Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 CÓRDOBA Juicio por el derrumbe de Palomares MARTES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2012 cordoba. abc. es ABC El jefe de obra reconoce que la zanja que causó el desplome era mayor de lo previsto Pese a ello, no tomó medidas de seguridad urgentes porque me pareció que no había ningún peligro DAVINIA DELGADO CÓRDOBA La zanja debería haber tenido cuatro metros de longitud; pero sus dimensiones fueron el triple a lo autorizado, hasta doce. Por eso, presumiblemente, el muro que provocó el fatal suceso se vino abajo. La excavación de la obra que, presuntamente, provocó el derrumbe mortal del número 4 de la calle Palomares, que acabó con la vida del matrimonio formado por Antonio Sánchez García, de 46 años, y Teresa Fernández Murillo, de 43 en febrero de 2007, fue demasiado grande, pero me pareció que no había ningún peligro Así se pronunció ayer A. G. C. socio de la constructora y encargado de supervisar los trabajos, durante la primera sesión del juicio oral por el fatal suceso, y en el que están acusados, además, el promotor, el contratista, el arquitecto, el maquinista y el arquitecto técnico. En total, la Fiscalía solicita para ellos una pena que suma 26 años y cinco meses de cárcel. A. G. C. explicó ante la sala que la tarde anterior al desplome, el 20 de febrero de 2007, fui a ver cómo iba la obra y me encontré con que uno de los bataches no se había hecho como se debiera. Quizá el encargado de la obra no hizo lo que debía hacer. Tenía unos 9 metros, cuando no tendría que haber superado los 4. La zanja se quedó abierta porque pensé en hablar al día siguiente con los técnicos para ver qué hacíamos señaló. De este modo, el que era jefe de la construcción- -que, de todos los procesados, es el que se enfrenta a la mayor pena: siete años y medio- -no adoptó ninguna medida de seguridad extraordinaria porque hasta que no se efectuase un vaciado de tierra, no se podía apuntalar; tampoco había tiempo material para ello y, además, el muro que se vino abajo estaba perfecto dijo A. G. C. En esta línea, continuó: No se me ocurrió avisar en ese momento a los técnicos. No pensé que se fuera a caer el muro Desde su punto de vista, el responsable fue el encargado de la obra (que no está imputado en la causa) No me explico por qué hizo la zanja más grande lo indicado. Me comentó que no se había dado cuenta señaló. A la mañana siguiente, recibió la llamada del mencionado capataz. Me dijo esto se cae y a los dos o tres minutos, el muro se desplomó Los seis procesados, ayer, antes del comienzo de la primera sesión del juicio Por su parte, el arquitecto, J. E. B. P. responsable del proyecto y su dirección, contradijo en parte la versión del jefe de la obra. Manifestó que la zanja podría haberse asegurado de alguna manera, porque imposible no hay nada; se podría haber sujetado la pared que quedaba al aire declaró. Señaló que desconoce quién dio la orden de seguir excavando y dijo que seguro que la lluvia que cayó esa noche (del martes 20 al miércoles 21 de febrero de 2007) aceleró el derrumbe El arquitecto dijo, igualmente, que es cierto que la obra no contaba con plan de seguridad. Al respecto, consideró que debe ser quien redacta el estudio de seguridad el que se encargue también del plan en este caso, un arquitecto técnico a instancias de la empresa promotora. Su representante, el también procesado D. E. G. apuntó al respecto que el estudio se hizo, pero desconocía que presentase deficiencias, tal y como señala el Ministerio Público, pues supuestamente su memoria descriptiva no indicaba con claridad todos los riesgos laborales que podían ser evitados y no incluía el pliego de condiciones particulares en cuanto a normas legales y reglamentarias aplicables a las especifica- RAFAEL CARMONA Espero encontrar la tranquilidad El matrimonio que falleció en el derrumbe de Palomares dejó a dos hijos: Maite y Antonio. La joven logró salir por su propio pie de entre los escombros, mientras que el niño, que contaba entonces con tan sólo 12 años, se salvó de milagro tras sufrir un traumatismo cranoencefálico severo, traumatismo torácico y abdominal. A la vista de ayer no faltó Maite, que dijo estar muy nerviosa. Quiero que se haga justicia. Llevo esperando casi seis años manifestó a los periodistas. Apuntó, igualmente, que espero encontrar la tranquilidad y se mostró convencida de que la culpa de todo la tuvo la zanja que se hizo, no se tomaron las medidas de seguridad apropiadas La joven, que no ha sido llamada a declarar, estuvo acompañada por familiares y amigos durante el juicio, algunos de los cuales no pudieron controlar las lágrimas cuando la jueza encargada del caso, la titular del Penal número 1, leyó el relato de hechos, rememorando el fatal suceso. ciones técnicas, así como las prescripciones técnicas sobre las características y utilización de todos los equipos y medios materiales existentes en la obra En este sentido, señaló que ni el Ayuntamiento ni el Colegio de Aparejadores puso reparo alguno, por eso comenzaron las obras Argumentos El promotor también manifestó en el plenario que no se designó a un coordinador de seguridad- -obligatorio cuando hay más de una empresa trabajando en la obra- -porque no sabía que la constructora había subcontratado a otras firmas Igualmente, tampoco cursó aviso previo a la autoridad laboral porque era costumbre que eso lo hiciera la constructora pese a que era obligación de la promotora. También se sentó en el banquillo de los acusados J. C. M. el contratista, que de igual modo echó balones fuera sobre el hecho de no haber avisado a la Inspección de Trabajo. Las obras ya estaban iniciadas se escudó. Argumentó, igualmente, que no se subcontrató a ninguna empresa, alquilamos una grúa defendió. Sobre el muro que se desplomó, dijo que no sabía en qué condiciones se encontraba. Poco después me dijeron que estaba en ruinas y que no tenía ninguna reparación La vista oral continuará hoy con las declaraciones del arquitecto técnico y del gruista, además de los testigos del suceso. Declaraciones La vista continuará hoy con las comparecencias del gruista, el arquitecto técnico y los testigos