Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 CÓRDOBA DOMINGO, 30 DE DICIEMBRE DE 2012 cordoba. abc. es ABC ¿TODO ES MENTIRA? Manuel Álvarez Vaciador POR PACO PALACIOS CÓRDOBA Manuel Álvarez, en su establecimiento rodeado de cuchillos VALERIO MERINO Pulso y tacto El oficio de vaciador resiste las inclemencias de la historia como una tradición que pasa de padres a hijos T rabajar como afilador y además como paragüero fue una de las modalidades que adoptó la emigración gallega que salió en busca de un mejor futuro económico. El vaciador debe poseer experiencia suficiente, buen uso del tiempo y gran interés por el detalle. ¿En qué se diferencia un buen cuchil lo de uno malo? -A simple vista todos parecen buenos pero nunca te puedes fiar. Quien los descubre al instante y sin engaño posible es la piedra de afilar. Los malos enseguida se mellan y rompen, por lo que debes tener gran cuidado con ellos. La dureza del cuchillo de acero, sin embargo, la notas cuando lo estás trabajando. El acero habla otro lenguaje. ¿Se corta usted muchas veces con los cuchillos? -Raro es el día en que no me corto y me marcho de la tienda sin sangrar. Estoy lleno de cicatrices. Más de una vez he estado a punto de amputarme un dedo. En cierta ocasión tuvieron que darme cuarenta y tres puntos por dentro y por fuera de una mano. En casa del afilador siempre hay un botiquín con esparadrapo y vendas. ¿No puede ponerse guantes de protección? -Vaciar bien requiere mucha precisión y para eso es necesario tener pulso y tacto. Hasta las tiritas molestan cuando estás en la piedra. Cualquier mínima desviación puede estro pear aquello que estés afilando y quedarte sin clientes. Pero así es mi oficio. Tratar con cuchillos y objetos cortantes acarrea riesgos. ¿Cuál es el peor? -Siempre estás respirando polvo de acero y partículas de piedra y eso, tar- de o temprano, afecta a los pulmones. Y acabas padeciendo alguna infección. ¿Por qué querría alguien ser afilador? -Le aseguro que no hay mucha gente que lo desee. De hecho no se aprende en las academias ni en Formación Profesional. Afilar el hierro y el acero es un trabajo artesanal que pasa de padres a hijos. Esta cuchillería es de 1929 y fue la primera que hubo en Córdoba. La abrió mi abuelo, que era de Orense, como todos los afiladores. Él fue quien enseñó el oficio a mi padre y mi padre me formó a mí. ¿Por qué vino su abuelo a Córdoba? -En Galicia, sobre todo en la provincia de Orense, era donde mejor se practicaba la actividad de vaciador, que así se llama mi oficio. Luego, con la emigración, se distribuyó por todo el territorio nacional. Mi abuelo empezó con un carrito por las calles. Primero llegó a Sevilla pero se enteró de que en Córdoba no había vaciadores y aquí se instaló. Fíjese que aún mantengo la tradición gallega de arreglar también los paraguas. Aunque de eso, en esta ciudad, no se puede vivir. ¿Es una actividad en peligro de extinción? -Es un oficio muy viejo que se mantiene prácticamente igual que en su origen. Aunque los materiales han evolucionado a gran ritmo las técnicas de afilado no han cambiado en nada salvo en que ahora todo va a motor. Es un trabajo duro y muy exigente porque no te permite despistes. Yo tengo un hijo pero prefiero que estudie una carrera a que sea vaciador. ¿Quiénes son sus mejores clientes? -Principalmente hoteles, restaurantes y escuelas de hostelería. Aunque también trabajamos para clínicas dentales, hospitales y peluquerías afilando las tijeras. ¿Qué recomienda usted para cuidar los cuchillos? -Que no se metan jamás en el lavavajillas porque el agua muy caliente los castiga mucho. Y que se mantengan siempre bien afilados. Puntazos ¿Foto fija? Nada más inestable que las fotografías de las reuniones del patronato de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, sujetas a cambios de elecciones y designaciones. Sin embargo, de la última cita, la que resucitó el trabajo, se echaron en falta algunos sí directamente relacionados con la cultura. Aspirantes Al nuevo gerente de la Orquesta de Córdoba hubo que pedirle una foto porque era desconocido en la ciudad. Sin embargo, no falta quien dice que había dos aspirantes, uno a priori nada ligado con la cultura musical, que sí eran bastante conocidos y próximos al mismo hierro político. En duda El próximo día 19 se presenta Izquierda Abierta en Córdoba y aún se sigue sin saber si el primer responsable provincial será el exalcalde de Córdoba, Andrés Ocaña. Todo apunta a que así será, pero con Ocaña todo es posible tal y como reconocen en su partido. La oferta es firme, sólo falta el sí. Fricciones Dicen que el fiscal jefe, José Antonio Martín- Caro, y SOS Bebés Robados no tienen una buena relación. De hecho, el colectivo tiene más de una desavenencia con el representante del Ministerio Público y no sólo porque haya archivado los casos que le ha presentado, sino porque no se muestra demasiado comunicativo.