Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 CÓRDOBA Polémica por la gestión de la Mezquita- Catedral DOMINGO, 11 DE ENERO DE 2015 cordoba. abc. es ABC Panorámica del mostrador de atención del centro. Arriba a la izquierda, material turístico. Abajo, expositores promocionales ABC El fastuoso Centro de Visitantes de la Junta apenas informa de la Mezquita- Catedral, pese al interés de Turismo por tutelarla The Mosque y gracias POR BALTASAR LÓPEZ CÓRDOBA S e llama Alberto y viene de Madrid a conocer Córdoba junto a unos amigos de Dubai. Se acercan al Centro de Recepción de Visitantes de la Puerta del Puente, propiedad de la Junta, en busca de información del primer monumento de la ciudad: la Mezquita- Catedral. Pues, ya se puede ir comprando una guía, porque el único material que se puede llevar de allí sobre este bien de Excepcional Valor Universal es un mapa y un par de pequeños párrafos. Algo más que llamativo dada la preocupación de la Consejería de Turismo (en manos de IU) por cómo se promociona el histórico templo. Su titular, Rafael Rodríguez, afirmó que el Cabildo mantenía una actitud fundamentalista pues le acusó de borrar la huella islámica del monumento en el material turístico que difunde. Este interés no es ajeno a la campaña de la izquierda para lograr la titularidad pública del edificio, propiedad de la Iglesia desde hace ocho siglos. Pues bien, en el mapa- callejero, elaborado por Turismo, que se distribuye en el Centro de Recepción de Visitantes, se incluye un listado y descripción de los principales puntos de interés de la ciudad. Se alude a esta joya arquitectónica solo como Mezquita aunque en la breve explicación que se da sobre su historia sí se recoge que está levantada sobre lo que fue la basílica visigoda de San Vicente. Igualmente, se relata que, tras la conquista de Córdoba por los cristianos, en el corazón de la Mezquita se construyó la Catedral. Y la sensibilidad a flor de piel que ha mostrado el consejero de Turismo por el pasado islámico se estampa en el Centro de Visitantes contra una realidad muy distinta. Al consultar en el punto de información turística que hay en este equipamiento- -que ha costado 7 millones de euros- si hay algún tipo de folleto o material promocional en árabe para los amigos de Dubai de Alberto, la respuesta es: No En árabe no tenemos nada. En inglés, sí afirma una empleada y entrega un amplio mapa, elaborado por la Consejería de Turismo, en el que viene el re- ferido y escueto contenido sobre la historia de The Mosque Ahora bien, visto el plano en cuestión, el consejero comprobaría que, pese a que la ciudad está empezando a apostar por hacerse un nombre en el mundo árabe como foco de negocios o a nivel turístico, en la descripción de los monumentos de la ciudad que incluye en su reverso el mapa de marras se hace una alusión mínima a Medina Azahara, gestionada por la Consejería de Cultura. A la ciudad palatina, que es la otra gran joya omeya que conserva la ciudad, se le dedica una frase para indicar que el yacimiento está a ocho kilómetros de la ciudad y que fue construida por el califa Abderramán III. No se destaca tipográficamente como otros enclaves históricos que aparecen en el texto (se resal- Promoción del recinto Un plano donde se omite el nombre Mezquita- Catedral, tres párrafos y ninguno traducido al árabe tan en rojo) ni se incluye el número que tiene asignado (a cada punto de interés se le da uno) en el plano del anverso para facilitar su localización. Con todas sus carencias, es mejor mapa en mano que ciento volando. Porque en el Centro de Visitantes lo que le ofrecen a estos turistas no es mucho más: el citado plano grande, otro más pequeño- -en el que, se indica que Córdoba es ciudad Patrimonio de la Humanidad parte de su Casco, para ser precisos pero no se indica que la Mezquita- Catedral tiene también esa distinción, desde 1984- una tabla de horarios y precios de monumentos y museos, y una guía de servicios. Esta última la edita el Ayuntamiento y recoge distintas visitas guiadas o eventos de ocio. Cuando el Centro de Recepción de Visitantes- -que ha deparado un agria polémica con el Ayuntamiento también por su explotación y usos- -se inauguró en octubre pasado, Rodríguez aseguró que buscaban que el inmueble fuera un centro de promoción del turismo cultural y monumental de Andalucía Además, puso el acento en organizar exposiciones, jornadas y otros eventos turísticos. Hoy, lo que se puede ver es un gigantesco punto de información en el que a nadie se le ha ocurrido poner los cuatro folletos que se reparten en él en un expositor para evitar que los turistas tengan que hacer cola. Eso sí, no faltan unas vitrinas con productos de Andalucía shop línea de negocio de la Consejería de Turismo con la que vende desde polos hasta abanicos.