Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 27 DE MAYO DE 2013 abc. es cultura CULTURA 101 FESTIVAL Nick Cave funde a negro el cierre del Primavera Sound DAVID MORÁN BARCELONA Muñoz Machado, durante su discurso de ingreso, con el ministro de Cultura, que presidió el acto, de fondo EFE Muñoz Machado llega a la Real Academia elogiando la tolerancia Ocupa el sillón r que dejó vacante Mingote, para el que tuvo palabras de alabanza ABC CÓRDOBA El jurista cordobés Santiago Muñoz Machado realizó ayer, en su discurso de ingreso en la Real Academia Española, una encendida defensa de la libertad de expresión y de la tolerancia. Una conquista que ha tardado siglos en lograrse y sobre la que no conviene distraerse ante cualquier nueva amenaza El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, presidió el acto de ingreso de Muñoz Machado, que tituló su discurso Los itinerarios de la libertad de palabra -lo que leyó esta tarde fue un resumen de 30 páginas de las casi 300 que contiene la versión impresa- un ensayo que guarda una estrecha relación con el argumento principal de la Academia, que es la palabra, el bien más adorado en esta institución. En su intervención, este gran experto en la organización territorial del Estado siguió esos itinerarios desde que comenzó la lucha por la libertad de expresión en el siglo XVI hasta su aparente consagración definitiva en los albores del siglo XXI afirmó este abogado, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense. Ha sido un largo y difícil camino lleno de obstáculos el que ha re- corrido el ser humano hasta conquistar de verdad, en la segunda mitad del siglo XX, la libertad de palabra. Hasta entonces, los tribunales de Europa y de América mantenían limitaciones muy importantes a la crítica del poder público, de los gobiernos y de las instituciones señaló Muñoz Machado. Y es, advirtió, una conquista ante la que se abren nuevos retos con la aparición de internet, la más impresionante revolución informativa de la historia de la humanidad Ensalzar la tolerancia La libertad de palabra no encontrará en internet censuras ni regulaciones opresivas aunque los poderes públicos tienen que hacer mucho todavía para evitar que se cometan delitos horrendos como los robos de la propiedad intelectual ajena, el adoctrinamiento en el odio, la violencia o los abusos de datos personales dijo en la recta final de su discurso. La tolerancia fue una de las palabras más repetidas en el discurso de este abogado, para quien el comienzo de las reacciones intelectuales contra la intolerancia religiosa fue el Contra libellum Calvini de Sebastián Castellio. En ese texto, Castellio arremetió contra el cinismo de Calvino que, Discurso de calado El ensayo que presentó está íntimamente ligado al argumento principal de la Academia, la palabra después de justificar el ajusticiamiento de Miguel Servet, quemado en la hoguera en 1553, y de haber quemado también sus libros, se atrevía a remitirse a páginas concretas de las obras que había hecho desaparecer La intolerancia se aplicó, señaló Muñoz Machado, con paralela severidad al pensamiento científico, que poco a poco, sin embargo, logró cambiar la percepción del mundo Antes de entrar en materia, el jurista había tenido palabras de elogio para Antonio Mingote, su antecesor en el sillón r de la Academia. Mingote, dibujante y escritor, vinculado históricamente a ABC, la ocupó desde 1987 hasta su fallecimiento en abril de 2012. El nuevo académico resaltó que fue un gran humorista que hizo de la tolerancia el principio fundamental de su vida. Mingote firmó en ABC una viñeta diaria desde 1953 hasta 2012. Publicó numerosos libros con sus chistes, ilustró obras de otros autores, entre ellas, recordó Muñoz Machado, una bellísima edición del Quijote y escribió también relatos cortos y cuentos y hasta un gran tratado sobre mus recordó. Su humor fue siempre sereno y provocador al tiempo y su arma dominante fue la ironía Las caricaturas y los chistes de Mingote son siempre templados, nunca hirientes, jamás despreciativos, respetuosos de la dignidad y los derechos de los demás aseguró Muñoz Machado sobre este dibujante y escritor del que, por encima de todo, destacaba su condición de hombre bueno Se arrancó Nick Cave con Jack The Ripper atronadora ventana a un abismo de rock turbulento y torturado, y un par de acordes bastaron para apartar de un manotazo de Blur y Phoenix. Ambos habían pasado por el mismo escenario encabezado las noches de jueves y viernes en el Primavera Sound, sí, pero ninguno había conseguido alcanzar semejantes cotas de intensidad y crudeza. Será que, después de todo, lo del australiano es otra liga y, si me apuran, otro deporte, algo que quedó claro viéndole bramar Stagger Lee apoyándose en el público de las primeras filas y restregándole la entrepierna por la cara a una chica que no salía de su asombro. Con todos ustedes, Nick Cave, caballero oscuro y animal escénico incomparable, exhibiendo la mejor versión de sí mismo y comandando a unos The Bad Seeds en su reencarnación más salvaje y volcánica. ¿Qué mejor manera de despedir el Primavera Sound de las 170.000 personas que abandonarse a ese pozo de oscuridad y electricidad diabólica que el australiano empezó a cavar con Jubilee Street y We No Who U R y fue horadando a base de detonaciones mayores como Tupelo y The Mercy Seat Incluso las piezas de su nuevo trabajo, el aparentemente calmo Push The Sky Away acabaron sonando extrañamente amenazantes junto a piezas de electricidad desbocada como The Weeping Song y Red Right Hand Una auténtica lección de rock crudo e inflamado que, sin embargo, dejó con ganas tras apenas una hora de concierto. Antes de que Cave apareciese en escena, el estreno en Barcelona de los Dexys de Kevin Rowland ya había dejado el listón por las nubes. Pura emoción, el británico firmó una actuación memorable interpretando el reciente One Day I m Going To Soar y manejando como nadie la elegancia del soul, el entusiasmo del pop y la elevación de su espléndida voz. Acompañado por ocho músicos y adornando las canciones con pequeñas dramatizaciones, el autor de Let s Make This Precious lo hizo realmente precioso y zanjó su pase en el Auditori de forma magistral encadenando una versión latina de Geno y una eufórica versión de This Is What She s Like Sensacional e irrepetible. El resto de los frentes se los repartieron el sábado Wu- Tang Clan, Los Planetas y el anuncio de los añorados Neutral Milk Hotel como primer fichaje para la edición de 2014.