Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 5 DE ENERO DE 2015 abc. es cultura CULTURA 69 Joyas centenarias 1571 La crónica de Pizarro fue de las primeras escritas sobre el terreno y no desde España, como era costumbre. 1535 El otro documento, la Historia General de las Indias de Gonzalo Fernández de Oviedo, fue un encargo de Carlos V. ña y de la Biblioteca Nacional, su antigua propietaria durante la dictadura. La crónica de Pedro Pizarro se cayó de los recuentos de la Biblioteca mucho antes. La Relación del descubrimiento y conquista de los reinos del Perú tuvo como matrícula (como signatura topográfica) la abreviatura J. 40 Una signatura que sí aparece en el recuento de manuscritos realizado por la BNE en 1830. En un censo posterior, correspondiente año 1868, se advierte por primera vez la ausencia de este documento. Nunca más se supo del manuscrito señalado con la abreviatura J. 40 perteneciente a la crónica de Pedro Pizarro. Un hecho que se confirma en los censos realizados en 1871, 1875 y 1889. A la vista de estos inventarios, desde la Biblioteca Nacional tienen claro que el manuscrito nunca llegó a la sede del paseo de Recoletos Y que, por tanto, no se encontraba en sus fondos durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera. La tumba de la nueva faraona, Jintakus III, en Abu Sir EFE Arqueólogos checos hallan en Egipto la tumba de una reina desconocida de hace 4.500 años que cambia la V dinastía Jintakus III, la nueva faraona J. C. DELGADO EL CAIRO A Pedro el Largo La historia de este cronista, cuya obra permanece en California, comenzó a finales de 1528. Francisco Pizarro acababa de regresar de América y, mientras esperaba a que el Consejo de Indias le preparase un documento, se detuvo a hablar con gente de la ciudad. Cuenta Carmen Martín Rubio autora de Francisco Pizarro. El hombre desconocido libro que salió publicado el pasado otoño que uno de aquellos hombres fue Pedro Pizarro. Un joven de 15 años apodado el Largo y que quiso unirse a su primo, pese a no tener edad de combatir. Una vez obtuvo el grado de soldado, Pedro Pizarro participó en la batalla de Jauja y la toma de Cuzco, entre otras batallas. Siempre del lado de su primo, al desatarse las guerras civiles entre almagristas y pizarristas, fue encerrado en un cubo por Diego de Almagro, pero, una vez liberado, combatió en la batalla de las Salinas. Pedro Pizarro es el ejemplo de que muchos españoles, después de ser soldados, se asentaron en los territorios americanos. No obstante, firmó su crónica como Poblador de estos reinos y vecino de la ciudad de Arequipa rqueólogos de un equipo checo acaban de hallar en las afueras de El Cairo, en la necrópolis de Abu Sir, la tumba de una nueva faraona. La reina, que vivió hace 4.500 años, pertenece a la V dinastía, pero hasta ahora nada se sabía de su existencia. El Ministerio egipcio de Antigüedades anunció ayer el descubrimiento de esta rama inédita de la V dinastía (2.500- 2.350 a. C. informa Efe. La nueva faraona se llama Jintakus III, según los datos que los arqueólogos han extraído de su tumba. En los relieves de las paredes de su sepulcro aparece identificada como la mujer del rey y la madre del rey La necrópolis de Abu Sir se encuentar cerca de El Cairo, junto al pueblo del mismo nombre. Era el lugar de enterramiento de los reyes de la V dinastía y en sus yacimientos se construyeron catorce pirámides, de mucho menor tamaño y esplendor que las de la IV dinastía en Giza, sobre todo la Gran Pirámide, o las de Saqqara. De hecho, el sitio arqueológico linda con el sur de Giza y el norte de Saqqara. Hoy solo cuatro quedan en pie en Abu Sir, todas ellas fueron escalonadas en origen y rellenadas como mampostería posteriormente. Junto a ellas, en la necrópolis sureste del conjunto arqueológico, ha sido hallada la Ajuar funerario de Jintakus III EFE tumba de la nueva faraona. El ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati, explicó en un comunicado que en el enterramiento de Jintakus III se encontraron 24 estatuillas y utensilios de piedra caliza y cuatro de cobre, que conforman el ajuar funerario. La tumba fue hallada por una misión arqueológica checa, en colaboración con el ministerio egipcio. Importancia de la mujer El director de la misión checa, Miroslav Barta, indicó que el descubrimiento de esta tumba ha revelado una parte desconocida de la historia de la V dinastía, y ha confirmado la importancia de la mujer en la corte. La tumba se sitúa en un cementerio pequeño al sureste de la colección funeraria del llamado rey Neferefre, que fue descubierta en los años noventa. Este hecho ha llevado a los expertos a sugerir que Jintakus III puede ser la mujer de Neferefre, del que hay muy poca información, y la madre del faraón Menkauhor. La pirámide de Neferefre en Abu Sir está inacabada, aunque su excavación ha permitido rescatar papiros y tablillas en abundancia. Se sabe que Menkauhor construyó un templo del sol, en el ocaso de la dinastía, aún no encontrado. Abu Sir es la necrópolis asociada con la antigua ciudad de Menfis (MenNefer en egipcio antiguo) Sus monumentos más importantes son los templos del sol y el complejo funerario de la pirámide del rey Sahura, además de otros lugares de culto y tumbas de personajes nobles de la época, como el sacerdote Nefer, hallado por el equipo checo hace casi un año. Las diferencias con el complejo de Giza hacen pensar en una marcada decadencia del imperio antiguo al entrar a gobernar la V dinastía. Las pirámides de Abu Sir están construidas con piedra local, de menor calidad que los bloques empleados en las pirámides de Giza, que fueron transportados a miles por el Nilo. El nombre de Abu Sir, en griego Busiris, procede con toda seguridad de la existencia de un templo de Osiris.