Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 CÓRDOBA Contramiradas A efectos de remuneración, la natación es un deporte menor. Nada que ver con la galaxia fútbol y sus retribuciones astronómicas. Rafael Muñoz, uno de los grandes nadadores del momento, en su año triunfante apenas ganó 70.000 euros. En Francia, por ejemplo, por una medalla de oro en un Europeo, ya sea prueba olímpica o no, los nadadores se embolsan 15.000 euros. El doble que en España. Y aquí, además, si no es prueba olímpica el premio se rebaja a 3.500. Yo no digo que el fútbol y la fórmula 1 no sean deportes sufridos y respetables, pero hay otros que también lo son lamenta Muñoz. -No maltratado, pero sí poco valorado. Cuando no has cumplido las expectativas que alguien ha puesto en ti es como si lo hubieras defraudado. Yo no he defraudado. Te has defraudado tú mismo. Las expectativas no las he puesto yo. -Díganos su principal virtud. -Soy alegre, soy abierto, amigable, me gusta ayudar, no soy de discutir. -Díganos su principal fragilidad. -Que hablen de cosas que no son ciertas. Que mientan por el simple hecho de que alguien se quiera llevar ese minuto de gloria. ¿Qué mentira le ha hecho daño? -Cuando se habló del dopaje. Si fuera verdad, agacho la cabeza y apechu- DOMINGO, 30 DE DICIEMBRE DE 2012 cordoba. abc. es ABC Una máquina de precisión A los 16 años todo indicaba que Rafael Muñoz tenía condiciones óptimas para hacer algo grande. Ingresó en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid y entrenó con Paul Wildeboer, de quien aprendió a trabajar duro y estar concentrado. Mi cabeza un poco loca la canalizó Luego se trasladó a Barcelona y se puso a las órdenes de Joan Fortuny. Allí se acostumbró a sufrir de Me gusta la igualdad y no que me traten diferente. También se agradece que te piropeen o te vean como un icono a seguir. En el barrio me dicen que soy muy campechano. -En el deporte de élite, qué manda más: ¿el cuerpo o la cabeza? -La cabeza. La mente es quien pone los límites. Te puedes bloquear mentalmente y estar con un físico aterrador. ¿Usted qué tiene más a punto? -A veces, la mente falla. Tiene que haber coordinación entre ambos. ¿Dónde está su límite? -No lo sé. No me lo he planteado. ¿De qué se arrepiente? -En la vida habrás hecho cosas mejo- ¿Qué le empuja a la natación de élite? -Me gusta lo que hago. El agua me transmite libertad. A mí nunca me obligaron mis padres. Me decían: Si quieres dejar de nadar, hay muchas cosas que hacer en la vida ¿Le ha tentado tirar la toalla? -Después del campeonato de Roma. Pero por un calentón no puedes tirar la toalla. A veces, la toalla hay que guardarla y mirar un poco más adelante. ¿Qué le impulsó a desistir? -Se me vino un poco todo encima. El tema de la prensa. Aquí o eres todo o no eres nada. No lo entiendo. El cuerpo no es una máquina y no está siempre al cien por cien. Los periodistas pecan de no tener un punto medio. ¿Se ha sentido maltratado? go. Pero al ser mediático, el 90 por ciento de las historias son inventadas. No saben cómo llamar la atención. ¿Aspira al éxito? -Ya he conseguido una vez el éxito. Y se puede lograr cuantas veces te propongas. Si estás a gusto contigo mismo, el éxito te lo tienes que dar tú. ¿Dónde quiere llegar? -Donde me lleve el cuerpo. Siempre se sueña con una medalla olímpica. Mi intención es llegar en 2016 a Río de Janeiro. Despedirte con unos solos juegos olímpicos no está bien. -Fuera de la piscina, ¿quién es Rafael Muñoz? -Fuera del agua me gusta que me traten como uno más. Yo se lo digo a mi entrenadora: María, cuando me tengas que reñir me riñes como uno más. verdad en los entrenamientos. Superación, palizas físicas y corage de entrenar según sus propias palabras. Y finalmente, se instaló en Marsella, donde sigue aún, para perfeccionar en toda su dimensión sus posibilidades como velocista. Tanto que fue en la ciudad francesa donde logró el récord del mundo. Alta exigencia Aquí en España o eres todo o no eres nadie. Y el cuerpo no es una máquina siempre res o peores. No puedes estar viviendo un presente, pensando en un futuro y arrepintiéndote del pasado. ¿El éxito le ha cambiado? -No. Me veo igual que siempre. ¿Hay vida fuera del agua? -Me gusta la pesca submarina, estar con los amigos, leer. Acabo de terminar Esta noche dime que me quieres de Federico Moccia. ¿Qué energía le da Córdoba? -Me da tranquilidad. Te sientes más seguro aquí que en ningún otro lado. ¿Qué quiere ser cuando sea mayor? -Me gusta la fisioterapia, la electrónica, la fotografía, el coaching Eso hay focalizarlo y ver qué se puede hacer. ¿Qué le hace feliz? -Ver felices a quienes tengo alrededor.