Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ESPAÑA DOMINGO, 30 DE DICIEMBRE DE 2012 abc. es españa ABC Media hora para comer y menos días libres para los funcionarios A partir del 1 de enero, el quinto día de baja sin justificar se penalizará con el 50 del sueldo PALOMA CERVILLA MADRID El Gobierno ha decidido empezar 2013 cumpliendo su objetivo de ir asimilando el trabajo de los funcionarios públicos con el de los empleados del sector privado, en lo que se refiere al régimen laboral. Si el 13 de julio publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto que recogía una serie de medidas que afectaban a la función pública para fomentar la competitividad, ayer el BOE dio a conocer la primera instrucción que desarrolla esta normativa y que entrará en vigor el 1 de enero del próximo año. Se trata de una instrucción que afectará a los trabajadores de la Administración General del Estado, pero que también tendrá que ser imitada por las Comunidades Autónomas y los entes locales. Las novedades más importantes de esta nueva regulación es la reducción de los días de asuntos propios de los funcionarios, los denominados moscosos de seis a tres, y la disminución del tiempo para la comida: de una hora se queda en media como mínimo. Al reducirse este margen, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas cree que se facilita que la jornada finalice, los días que el empleado precise utilizar menos tiempo para la comida, media hora antes, a fin de acercarnos progresivamente a horarios europeos más racionales Igualmente, el Ejecutivo va a combatir el absentismo laboral penalizando las bajas que no estén justificadas. Así, a los empleados públicos se le re- ducirá el sueldo en un cincuenta por ciento a partir del quinto día de baja, que no sea considerada incapacidad temporal. A juicio del Ministerio, se trata de poner coto al posible uso desmedido de las ausencias sin baja médica. Desde el sindicato CSIF se reconoce que en la actualidad las bajas son una escapatoria muy grande para el empleado que quería ausentarse de su puesto de trabajo subrayó a ABC su vicepresidente, José Fernández. Otra de las medidas contempladas en esta instrucción se refiere a la organización de las vacaciones de los funcionarios. La novedad que incor- Sin acuerdo sindical Las novedades entran en vigor sin que los sindicatos las aceptasen en la Mesa de la Función Pública pora el Gobierno es que la mitad de los 22 días hábiles a los que tienen derecho, deben disfrutarlos obligatoriamente entre el 15 de junio y el 15 de septiembre. Además, cinco de estos días pueden disfrutarse de forma individual e independiente a lo largo del año, cuando hasta ahora solo podían disfrutarlo en periodos de cinco días como mínimo. A partir de ahora también pueden unir algunos días de vacaciones a los de libre disposición. La jornada laboral semanal se mantiene en 37,5 horas, como ya existía en la actualidad, pero a partir de ahora las Comunidades autónomas que todavía mantienen una jornada de 35 horas tendrán que adecuarse a esta normativa básica. El horario fijo será de nueve de la mañana a cinco de la tarde y los viernes, de nueve a dos y media. El resto, hasta completar las horas, puede trabajarse de siete y media a nueve de la mañana o de cinco a seis de la tarde. La entrada en vigor de estas nuevas normas tiene lugar después de que no haya sido posible alcanzar un pacto con los sindicatos en la Mesa General de la Función Pública, que se reunió el pasado día 26. Protesta de funcionarios ante las medidas de ajuste aplicadas por el Gobierno REUTERS Nuevas exigencias para los empleados públicos Reducir el tiempo mínimo para comer Los empleados públicos podrán interrumpir medida hora como mínimo su jornada laboral, en vez de la hora a la que estaban obligados en la actualidad. Al reducirse este margen, el Gobierno cree que se facilita que la jornada finalice, los días que el empleado precise utilizar menos tiempo para la comida, media hora antes De seis a tres días moscosos El Gobierno ha decidido que los funcionarios dispongan de menos días de libre disposición, los denominados moscosos A partir del 1 de enero, los seis con los que contaban en la actualidad se verán reducidos a tres. Estos días podrán acumularse a los días de vacaciones que los empleados públicos pueden disfrutar individualmente. Menos sueldo ante bajas sin justificar Los trabajadores públicos que no puedan justificar una baja como incapacidad temporal, a partir del quinto día verán reducido su sueldo en un cincuenta por ciento. Con esta medida, el Gobierno quiere combatir el absentismo laboral y evitar que se abuse de las bajas por enfermedad sin contar con una justificación. Vacaciones entre junio y septiembre El Ejecutivo de Rajoy va a obligar a los funcionarios a disfrutar, al menos el cincuenta por ciento de los 22 días hábiles que tienen de vacaciones al año, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre. Con ello, tratan de concentrar una parte de las vacaciones en el periodo de menor actividad de la Administración