los maletines es solo una historia. -A mí no me han dado nunca ninguno. Y si me lo hubieran ofrecido lo habría denunciado. Al Barça y al Real Madrid, los mejores equipos del mundo, los ha pitado en más de una veintena de ocasiones. Y en una de ellas dirigió el clásico de los clásicos. Fue en 2005 en medio de una constelación de estrellas del nivel estratosférico de Zidane, Figo, Roberto Carlos, Ronaldinho, Deco y Eto o. Ganaron los merengues 4- -2 en una Liga que acabó en las vitrinas del Camp Nou. En 2011 arbitró su último partido profesional. Hércules- -Sporting. Era su despedida. Por primera vez, su familia viajó para acompañarlo en aquellas horas irrepetibles. Bajaron al vestuario a saludarme y fue muy emocionante recuerda. Ese día guardó el silbato en el cajón, pero no se ha desvinculado del deporte. La Federación Andaluza le ofreció la dirección técnica arbitral y desde ese día ayuda a formar buenos jueces sobre el terreno de juego. Hace justo una semana regresó de Nicaragua, donde ha im- partido un curso a jóvenes árbitros centroamericanos. La entrevista tiene lugar en un bar frente al Enrique Puga. Decenas de chavales entrenan en el campo de césped artificial ante la mirada atenta de sus entrenadores y sus padres. Ramírez Domínguez llega puntual y perfectamente trajeado mientras no para de repartir saludos a sus antiguos colegas de un deporte que ha sido su vida. ¿Qué pieza urge cambiar en el universo fútbol? -Debemos de trabajar más con los niños y que se entienda que cuando un niño empieza a arbitrar no sabe. Como en el toreo. Yo puedo torear bien con una muleta de madera pero cuando empiezo a hacerlo de verdad es cuando te pones delante de una vaquilla. En el campo es cuando se aprende. Equivocándote y corrigiendo errores. ¿El Córdoba CF huele a Segunda División o podemos soñar? -El Córdoba huele a Primera. Seguro. Tiene que luchar mucho todavía y el presidente es el primero que está súpermotivado. ¿El mundo qué necesita: otro árbitro, otro entrenador o nuevas reglas de juego? -Reglas nuevas. ¿Por ejemplo? -Tenemos que dar un enfoque nuevo al paro. Esa es la clave.