Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 1 DE ENERO DE 2015 abc. es sociedad SOCIEDAD 33 El Santo Padre, durante la celebración religiosa que tuvo lugar ayer en la Basílica de San Pedro EFE El Papa despide 2014: Hay que defender a los pobres y no defenderse de los pobres Francisco dio gracias a Dios y pidió perdón por nuestros pecados en la última liturgia del año JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL EN EL VATICANO El Papa Francisco despidió el 2014 con un antiguo cántico de acción de gracias: el Te Deum solemne en la basílica de San Pedro al término de un año en que ha habido muchas alegrías pero también mucho dolor, sobre todo por la persecución salvaje de cristianos y yasidíes en Irak y Siria y la de cristianos en África, que han costado millares de vidas humanas y han obligado a huir a cientos de miles de personas. A las cinco de la tarde, caída ya la noche en Roma, el Papa inició la ceremonia de vísperas de la fiesta de hoy, Santa María Madre de Dios, cuya misa celebrará a las diez de la mañana de este primer día del año en que también se conmemora la Jornada Mundial de la Paz. En su homilía, el Papa afirmó que el final de un año invita a pensar también en el final del camino de nuestra vida, pues hay un tiempo para vivir y un tiempo para morir. Esta es una verdad fundamental, descuidada y olvidada en nuestra sociedad En esa perspectiva, Francisco exhor- tó a concluir el año con un examen de conciencia que lleve a dar gracias a Dios por el bien realizado y a pedir perdón por nuestros fallos y pecados El Santo Padre invitó a los cardenales, los responsables de la Curia vaticana y los fieles romanos a preguntarse si vivimos como hijos de Dios o bien como esclavos, siguiendo una lógica mundana y corrupta El Papa Francisco insistió en que a veces nos resistimos a la liberación por miedo a la libertad. La libertad nos asusta porque nos pone ante nuestra responsabilidad de vivir bien el Evangelio Por ese motivo, mucha gente prefiere dejarse aprisionar por fuegos de artificio, que duran solo un instante mejor al segundo grupo de ciudadanos más débiles, los pobres, reconociendo su dignidad humana y ayudándoles a mejorar. Con toda claridad dijo que hay que defender a los pobres, y no defenderse de los pobres. Hay que servir a los débiles, y no servirse de los débiles Durante la época de las persecuciones, cuando a San Lorenzo le ordenaron entregar los tesoros de la Iglesia, el diácono romano se presentó con un grupo de pobres. Según Francisco, cuando una sociedad los cuida y les ayuda a mejorar, los pobres se convierten en un tesoro. En caso contrario, la sociedad se degrada espiritualmente y se empobrece Estas Navidades han tenido un sa- Conversión Con gran energía, el Papa se refirió a los graves casos de corrupción que han salido a la luz en el Ayuntamiento de Roma, insistiendo en que requieren una seria conversión del corazón Los hechos son increíblemente vergonzosos e indignantes. Con la complicidad de concejales y funcionarios del Consistorio romano, un grupo de mafiosos se apropiaba de buena parte de las ayudas del Estado a los refugiados. Se enriquecían con ese dinero, al tiempo que tenían muchos campos de acogida como auténticas pocilgas. Hablando como obispo de Roma, Francisco invitó a la ciudad a cuidar bor agridulce porque millones de cristianos en Oriente Medio y en África no han podido celebrarlas serenamente. El Papa escribió una carta de Navidad a los cristianos perseguidos, envió mensajes por diversos canales e incluso telefoneó, la tarde el 24 de diciembre, a una iglesia católica de Ankawa, en las afueras de Erbil, donde un buen número de refugiados de Mosul estaban celebrando la misa de Nochebuena. Pero el Te Deum incluía también muchos motivos de agradecimiento, a juicio del Santo Padre. En primer lugar, el proceso de renovación hacia una Iglesia más humilde, más servicial y más apostólica está yendo bien. Millones de personas en todo el mundo están poniendo en práctica la línea amable y misericordiosa de la exhortación apostólica La Alegría del Evangelio el documento programático del pontificado. Miedo a la libertad La libertad nos asusta porque nos pone ante nuestra responsabilidad de vivir bien el Evangelio Vivir como cristianos Vivimos como hijos de Dios o bien como esclavos, siguiendo una lógica mundana y corrupta Encíclica Poco antes del viaje del Papa a Corea del Sur, el pasado agosto, se supo que muchísimos no cristianos de ese país súper competitivo y súper tecnológico la estaban leyendo como manual de sabiduría y guía práctica para caminar por la vida. En el 2015, el Papa publicará una encíclica sobre ecología, pronunciará discursos en el Congreso americano y en Naciones Unidas, y presidirá el segundo Sínodo de la Familia.