Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es sociedad SOCIEDAD 55 ese modo entre las cosas sucedidas hace tiempo. La segunda pregunta del exegeta serio debe ser: ¿Es verdad lo que se ha dicho? ¿Me afecta? Y, si me afecta, ¿de qué modo? Ante textos como los de la Biblia, cuyo último y más profundo autor, según nuestra fe, es Dios mismo, la pregunta sobre la relación del pasado con el presente es una parte insustituible de nuestra interpretación. Y eso no disminuye la seriedad de la investigación histórica sino que la aumenta. Me he esforzado por entrar en diálogo con los textos en ese sentido. Soy muy consciente de que este diálogo, justo en la confluencia entre pasado, presente y futuro, no podrá jamás llegar completamente a término, y de que toda interpretación se queda atrás respecto a la grandeza del texto bíblico. Espero que, a pesar de sus límites, este pequeño libro pueda ayudar a muchas personas en su camino hacia Jesús y con Jesús. Castel Gandolfo, 15 de agosto de 2012, Solemnidad de la Asunción de María al Cielo JOSEPH RATZINGER BENEDICTO XVI cosas, entra en el mundo. El Logos eterno se ha hecho hombre, y esto incluye los contextos de lugar y de tiempo. La fe está enlazada con esta realidad concreta, si bien después, en virtud de la Resurrección, se libera del espacio temporal y geográfico, y el preceder en Galilea (Mateo 28, 7) por parte del Señor abre un camino al panorama abierto de la humanidad entera (cfr. Mateo 28, 16 y ss. Rouco urge soluciones contra los desahucios Pide también al Gobierno que reforme la actual legislación sobre el matrimonio LAURA DANIELE MADRID EL NIÑO ENVUELTO EN PAÑALES (página 38 del manuscrito) FRAGMENTOS CUÁNDO NACIÓ JESÚS (página 36 del manuscrito) Jesús nació en una época que se puede determinar con precisión. Al comienzo de la actividad pública de Jesús, Lucas ofrece una vez más una datación detallada y precisa de aquel momento histórico: es el año decimoquinto del imperio de Tiberio César, menciona además el gobernador romano de aquel año y los tetrarcas de Galilea, Iturea y Traconítide, así como incluso el de Abilene y también los sumos sacerdotes (cfr. Lucas 3, 1 y ss. Jesús no nació y no apareció en público en el vago érase una vez de los mitos. Pertenece a un momento datable exactamente y a un escenario geográfico indicado con exactitud: lo universal y lo concreto se tocan. En él, el Logos, la Razón creadora de todas las María envolvió al niño en pañales. Sin ningún sentimentalismo, podemos imaginar con qué amor María se habrá acercado y habrá preparado el nacimiento de su Hijo. Siguiendo la teología de los Padres de la Iglesia, la tradición pictórica de los iconos ha interpretado también teológicamente el pesebre y los pañales. El niño envuelto estrechamente en pañales nos lleva, por adelantado, al momento de su muerte. Él es, desde el principio, el Inmolado, como veremos con más detalle al reflexionar sobre las palabras respecto al primogénito. En ese contexto, el pesebre se representaba como una especie de altar. Agustín ha interpretado el significado del pesebre con un pensamiento que en un primer momento parece casi inconveniente pero que, examinado con más atención contiene, en cambio, una verdad profunda. El pesebre es el lugar donde los animales encuentran su alimento. Ahora, en cambio, yace en el pesebre Aquel que se ha definido como el verdadero pan bajado del cielo, como el verdadero alimento que el hombre necesita para ser persona humana. Y como el alimento que da al hombre la vida verdadera, la vida eterna. De este modo, el pesebre nos lleva a la mesa de Dios, a la que el hombre está invitado para recibir el pan de Dios. En la pobreza del nacimiento de Jesús se delinea la gran realidad en la que se lleva a cabo de modo misterioso, la redención de los hombres. Traducción del italiano de Juan Vicente Boo El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, aprovechó ayer la inauguración de la Asamblea Plenaria número cien de los obispos para enviar un mensaje de unidad y caridad ante los problemas comunes de la Iglesia y también de España. Entre esas dificultades, la crisis económica centró gran parte de su mensaje de bienvenida. Y lo hizo recordando algunos párrafos de la nota de la Comisión Permanente, titulada Ante la crisis solidaridad que durante su votación obtuvo la abstención de algunos de los obispos catalanes que forman parte de dicho órgano. Parafraseando dicha declaración, Rouco insistió en pedir- ante la crisis global y extensiva que no parece tocar fondo -que se preserve el bien de la unidad, al mismo tiempo que el de la rica diversidad de los pueblos de España A continuación también destacó la urgencia de buscar soluciones para que los costes de la crisis no recaiga en los más débiles y para que las familias desahuciadas- -igual que se ha hecho con otras instituciones sociales- -puedan hacer frente a las deudas sin tener que verse en la calle Cardenal Rouco Varela ISABEL PERMUY Unidad de los obispos La caridad fue el otro valor que subrayó ayer el arzobispo de Madrid como antídoto contra la grave recesión. Por pequeños que parezcan, los gestos de caridad no solo ayudan a quienes lo necesitan, sino que también ayudan a revisar el propio estilo de vida y a adoptar formas de ser y de actuar más responsables con la familia, los vecinos y la comunidad política aseguró. El presidente del Episcopado había comenzado precisamente su discurso haciendo un llamamiento a la unidad también de los obispos, con motivo del inicio de la Asamblea Plenaria número cien. Cada vez es más apremiante que ejerzamos nuestro ministerio en estrecha colaboración unos con otros, estudiando juntos los problemas comunes, que a todos nos afectan, y buscando vías conjuntas de solución para ellos afirmó el cardenal antes de hacer un extenso repaso de la aportación de la Conferencia Episcopal a la Iglesia y a la sociedad desde su creación en 1966. La reciente sentencia del Tribunal Constitucional sobre el matrimonio homosexual fue otro de los ejes de su mensaje. El cardenal explicó que si bien no corresponde a los obispos pronunciarse sobre la pertinencia jurídica de los actos de los tribunales sí es su deber ayudar al discernimiento acerca de la justicia de una legislación Recordando la última nota del Comité Ejecutivo, el presidente de la CEE insistió en que la llamada ley de matrimonio homosexual es gravemente injusta porque no reconoce netamente la institución del matrimonio en su especificidad