Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 ABCdelOCIO VIERNES, 21 DE DICIEMBRE DE 2012 abc. es ABC C ine Entrevista Cómo afinar una guitarra sin cuerdas LAS SESIONES Dirección: Ben Lewin. Con: John Hawkes, Helen Hunt. S El intérprete ya rozó el Oscar por Winter s bone a la segunda puede ir la vencida ABC John Hawkes En el cine se acepta la violencia, no los desnudos El actor ha logrado una merecidísima nominación al Globo de Oro por su papel de poeta tetrapléjico en Las sesiones DAVID MARTOS i la vida es como el café, llena de posos y amargores, también es algo fácil de endulzar con el gesto de un par de terrones, que es lo que hace Ben Lewin con esta historia, amarga en su esencia, pero agradablemente apaciguada en su sabor ocre por la personalidad explosiva, inteligente y sentimental de sus dos protagonistas, un hombre atrapado en un cuerpo inerte por la polio y una mujer, su profesora sexual encargada de convertir en medio llena la botella medio vacía de su existencia... Las sesiones vendría a ser la contraportada de Intocable en el sentido de que lo que pretende su protagonista es precisamente lo contrario: convertirse en tocable La gracia de la película, que le ha hecho ganar todos los premios que otorga el público en los festivales que se ha proyectado, radica en la frescura de su pareja protagonista, John Hawkes y Helent Hunt, desinhibidos física y emocionalmente hasta lugares que le hacen sentir cómodo al espectador, pero también en la inteligencia y sensatez de su texto y de su sentimentalidad, bien urdida a dos niveles, el físico y el espiritual, con la presencia de la carga moral mediante un personaje magníficamente definido e interpretado por William H. Macy, un cura católico con el humor y la disposición de Bob Esponja. O. R. MARCHANTE uando Las sesiones se proyectó en los festivales de Sundance, Toronto y San Sebastián, el papel de John Hawkes el de un escritor postrado en cama por una enfermedad degenerativa parecía automáticamente lanzado hacia el Oscar. La Academia de Hollywood carga con la fama de inclinarse en sus premios anuales por interpretaciones como las de Dustin Hoffman en Rain man o Colin Firth en El discurso del rey historias de superación de las dificultades físicas que requieren transformaciones de la voz o la postura de los actores. Este 2012, sin embargo, la carrera hacia la estatuilla de mejor actor ha crecido hasta convertirse en una pugna muy competitiva, con Hugh Jackman y Daniel Day- Lewis jugando C seriamente sus posibilidades. Hawkes, que ya recibió una nominación por su papel en Winter s bone es muy escéptico en torno a los galardones: No quiero parecer ingrato, pero junto a todo lo positivo que conllevan hay cosas con las que no disfruto tanto. Me gusta mi privacidad y, además, para el oficio de actor, si yo me convierto en el centro de atención, no puedo observar a la gente y ver cómo es. ¡Que ese es mi trabajo! De momento, Hawkes está nominado al Globo de Oro por su papel del poeta Mark O Brien, que le obligó a modular la voz para agudizarla y a permanecer postrado en una camilla durante todo el rodaje, con una pieza de espuma del tamaño de un balón de fútbol presionando su espalda. Fue todo un reto permanecer tan quieto, tumbado en una posición increíblemente incómoda reconocía durante su charla con ABC en el pasado Festival de San Sebastián. El actor, que cita lo importante que le resulta su vida privada en varios puntos de la entrevista me gusta mi vida como está, no necesito una existencia al estilo de las estrellas de cine para ser feliz parece encantado de hablar de este proyecto para defenderlo es la primera vez que hago tanta prensa y cuenta que ha visto repetidas veces Breathing Lessons Oscar al mejor corto documental en 1997 y que retrata la vida del O Brien real. Lo hizo para poder imitarlo a la perfección, porque quería ofrecer a sus amigos una parte de él que les fuera familiar Helen Hunt. La actriz, también nominada, cuaja un gran trabajo La cinta de Ben Lewin narra cómo el poeta, rozando los 40, decide acudir a una terapia sexual porque nunca se ha acostado con una mujer. La terapeuta es Helen Hunt, que protagoniza un valiente desnudo frontal. Es curioso que en el cine americano se acepte la violencia y no la exposición del cuerpo. El nuestro es un retrato tan inusual del sexo que no se percibe como algo sucio o abusivo sino normal y real. ¡Y humano! Hawkes habla de las escenas de sexo de la película, llena de humor, con una pasmosa normalidad: Helen y yo no tuvimos tiempo de coincidir antes del rodaje, y rodamos las escenas de la terapia sexual en orden cronológico, así que los personajes se iban conociendo a medida que nosotros lo hacíamos. No se suponía que tuviera que ser perfecto, tenía que ser real Dice que le han pedido convertirse en director en un par de ocasiones que no lo ha hecho porque no ha encontrado su historia pero tiene claro cómo será: No estoy en contra de los grandes estudios, pero me gustaría que hubiera más historias para la gente que quiere experimentar cosas distintas a las grandes explosiones