Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 30 DE DICIEMBRE DE 2012 abc. es andalucia ANDALUCÍA 41 Prisión por asesinato para los dos detenidos por el crimen de Almería El autor confeso de la muerte pactó entregarse el día de Navidad pero no acudió; había ofrecido 50.000 euros al cómplice RAQUEL PÉREZ ALMERIA L a titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería, en funciones de guardia, decretó en la tarde de ayer el ingreso en prisión sin fianza y comunicada de los dos detenidos por el secuestro y muerte de la bebé de 16 meses en el municipio de Abrucena. Según fuentes consultadas, los dos individuos están acusados de un delito de asesinato. Tanto Jonathan Moya González, de 25 años y autor confeso del crimen ante la Guardia Civil, y su amigo Raúl R. F. también de 25 años y que fue arrestado por encubrimiento, fueron conducidos a la Ciudad de la Justicia de Almería a las 10.00 horas de ayer. En los calabozos de estas instalaciones permanecieron hasta las 13.50 horas, momento en que la juez comenzó a tomarles declaración. Tras responder a sus preguntas, la magistrada decretó su ingreso en la prisión provincial de El Acebuche sin fianza y comunicada, por lo que no disfrutarán de un régimen de aislamiento especial, a la que llegaron sobre las 16.00 horas. Aunque tras su detención Jonathan manifestó que la niña estaba con un amigo suyo que tenía intención de venderla en Sevilla, lo cierto es que conforme transcurrían las horas se hundió y acabó confesando el crimen. Además, inculpó a su amigo Raúl R. F. que fue arrestado bajo la acusación de encubrimiento. Al parecer, Jonathan fue localizado por los efectivos del Instituto Armado el día de Navidad. Estas mismas fuentes apuntaron que el joven pactó su entrega en la Revuelta de los Pinos, una paraje a las afueras de la localidad de Fiñana. Los investigadores acudieron a la cita, pero el secuestrador no lo hizo y las autoridades piensan que se trató de una medida disuasoria para cambiar de escondite sin ser visto. Sin embargo, el rastro dejado por su teléfono móvil determinó que se encontraba en la zona donde estaba el dispositivo de búsqueda. Un momento del entierro de la pequeña Mirian, ayer, en la localidad onubense de La Palma del Condado Precisamente una de las llamadas efectuadas con ese terminal, junto a la confesión de Jonathan, es lo que propició la detención de su amigo íntimo Raúl R. F. conocido en el mundo EFE JULIÁN PÉREZ de la noche almeriense por ser un habitual dentro del personal de seguridad de los locales de copas. El secuestrador le ofreció 50.000 euros por hacer un trabajo sin precisarle el cometido. No le dijo para qué iba a ser ese dinero. Mi hijo le comentó en forma de broma que si se los pagaba por adelantado que lo haría, pero no pasó de ahí la cosa reconoció el padre del segundo arrestado. Moya cuenta en su historial delictivo con 17 arrestos por robos, estafa y usurpación de identidad que le condujeron en dos ocasiones a prisión, la última vez en junio de este año. Por su parte, Raúl R. F. no tiene antecedentes. El cadáver de la pequeña fue localizado sobre las 22.00 horas del pasado jueves, gracias a lo manifestado por el secuestrador, Jonathan Moya, durante el interrogatorio al que fue sometido por los investigadores en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería. El informe preliminar de la autopsia revela que la muerte se produjo como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. Los forenses detectaron varios golpes en la cabeza de la niña. Además, precisaron que el fallecimiento se produjo entre dos y cinco días antes de la localización del cadáver, si bien serán los facultativos del Instituto de Toxicología de Sevilla, donde se han enviado restos de tejidos de la bebé, los que deberán certificar el momento exacto de la muerte. El autor confeso del crimen, al que se buscaba desde las 17.30 horas del 20 de diciembre, momento en el que la madre de la niña, Gema María Cuerda, denunció el secuestro, fue arrestado a las 16.30 horas del día 27 en el cortijo Torre de Marfil, propiedad de sus padres y ubicado en el municipio de Abrucena. A escasos 500 metros en el fondo de una balsa de riego de seis metros de profundidad se encontraba el cuerpo sin vida de la pequeña oculto en el interior de una bolsa de viaje cargada de piedras, para evitar que saliera a la superficie. Indignación en el funeral JAVIER AZCÁRATE Han arrancado de cuajo la paz de los corazones de una familia De esta forma comenzaba el párroco de La Palma del Condado, Francisco Jesús Martín, la homilía en la Misa funeral por el alma de la pequeña Miriam, un bebé de 16 meses al que la barbarie y la sinrazón le arrebataron la vida. Junto al portal del Belén instalado en el altar de la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de esta localidad del Condado de Huelva, la imagen del pequeño féretro blanco sumía a todos en una profunda desolación. La asistencia de cientos de vecinos, la corporación municipal completa del Ayuntamiento de La Palma presidida por su alcalde, el regidor de Fiñana (Almería) y la familia de la pequeña Miriam, conferían un calor que no podía ni con el frío de la mañana ni con el gran dolor y tristeza de los presentes. La Eucaristía, concelebrada por más de diez sacerdotes, daba comienzo con la lectura de una carta de condolencias del obispo de Huelva, José Vilaplana, que no pudo presidir el sepelio por encontrarse fuera de la diócesis. El párroco no evitó una condena expresa del cruel asesinato e hizo un nítido llamamiento para que todos los actos bárbaros que atentan contra la vida humana sean combatidos de forma enérgica El hombre es capaz de crear y realizar todo lo mejor en la vida, muchas cosas buenas, pero también puede cometer las realidades más atroces exhortó el sacerdote. Una realidad, la de esta familia, rota ya para siempre por la sinrazón.