Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 8 DE JUNIO DE 2014 cordoba. abc. es CÓRDOBA 43 Una conspiración en su contra El exalcalde andalucista de la Entidad Local Autónoma (ELA) de Encinarejo (Córdoba) Miguel Martínez Múrez, ha defendido siempre su inocencia, a pesar de la gran cantidad de causas que ha tenido abiertas y de las sentencias que lo han declarado culpable. Además, en más de una ocasión ha asegurado que no se puede demostrar ningún tipo de irregularidad durante su gestión porque todo lo que ha hecho ha sido dentro de la más absoluta normalidad y su trabajo se ha caracterizado por ser correcto El exregidor no ha dudado en asegurar que las causas abiertas en su contra tienen su explicación en una historia política una especie de conspiración para apartarlo de la vida pública. Miguel Martínez Múrez, durante uno de los juicios celebrados en la Audiencia Provincial VALERIO MERINO El exregidor de Encinarejo (PA) se ha sentado 14 veces en el banquillo de los acusados. Sólo en una ocasión fue penado con cárcel, si bien el Supremo lo libró de entrar en prisión Las diez condenas de Múrez POR DAVINIA DELGADO CÓRDOBA E s, sin duda, el exresponsable político cordobés que más veces se ha sentado en el banquillo de los acusados. Hasta catorce veces ha estado como procesado frente a un tribunal, en la mayoría de los casos, por delitos de prevaricación, urbanística y administrativa. De momento, las penas impuestas lo han mantenido alejado de las rejas. Y aunque la gravedad de sus infracciones no han tenido el calado suficiente como para acabar tras los barrotes, sí que lo ha apartado de la vida pública, puesto que la suma de todas las condenas lo inhabilitan en el ejercicio de cualquier cargo para el resto de sus días. En total, por 64 años. De las catorce causas en las que se ha visto involucrado como presunto autor solo cuatro han resultado con un fallo absolutorio. El resto, una decena, lo han considerado culpable de los hechos imputados, según datos de los distintos órganos judiciales. Todos los juzgados de lo Penal de Córdoba, salvo el número 1, han condenado a Múrez. También Instrucción número 4, con su titular, José Luis Rodríguez Lainz (el juez del caso Bretón al frente, lo ha considerado responsable de los delitos imputados. De hecho, la primera sentencia condenatoria la firmó este magistrado el 26 de enero de 2010. Castigó al exalcalde de Encinarejo a una multa de 400 euros por una falta de respeto leve a agentes de la autoridad. Múrez insultó a varios agentes de la Policía Nacional que trataron de someterlo a un control en la avenida de Cádiz. Por entonces estaba trabajando en el Ayuntamiento de Algallarín, y entre las expresiones que profirió a los efectivos, figuraron inútiles e hijos de puta A partir de ahí, su presencia en los juzgados fue una constante. En noviembre de 2010 la Audiencia lo castigó con pagar una multa y a ocho años de inhabilitación por un delito de prevaricación, el primero de los nueve por los que ha sido condenado, cometido en marzo de 2003, como alcalde de Encinarejo. Dictó resolución concediendo licencia de primera ocupación a una empresa cordobesa, en relación con la construcción de 13 viviendas sin que se hubiera ordenado la preceptiva visita y emisión del informe del técnico municipal reza el fallo. La causa más grave contra Múrez se dirimió poco después, en febrero de 2011. La Sección Primera de la Audiencia lo consideró culpable de un delito de prevaricación urbanística, otro de malversación de caudales públicos y un tercero de infidelidad en la custodia de documentos, y le impuso cuatro años de cárcel. El tribunal consideró probado que en el 2006 el alcalde de Encinarejo recibió de una constructora 4.414 euros como tasa por una licencia de edificación, dinero que hizo propio al tiempo que confeccionó y firmó el acuerdo de concesión de licencia y retuvo la documentación ocultándola Posteriormente, en 2007, ya con nueva Corporación y nuevo alcalde, se advirtieron las obras e iniciadas las pesquisas para buscar el expediente que le diera soporte sólo se encontró un archivo informático de licencia de obra. Advertido de ello, Múrez realizó un ingreso por importe de 4.414 euros señalando como referencia el pago de licencia de esa construcción, y a través de una empresa de mensajería remitió la documentación que mantuvo en su poder, indicando a la constructora como remitente No obstante, el condenado recurrió ante el Supremo, que le rebajó la pena a un año de prisión, esquivando su ingreso en el centro penitenciario.