Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 30 DE DICIEMBRE DE 2012 abc. es cultura CULTURA 77 TOROS Año 1 después de Lo imposible Hace bien el cine español en no dormirse en los laureles, por mucho que saltara la banca en 2012. No hay más que apuntar algunos pesos pesados que estrenarán en 2013, empezando por Pedro Almodóvar y sus Amantes pasajeros (en marzo) siguiendo por Álex de la Iglesia y sus Brujas de Zugarramurdi y rematando el ilustre veterano Carlos Saura, que da las últimas pinceladas a la picassiana 33 días con Antonio Banderas y Gwyneth Paltrow dentro. Y ojo a Nacho Vigalondo y Open Windows con Elijah Wood y Sasha Grey al frente, que puede dar la campanada internacional con el subgénero cine español que no parece español Además de la buena ristra de estrenos variopintos y bastante bien pintados del año: El muerto y ser feliz de Javier Rebollo (11 de enero) La banda Picasso de Fernando Colomo (25 de enero) Ayer no termina nunca de Isabel Coixet (22 de febrero) Combustión de Daniel Calparsoro (26 de abril) La gran familia española de Daniel Sánchez Arévalo (13 de septiembre) Zipi y Zape y el club de la canica (2013) de Oskar Santos; y Justin y la espada del valor (23 de agosto) nueva muestra del gran momento de nuestro cine de animación. Pues eso, a animarse y al cine. vidar otra secuela de campanillas, KickAss (23 de agosto) y el spin- off de 300 (9 de agosto) Espectáculo del bueno también promete, a su manera, el incombustible Steven Soderbergh con Side effects (3 de mayo) el remake de Posesión infernal (17 de mayo) el inquietante Shyamalan y su apocalíptica After Earth (7 de junio) la prometedora Star Trek: en la oscuridad (5 de julio) y producciones animadas como Monsters University (21 de junio) Gru, mi villano favorito 2 (5 de julio) Los pitufos 2 (2 de agosto) Epic: El mundo secreto (30 de agosto) o Futbolín esperado salto al dibu del argentino Juan José Campanella tras El secreto de sus ojos Con popes como Malick To the wander o los Coen Inside Llewyn Davis aguardando turno en la sala de espera de la cartelera, la traca de final de año también es fina, con filmes tan esperados y ucrónicos como El juego de Ender con Harrison Ford (1 de noviembre) y En llamas la secuela de Los juegos del hambre (22 de noviembre) Como broche de oro, otra continuación etiqueta negra: El Hobbit: La desolación de Smaug (13 de diciembre) para terminar el año prácticamente igual que éste. ¿Será buena señal? ANDRÉS AMORÓS UNA GRAN METEDURA DE PATA L eo en ABC la lista de los galardonados por el Ministerio de Cultura con las Medallas al Mérito en las Bellas Artes: nombres ilustres de la música, la danza, las artes plásticas, el cine, el teatro, el cómic, la historia del arte y el coleccionismo. Miro y remiro pero no encuentro ni uno solo del mundo taurino, como era habitual, desde hace años, con gobiernos tanto del PP como del PSOE ¿No hay toreros que lo merezcan? Cualquier aficionado, sin pensarlo, puede dar una docena de nombres indiscutibles. Y a ellos pueden unirse los de rejoneadores y ganaderos. ¿Se trata de un olvido o de una decisión voluntaria? En el primer caso, sería lamentable; en el segundo, mucho peor todavía. La simple sospecha de que no se quiera enfadar a ciertos enemigos de la Fiesta resulta bochornosa. Para más inri, sucede esto justamente en el año en que la Tauromaquia ha pasado a depender del Ministerio de Cultura. ¿Qué dirán ahora todos los que lanzaron las campanas al vuelo? Aunque no haya habido todavía ninguna medida concreta de apoyo, el valor simbólico de la decisión era grande: ¿en qué ha quedado? Esta omisión tiene la difícil virtud de irritar unánimemente a todo un sector de profesionales y aficionados. Quizá alegre a los antitaurinos catalanes o de Bildu. El PSOE se frotará las manos: aunque la mayoría de sus políticos no fueran partidarios de la Fiesta, no se atrevieron a interrumpir la tradición de conceder esta Medalla a algún torero. Ha sido un gobierno del PP el que lo ha hecho... Para los aficionados, la consideración de la Fiesta como un arte no tiene duda; administrativamente, nos apoyábamos en este dato. Recuerdo el testimonio de Juan Manuel Albendea, presidente de la Comisión de Cultura del Congreso: ¿Cómo, si los toros no fueran un arte, los Gobiernos de distinto signo político conceden a los toreros la Medalla de Oro a las Bellas Artes? Matizo yo: concedían. Hasta hoy. Muchos errores se pueden remediar. Espero que así suceda con éste. Bastará con una adenda, corrección de erratas o cualquier otra excusa o fórmula administrativa que se invente. Pero la gran metedura de pata ya se ha cometido.