Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 INTERNACIONAL VIERNES, 21 DE DICIEMBRE DE 2012 abc. es internacional ABC Mario Monti se dirige a los trabajadores de una fábrica de Fiat en la ciudad de Melfi REUTERS Monti, dispuesto a entrar en la batalla política en apoyo de los centristas Aceptará figurar como candidato a primer ministro en la coalición que formarán democristianos, moderados y el presidente de Ferrari ÁNGEL GÓMEZ FUENTES CORRESPONSAL EN ROMA M ario Monti pasa de técnico a político. La Prensa y analistas italianos dan ya por seguro que el profesor será candidato a primer ministro en las próximas elecciones, previstas para el 24 de febrero. Monti se lanza así a la arena política, como gran protagonista de la campaña, en apoyo directo de una amplia coalición de centristas. Monti, en calidad de senador vitalicio no puede fi- gurar en la lista de candidatos al Parlamento, según han precisado expertos constitucionalistas, pero sí puede dar su apoyo a la iniciativa de quienes le propongan como primer ministro. El profesor tiene ya confeccionada su lista con nombres relevantes del mundo de la empresa y de las finanzas. En estos días Monti ha mantenido contactos con los principales líderes centristas: el democristiano Pier Ferdinando Casini (Unión de Centro) el presidente de Ferrari, Luca Cordero de Montezemolo, que ha reunido laicos y liberales en su Lista Italia Futura) y el presidente de la Cámara de Diputados Gianfranco Fini (Futuro y Libertad para Italia (FLI) Además, en la alianza de Monti habrá también algunos moderados, como el exministro de Exteriores, Franco Frattini, que abandonarán el partido de Silvio Berlusconi, por sentirse incómodos con la orientación populista y antieuropea que está imprimiendo Il Cavaliere a su campaña. Monti dará a conocer definitivamente sus intenciones entre el sábado y el domingo ha declarado el ministro para la Cooperación, Andrea Riccardi, un referente para el mundo católico, lugarteniente de Monti y uno de los principales artífices en la creación del nuevo centro político italiano. El primer ministro ha tenido que esperar la aprobación ayer de los presupuestos para 2013 en el Senado. El domingo debe comparecer en la tradicional rueda de prensa de final de año. Momento en el que podría oficializar sus intenciones. Monti tiene ya claro su programa electoral, que incluye reformas capaces de marcar una época con liberalizaciones más profundas De todas formas, la campaña electoral de Monti podría decirse que comenzó ayer con su presencia en una fábrica de la FIAT en Melfi. Allí el profesor utilizó un lenguaje de batalla electoral: De Melfi parte una operación que no es para los débiles de corazón señaló en referencia a las inversiones de Fiat en la ciudad, pero en clara alusión al nuevo empeño político del primer ministro. Monti ha recordado que, para evitar que Italia caiga en el mismo precipicio que Grecia, tuvo que emplear una medicina amarga. Pero ahora subrayó, Italia puede sentirse segura. Monti deberá también orientar su posición política en el centro, que puede ser equidistante o inclinada hacia el centro- izquierda, teniendo en cuenta que el Partido Democrático de Pier Luigi Bersani le ha sostenido fielmen-