Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 SOCIEDAD MARTES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2012 abc. es sociedad ABC Espero que este libro ayude a muchos en su camino a Jesús ABC adelanta parte del prólogo y fragmentos de La infancia de Jesús que hoy se presenta en Roma y mañana llega a las librerías su gran brillo como una estrella, en la época del episodio de los Magos. El libro confirma lo que el Papa adel cabo de cinco años de lanta en el prólogo: Me he esforzado esfuerzo sobrepuesto a por entrar en diálogo con los textos la carga del Pontificado, de Mateo y Lucas para sacar a la luz el Papa profesor cul- la relación del pasado con el presenmina hoy su gran lección te Una enseñanza muy valiosa prosobre Jesucristo, una lec- viene del ejemplo de amor humilde de ción que refleja conocimientos madu- los principales personajes: María, José, rados a lo largo de toda una vida. Con Isabel y su esposo Zacarías, los pastola presentación de La Infancia de Je- res que pasaban la noche al raso en las sús hoy en Roma, y su salida a la ca- afueras de Belén, los Magos que vielle mañana en 20 idioron y siguieron la esmas, el libro que comtrella... Los otros títulos pleta la trilogía de Jesús El autor comienza de Nazaret será un por explicar a fondo de la trilogía best seller mundial inlos textos de Mateo y mediato, igual que los Lucas pero afirma que El rostro de Jesús dos volúmenes anterio no basta con dejar el Del Bautismo en el res. En España lo publitexto en el pasado, arJordán a la Transfiguca Planeta. chivándolo de ese ración se publicó en Aunque es un texto modo entre las cosas la primavera de 2007. breve, de solo 140 págisucedidas hace tiemnas, concebido como po Por eso continúa vestíbulo de entrada La Pasión su trabajo profundia los dos tomos sobre la Desde la entrada en zando en la relación vida pública (2007) y soJerusalén hasta la del pasado con el prebre la pasión (2011) La Resurrección apareció sente hasta llegar a infancia de Jesús es un en marzo de 2011. conclusiones que sirverdadero desafío porvan para la vida de los que la información de lectores. primera mano contenida en los EvanEse es el gran objetivo que revela gelios es muy escasa. Tan solo Mateo al final del prólogo: Espero que, a pey Lucas abordan los episodios princi- sar de sus límites, este pequeño libro pales de esos primeros años de la vida pueda ayudar a muchas personas en de Jesús, y lo hacen al hilo de recuer- su camino hacia Jesús y con Jesús El dos de otras personas, principalmen- Papa se dirige, pues, tanto a lectores te María y los familiares de Jesús. que buscan a Jesús como a quienes ya No es fácil trabajar con fuentes tan caminan con él desde hace mucho exiguas, pero el Papa lo hace con el ba- tiempo. gaje de experto muy fogueado desde Una de las características de los lique, hace cincuenta años, fue uno de bros de Joseph Ratzinger es que guslos expertos que ayudaron a escribir tan tanto a jóvenes que se están acerla constitución dogmática Dei Ver- cando a la fe como a adultos que la han bum sobre la Palabra de Dios. disfrutado durante toda una vida, e inEn este libro, Joseph Ratzinger es- cluso a autores que han escrito a foncribe como teólogo y exegeta, pero tam- do sobre los mismos temas que trata bién como estudioso de la historia, y el Papa. sorprende al lector con informaciones El cardenal Gianfranco Ravasi, premuy variadas como, por ejemplo, un sidente del Pontificio Consejo de Culantiguo estudio chino sobre la conjun- tura, explicará los secretos hoy en la ción de dos planetas, percibidos por presentación del libro en Roma. JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL EN EL VATICANO Avance del libro del Papa La Infancia de Jesús Benedicto XVI indica que su pequeño libro es un vestíbulo de entrada a sus dos volúmenes anteriores PRÓLOGO Por fin puedo poner en manos del lector el pequeño libro que había prometido hace tanto tiempo sobre las narraciones de la infancia de Jesús. No se trata de un tercer volumen, sino de una especie de pequeño vestíbulo de entrada a los dos volúmenes precedentes sobre la figura y el mensaje de Jesús de Nazaret. Aquí he intentado interpretar, en diálogo con los exegetas del pasado y del presente, lo que Mateo y Lucas cuentan, al comienzo de sus respectivos Evangelios, sobre la infancia de Jesús. En mi opinión, una interpretación correcta requiere dos pasos. Por una parte, hace falta preguntarse qué es lo que los respectivos autores querían decir con sus textos en su momento histórico. Esta es la componente histórica de la exegesis. Pero no basta con dejar el texto en el pasado, archivándolo de A