Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 PRIMER PLANO DOMINGO, 30 DE DICIEMBRE DE 2012 abc. es ABC Algo pasa si Iberia reduce ingresos y rutas y British crece -Hay empresas que siguen anunciando miles de despidos, como Iberia. -Sí, pero tengo el convencimiento de que en Iberia se va a llegar a un acuerdo entre la dirección y los trabajadores porque las dos partes se han dado cuenta de que lo más importante que tienen es el activo Iberia. -Le vimos enfadado cuando Iberia anunció el cese de operaciones en rutas a Hispanoamérica... -Enfadado, no. Iberia tiene una posición dominante en un mercado muy importante y creciente donde quieren ir todas las compañías del mundo. Es una ventaja competitiva que tenemos que mantener, consolidar y no disminuir. Ese es un mercado con uno de nuestros mayores activos, que es el español. Tenemos que hacer lo imposible por seguir ahí. Y hay una evidencia: la decisión de la fusión con British Airways es totalmente legítima, pero si tras ella pasan los años y el número de rutas de Iberia disminuye mientras el de BA aumenta, los ingresos de Iberia disminuyen y los de BA aumentan... es que algo debe de estar pasando. ¿Cree entonces que Iberia no debe resignarse a avanzar a distinta velocidad que su socia? -Creo que no está en el ánimo de la dirección de Iberia y quiero seguir pensándolo. Pero la evidencia empírica nos informa de que desde la fusión Iberia tiene menos ingresos y menos rutas, al contrario que BA. Además, hablan de la situación económica de España, que está mal. Pero está mal para todas las empresas y, sin embargo, en el sector del automóvil están viniendo. Y en el sector del turismo estamos mejorando. Nos da la impresión de que tenemos condiciones para que, justamente, se avance. ¿Cree que habría un futuro sin British? -No entro en eso. La empresa dice que la decisión es irreversible. Pero lo que deseamos es que Iberia y British avancen proporcionalmente. ¿Podría usar el Gobierno los títulos de la nacionalizada Bankia para facilitarlo? -No. El Gobierno solo puede apelar a la buena voluntad de las partes. ba estos días que hay que seguir el modelo español, que se basa en dos cosas: reducción de costes laborales unitarios y reformas estructurales. Cuando he hablado con las empresas que han aumentado aquí su producción seleccionan estos dos factores como determinantes. ¿Ve, entonces, algo de luz al final del túnel? -No cabe duda, sobre todo en un sector como el industrial que no solo en España, sino también en Europa, ha visto reducido su peso. Hay un objetivo europeo, que es reindustrializar Europa y que en el año 2020 el peso de la industria en el conjunto de la actividad económica en Europa alcance el 20 del PIB. Ahora está en un 16,5 %o 17 salvo en casos como el alemán, que mantiene un 24 de actividad industrial y actúa como locomotora, aunque ahora se está resintiendo porque parte de su producción se vende en Europa. Y si el resto de Europa no tira... ¿En España también se va a producir esa reindustrialización? -En España la reindustrialización es objetivo fundamental, apoyada en sectores convencionales, como el del automóvil y el naval, en el que se ha producido una buenísima noticia con el nuevo sistema del tax lease Aunque ahora tenemos que esperar a ver si hay que devolver las ayudas que dieron; el sector de la industria espacial, el de las nanotecnologías, todo lo que tenga que ver con el sector de las telecomunicaciones, la industria de contenidos di- gitales, la sociedad de la información... Todo esto está incluido en la hoja de ruta de la agenda digital española. -Y para el conjunto económico, ¿qué nos espera en los próximos meses? -Creo que hay que ser muy realistas, y el realismo significa no caer en el optimismo patológico, pero tampoco en el pesimismo. Cuando uno sale por ahí y ve lo que están haciendo las empresas españolas desde el punto de vista de las exportaciones y de la inversión, cuando uno ve que la mitad de los vuelos comerciales de todo el mundo son operados por sistemas españoles, que pese a la situación del sistema financiero español, dos bancos españoles están dentro del top 50 del mundo, que somos líderes mundiales en energías renovables y en turismo... Frente a esto, datos muy negativos, como el paro juvenil, no nos pueden impedir ver que estamos exportando más que nunca. Por tanto, creo que nos espera un año de dificultades, pero menos que en 2012. -El turismo figura también en su Ministerio. ¿Cómo va el año? -Va bien desde el punto de vista de llegadas internacionales. Las últimas cifras, que corresponden al mes de noviembre, confirman la tendencia al alza tanto del gasto turístico como de las entradas de visitantes internacionales. Ahora bien, desde el punto de vista del turismo nacional, el sector lo está pasando mal. ¿Cómo acabará finalmente el año en entrada de turistas? -Según los datos de noviembre vamos a estar más cerca de los 58 millones de visitantes, casi un récord histórico.